Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google

MUCHO OJO

Famas y 'freaks'

Por Fernando Vivas

Juan Manuel Robles ha hecho en "Lima freak. Vidas insólitas en una ciudad perturbada" un buen aporte a un género, más cerca del ensayo que del cuento, que practicamos todos, narradores, periodistas y simples curiosos: la pequeña biografía o perfil del prójimo empinado sobre el horizonte local, aguzando nuestra mirada hasta pescar qué es lo que lo hace excepcional, o sea, monstruoso, o sea un 'freak'.

Como periodista, privilegió la observación y en los mejores casos esta se ha impuesto a la mera construcción literaria del personaje. El método ha sido tan o más importante que el estilo y al final del libro Juan Manuel entrega una suerte de guía que puede ser útil para que otros se lancen a la caza de sus propios 'freaks'.

Desde este muchoojo, aliento la cacería porque, mientras nos llenamos de montañas de poesía y narrativa intrascendente, escasean los ensayos biográficos que nos ayuden a comprender nuestra fauna de pantalla y, de esa forma, a nosotros mismos.

Hay un riquísimo campo por explorar entre el ampay invasivo y el ninguneo. Esos extremos son los que van a parar a ese relleno sanitario de telebasura que Magaly llama Chollywood. Pero con Juan Manuel estamos en un terreno fértil donde para cosechar; eso sí, hay que ser muy paciente y metódico para oír fanfarronear a Genaro, Polo y Cromwell Gálvez, seguirles la corriente a Laura Bozzo y a Sofía Mulanovich, someterse a las manías castradoras de Frieda Holler o a la arrogancia de Rafael Osterling.

Eso sí, una advertencia para criticones. El autor no le hace ascos ni se rinde ante nadie, nos presenta a los personajes, hasta donde el respeto a la privacidad lo permite, para que nosotros terminemos de conocerlos y, eventualmente, juzgarlos.

Me decepcionó el capítulo de Laura, ajeno a su expediente judicial (más rico que cualquier perfil) y no creo que la enumeración de sus escándalos haga de Leslie Stewart un 'freak' digno de mayor interés. Pero vi crecer al taimado Cromwell como un Godzilla, y respecto de Frieda Holler, a quien nunca tomé en serio, tras verla retorciéndose por dentro para no levantar el meñique, admito que es un 'freak' estupendo.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google