Lecturas

Del amor y la violencia

Una historia turbulenta en Ocopa
EL DESPERTAR DE LAS SOMBRAS

Bertha Martínez Castilla
Biblioteca de Narrativa Peruana Contemporánea,
Editorial San Marcos
Lima, 2007

Por Enrique Sánchez Hernani

Bertha Martínez Castilla, narradora que el año 2003 publicó su ópera prima, la novela Más allá de la ventana, con evocaciones de su infancia pasada en el pueblo de Santa Rosa de Ocopa, en el valle de Jauja, regresa al medio editorial con una segunda obra, El despertar de las sombras. Su primera obra recibió entusiastas reseñas críticas, entre ellas las de Ismael Pinto, Rosella di Paolo y Giovanna Pollarolo. Allí se alababa su fino lirismo y la lograda nostalgia de su trama, la cual se desarrollaba alrededor del hogar infantil de la novelista.

El despertar de las sombras, ha hecho decir a César Ferreira, destacado estudioso de la literatura hispanoamericana afincado en universidades de los Estados Unidos, que es "otra muestra del magnífico talento narrativo de Betty Martínez. (.) Para empezar, podríamos decir que El despertar de las sombras es una magnífica novela de costumbres sobre la vida en Santa Rosa de Ocopa y, por extensión, sobre la vida en algunos pueblos del Valle del Mantaro, donde destaca la convivencia natural de capas mestizas de arraigadas costumbres de origen hispánico con campesinos del lugar (.) y no obstante su marcado realismo, el libro también guarda un logrado hálito de misterio, sorpresa y magia".

El despertar de las sombras transcurre en Ocopa, durante la década de los turbulentos años 60. La trama desenvuelve una inusitada historia de amor entre dos personajes: el padre Iluminato, monje franciscano de origen español que vive en el convento de Ocopa, y una muchacha que lleva el nombre de María de los Ángeles, pero a quien se conoce como «La Ángel». Semejante amorío no dejará indiferente al lector, que creerá reconocer sus referentes en nuestra historia real.

Junto a la singular historia de amor, se narran los episodios del inicio de las guerrillas castristas en el Perú, la de principios de los años 60, a cargo del ELN guevarista, cuyo protagonista más destacado fue el poeta Javier Heraud. El poeta, en el libro, realiza una imaginaria visita a Ocopa.

La novela enfrenta un fragoroso contrapunto entre la pasión del poco casto padre Iluminato y la de su ángel carnal --la que sin embargo es evocada en un tono lírico--, y la preparación de la rebelión guerrillera en el mismo pueblo. En un momento de la trama, sorpresivamente desaparece el padre Iluminato y aparecen los primeros focos guerrilleros. Tales hechos, a partir de entonces, son narrados según las explicaciones que le da la imaginería popular.La novela desemboca entonces en su mejor momento y la resolución la deberá buscar el lector.

De esta novela de Bertha Martínez ha señalado Edgardo Rivera Martínez en el prólogo: "En el trasfondo se hala presente en todo momento el bucólico pueblo de Ocopa, en el valle de Jauja, por el cual comienzan a aparecer y transitar misteriosas sombras que suscitan inquietud y temor en los habitantes, y aún más en la Vigilia de los Santos Difuntos que se celebra todos los años. Todo ello en un doble y logrado clima que añade suspenso y misterio a la novela". Palabras auspiciosas y que incitarán a la lectura de la obra comentada.