"HOROKOSP" NUEVO LIBRO DE POESÍA

Futbolistas indonesios y zombis paraguayos

El poeta peruano josé carlos yrigoyen acaba de ser editado en méxico.  Su cuarto libro forma parte de la colección de joven poesía latinoamericana de la editorial El billar de Lucrecia

Por Francisco Melgar W.

El Billar de Lucrecia, editorial mexicana dedicada a publicar a los poetas latinoamericanos más representativos de los últimos años, acaba de lanzar "Horoskop", cuarto libro del peruano José Carlos Yrigoyen, que en esta entrevista revela algunos de los secretos de su poesía.

En "Horoskop" hay personajes inusuales para un libro de poesía, como el futbolista indonesio o el sujeto que parece el zombi de una película paraguaya. ¿Cuál es el hilo conductor que los une?
Para empezar, me gustaría decir que "Horoskop" es un libro sobre el fracaso. En estos poemas intento hablar de personas, muchas veces escondidas bajo otros nombres, a las que conocí durante la década del 90, una época en la que, para mí, reinó la indiferencia.

¿Cómo se insertan el futbolista indonesio Bambang Pamungkas y la mujer sin brazos Bonnie Consolo en estos poemas sobre el fracaso?
Bambang Pamungkas es el delantero de una selección de fútbol que nunca gana, que no tiene esperanzas de llegar más allá; Bonnie Consolo es una mujer que no tiene brazos pero que sigue viviendo utilizando sus pies. Yo creo que a Consolo le toca simbolizar la persistencia, la lealtad a lo imposible. Es un ejemplo burdo, pero dentro de esa cuestión ordinaria de programa televisivo de rarezas hay una cuestión vital que poca gente posee. Y entre el tono apesadumbrado de Pamungkas y la persistencia de esta mujer se conectan las dos caras del mismo tema.

¿Dónde queda la rubia y vanidosa Horoskop?
Horoskop es un personaje que simboliza ciertas taras de la generación del 90, desligada de todo lo que la rodea. Horoskop es indiferente y yo creo que la gente indiferente no tiene esperanza.

En el libro hay imágenes que parecen inspiradas en películas de zombis en lugar de, digamos, poemas del Siglo de Oro español. ¿A qué se debe esto?
A mí siempre me ha gustado lo marginal y creo que existe una cultura marginal que, dentro de sus pocas pretensiones, ha conseguido edificar íconos y símbolos que actualmente todos podemos reconocer. Muchas películas de serie B tienen eso, por esta razón creo que las imágenes inspiradas en ellas pueden usarse en la poesía sin ningún problema.