Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google

El jedi incomprendido

Por Enrique Planas

Antes de que los lectores limeños se hayan dado el trabajo de Leer "La cuarta espada", el libro-reportaje de Santiago Roncagliolo, ya los blogs encendían sus hogueras y no pocos críticos adelantaban juicios citando frases fuera de contexto. Dos de ellas, creo, se han convertido en una especie de lugar común para todos los que se animaron a subirse al carro de la desaprobación contra el celebradísimo ganador del Premio Alfaguara por "Abril Rojo" y hoy considerado como "frívolo" y "superficial" por el libro editado por Debate. La primera tiene que ver con el hecho de comparar la fe de un militante senderista con la fidelidad de Luke Skywalker con la "Fuerza", esa religiosidad ambigua ideada por George Lucas. La otra, La otra, por una confesión de parte que hace Roncagliolo en las primeras páginas del libro, donde señala que si le ofreció a Abimael Guzmán como tema de un reportaje al editor del Diario El País fue especialmente por dinero. Con ello, todos los celosos guardianes de la dignidad periodística han dejado oír sus gritos pidiendo quemar al hereje.

Y sin embargo, después de leer este asedio de Roncagliolo a la figura del líder de las huestes senderistas, han sido estas dos criticadas líneas las que me convencen de las virtudes de un libro que, eso sí, no se debe a un público de especialistas. La primera, la presencia pop de la adolescente Star Wars tiene más que ver con una descalificación del marxismo-leninismo como ideología, una última burla para un modelo tan ficticio como una ópera espacial. Un Jedi no frivoliza el tema de la violencia política, sino que revela la posición del autor frente a una creencia llevada al límite por el fundamentalismo de Guzmán, y fácilmente absorbida por sus espongiarias huestes en busca de una iluminación y una utopía. Y es en este tema donde Roncagliolo muestra su voz más alarmada, sobretodo cuando alerta: "En el Perú, los gobernantes nunca han entendido el poder de la educación. Como es abstracta, invisible, siempre la han despreciado. Pero algún día, alguien tendrá que explicar por qué el grupo más sanguinario de nuestra historia estuvo dirigido por maestros".

En segundo lugar, el dinero. Si bien la frase resulta provocadora, sirve como punto de partida para un viaje iniciático que va transformando profundamente al Roncagliolo-narrador de este reportaje que puede leerse como novela. En ello el autor es honesto desde el principio: admite la dificultad para acceder a las fuentes, lamenta la imposibilidad de entrevistar a Abimael, se sorprende con nosotros por la forma en que Elena Iparraguirre, la segunda mujer de Guzmán, evade responder cómo murió Augusta La Torre, la primera esposa de su maestro y guía. Comparte sus frustraciones y sus angustias ante la cercanía del dead line marcado por su editor. Pero eso no es todo: el autor va desnudándose en el proceso de contar lo conseguido en su investigación y los recuerdos de infancia asociados y en el camino va soltando todas sus máscaras: la del periodista cínico, la de hijo de aplicados izquierdistas, la de peruano clasemediero que vivió la violencia solo a través de las fotos impactantes, la televisión y los titulares de la prensa. En cierto modo, Roncagliolo también enjuicia el rol de su propia generación, y alerta sobre la posibilidad, siempre acechante, de olvidar la historia. Si se le critica al escritor convertirse en protagonista del libro, si se le niega escribir la crónica íntima de un joven escritor de éxito que vuelve al país para cumplir una comisión periodística y, con ello, recordar la pesadilla, entonces estamos repitiendo el pensamiento dogmático que el mismo libro critica. A pesar de que hay varios libros periodísticos con información tanto más extensa como rigurosa, "La cuarta espada" vale la pena por la polémica que despierta y porque por primera vez, la generación que vivió el terrorismo en su infancia demuestra que tiene algo que decir.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google