Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
HOMENAJE A CARLOS FUENTES

El cuerpo completo

Con ocasión de los 50 años de la publicación de La región más transparente, el libro más emblemático del escritor mexicano, la editorial Alfaguara ha decidido publicar sus obras completas. Ya aparecieron los primeros tres volúmenes, con algunas sorpresas.

Por Enrique Sánchez Hernani

Con motivo del festejo de los 50 años de la primera publicación de La región más transparente, la emblemática obra del mexicano Carlos Fuentes, la editorial Alfaguara ha decidido realizar el mejor de los homenajes que un escritor puede esperar: publicar su obra completa.

Los festejos dedicados a este fin ya empezaron y una muestra de ello son la aparición de los tres primeros volúmenes de los 34 que constará esta ambiciosa tarea, labor que los editores piensan cumplir íntegramente hacia el año 2009.

Es así que al Perú ya llegaron Cuentos naturales, Cuentos sobrenaturales y La frontera de cristal. Lo más inmediato que se puede decir es que la característica visual de la edición tiende a mostrar una imagen más moderna y se ha realizado en letra de buen puntaje, es decir apta para el público que no está familiarizado con el capital autor mexicano.

A diferencia de la obra completa que se publica en otra editorial mexicana, ésta no tiene las sentenciosas introducciones de aquella. Es decir, se ha aligerado del todo, para poder ampliar su público. En tal labor participa el propio Fuentes y a él se le consultan los cambios que sean necesarios realizar y el cotejo con las ediciones príncipe.

Suponemos entonces que la nueva agrupación de parte de sus cuentos, en naturales y sobrenaturales, es una idea que parte o le place al propio Fuentes. En una de las pocas entrevistas que suele dar el huraño escritor, esta vez a un diario argentino en noviembre pasado, ha dado su justificación al respecto: "Muchos de mis cuentos aparecieron en ediciones muy limitadas en México, en una colección que dirigía Juan José Arreola, que se llamaba Los Presentes, y no habían aparecido otra vez. Tenía cuentos que no había publicado, no es que haya juntado cosas muy viejas".

Los cuentos coleccionados en los dos primeros volúmenes tiene una función tácita: separar los de vena fantástica de los que están más investidos por la dura y terca realidad.

Así Cuentos sobrenaturales incluye cuentos originalmente publicados en Los días enmascarados y Cantar de ciegos. Estos son: Tlactocatzine del jardín de Flandes, Por la boca de los dioses, Letanía de la orquídea y La muñeca reina. Incluye también el célebre Aura, así como los relatos inéditos El robot sacramentado, Un fantasma tropical y Pantera en jazz.

Por su parte, Cuentos naturales incluye cuentos publicados, igualmente, en otros libros. Los relatos elegidos para este volumen son: Vieja moralidad, Las dos Elenas, Un alma pura, Malintzin de las maquilas, La sierva del padre y La línea de la vida.

Los Cuentos sobrenaturales acercan al lector a los mitos y relatos fantásticos de la cultura mexicana, a través de Chac Mool o de una pantera que acecha desde una pieza de jazz. La crítica mexicana se ha inclinado por elogiar los tres cuentos inéditos que hay en este libro, no porque hayan opacado obras trascendentales en la escritura de Fuentes, como Aura, sino porque son relatos que sorprenden por su lucidez extrema. Pantera en jazz, el más elogiado, narra la historia de una mujer que metafóricamente se transforma en pantera, donde el autor realiza un guiño a algunas piezas cinematográficas que patentizan su gusto por el séptimo arte, y que es todo un acertijo para el lector, que deberá hallar tales referentes.

El robot sacramentado, de otra parte, descubre a un Fuentes inusual, pues aquí habla de Dios, al que pone como un personajes investido de características inusuales para la idea occidental de la divinidad, casi herejes, pues es un Dios con errores, olvidos y distracciones, lo que lo convierten en un ente humanizado. Este cuento reta los dogmas y hasta llega a poner en cuestión la teología tradicional, que finalmente no es una actitud provocativa sino un rasgo de humor, rasgo también infrecuente, aunque menos, del autor.

Y hablando de esta característica está La frontera de cristal, una novela contada a través de nueve cuentos, donde Fuentes inspecciona profundamente la separación geográfica y espiritual habida entre los Estados Unidos y México, donde aparecen las pústulas de la discriminación, el racismo, la violencia, la sexualidad, la fascinación mutua en tanto culturas adversas, y sobre todo eso, una flor en el desierto al lado del Río Grande, la tenacidad y vigor de la cultura mexicana. Pero La frontera de cristal realiza todo este ensayo cuentístico desde todos los ángulos posibles, uno de los cuales es la comicidad, que en algunos tramos llevará al lector a la carcajada franca.

Aquí aparece el Fuentes mordaz, contrapesado con los agudos problemas de la inmigración y los abusos que se cometen al otro lado del Río Grande, donde los mexicanos que lo cruzan creen hallar el cielo que no alcanzan en su tierra, problemática actualizada hoy en día por la cada vez más dura política estadounidense al respecto. Como vemos, estos tres volúmenes nos traen a uno de los Fuentes esenciales. Los demás lados de este poliedro diamantino irán apareciendo en los próximos meses. Todo un festín del cual no podemos excluirnos. A hincarle el diente entonces.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook