Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google

Un chino en bicicleta

Un tema que atraviesa toda tu novela es la visión del otro, un tema crucial en estos tiempos.
-Algo crucial en todas las épocas, en realidad, pero claro, hoy parece estar de moda una vez más. Obviamente, en esta novela, los chinos y en especial el personaje, Li, son el otro. Pero esta historia no la concebí pensando en que iba a escribir una novela sobre la otredad; sin embargo, el tema está allí y lo que me interesaba era jugar con una historia que llegara al absurdo, que fuera extrema, un poco probando límites.

En tu novela late otro Buenos Aires. En principio eliges una zona de la ciudad, el Barrio Chino, bastante distante de la imagen de Buenos Aires como centro cosmopolita.
-Creo que eso se ajusta a la intención de lograr un texto que apueste por el absurdo. Ahora, no se trata del delirio por el delirio mismo, el absurdo tiene sus reglas y hay que respetarlas. Si no me pongo límites, me pierdo. Y ese Buenos Aires retratado en la novela resulta, en efecto, algo soterrado.

¿Ramiro y Li, los personajes de tu novela, fueron pensados como metáforas del fracaso y la desesperación, dos sentimientos que recorren la narración?
-Yo necesitaba para esta historia alguien que estuviera perdido en la vida. Ese, sin duda, es Ramiro. Y otro que huye, que es perseguido y acosado, ese es Li. Pero no lo planifiqué. Fue como decir "vamos al Barrio Chino a ver qué pasa", comenzar improvisadamente y luego encontrar un orden.

¿En qué proyecto estás trabajando ahora?
-Una novela que transcurre durante la peregrinación a Luján, en Buenos Aires, una de las celebraciones religiosas más importantes de la Argentina.

¿Qué escritores contemporáneos te interesan?
-No leo muchos textos contemporáneos, no soy lector de novedades. Tampoco compro libros nuevos, sino usados.

Admiras a Camilo José Cela.
-Y eso que fue un mal tipo, un cerdo. Pero hay libros suyos que me han encantado, como el último, Madera de bosque. Me cuesta explicar por qué me gusta tanto, pero es autor de algunos textos geniales. Creo que escribió sus mejores libros después del Nobel.

¿Tienes una familia literaria argentina?
-En realidad está formada por todos los autores argentinos que he leído, eso incluye a los que me gustaron y los que no. Al comienzo traté de imitar a Borges, pero fracasé rotundamente.

¿Por qué es tan tentador imitar a Borges?
-Porque es perfecto. (ARD)

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google