Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
EL CIBERESPACIO NO ES UN LUGAR SIN REGLAS

Las leyes del mundo real también sirven en Internet

El contenido de la red no es de libre disposición y todo tiene un creador. La violación de estas normas puede justificar una denuncia

Por Bruno Ortiz Bisso

Si usted pensaba que Internet era un mundo sin reglas, se equivocó. Las mismas leyes que nos rigen en el mundo real, las que protegen nuestra honra, nuestra propiedad intelectual y demás, son aplicables también en el ciberespacio. Así lo sostienen diversos especialistas legales, quienes coinciden en la importancia de que la ciudadanía conozca estas reglas del juego y sea capaz de reclamar por sus derechos.

"Todo el que entra en contacto con Internet tiene la percepción de que es un sitio sin reglas. El tema es que hay que tener autorizaciones para usar textos, imágenes, canciones, videos. Esas cosas se desconocen", explica Erick Iriarte, abogado especialista en nuevas tecnologías.

Iriarte explica que debido a que Internet fue creada de acuerdo a nuestra realidad, las leyes comunes también se deben aplicar en ese campo. "Pese a ello, el Perú es uno de los países donde Internet está más regulada: hay leyes sobre 'spam', contra la pornografía en la red, contra los delitos informáticos, para el control de contenidos en las cabinas, para la contratación por medios electrónicos, hay firma digital. Toda esa legislación es la base de muchas cosas que se usan ahora. Sin embargo, yo creo que más que leyes especiales se necesita reglamentación complementaria", explica.

EL SILENCIO NO OTORGA
Desde que el uso de los blogs se popularizó, se ha puesto en evidencia la falta de conocimiento de esta realidad legal y se vulneran, con mucha frecuencia, los derechos de autor y a la propiedad intelectual.

"Una de las prácticas comunes de los bloggers es nutrirse de información publicada por otros para citarla, referirla o hacer comentarios. Se usan textos, imágenes y otros contenidos sin pedir autorización, y no debe ser así", señala Iriarte.

El especialista detalla que cualquier contenido producido originalmente (incluso hasta los comentarios) está regido por los derechos de autor y está protegido, y que su creador está en todo su derecho para autorizar su libre uso o negarse a él. Por ello, recomienda que todo blog cuente con un espacio en el que se detallen las reglas de juego.

"Eso ayuda a la gente a saber cómo puede usar la información que consigue en tu espacio. Dedicar un espacio de la publicación, por más simple que sea, tiene valor porque se trata de una expresión unilateral del creador del contenido", refiere.

Sin embargo, el abogado explica que incluso la ausencia de una declaración de términos y condiciones no autoriza al uso indiscriminado del contenido. "Si no la hay, no se tiene que presumir que no las necesita y que el contenido es libre. En este caso, el silencio no otorga porque nuestra ley de derecho de autor dice que, aunque no se señale expresamente, todos los derechos de una obra original son reservados. Pero es preferible que, para evitar problemas, se diga explícitamente", agrega.

SE PUEDE DENUNCIAR
Y justamente por el desconocimiento de la aplicación de la ley es que muchas veces se cometen atropellos. De esta manera, según explica Ruddy Medina, abogado especialista en temas de propiedad intelectual, un medio de comunicación tiene todo el derecho de reclamar si usan sin permiso su contenido, y un blog puede hacer lo mismo si le copian sus contenidos .

"Si el autor de un blog detecta que, por ejemplo, un periódico está usando material creado por él sin su autorización, podría denunciar al medio sin hacer la cita de la autoría", explica.

Sin embargo, Medina señala que el problema no podría pasar a mayores si es que el medio de comunicación, de manera oportuna, publica una rectificación para enmendar su error.

Como recomendación, el abogado propone que cuando se presenten este tipo de casos la mejor y más rápida vía es enviar una carta al editor del medio de comunicación y pedir la rectificatoria. Si eso no sucede, se puede iniciar un proceso. Tal y como sucede en el mundo real.

La línea entre lo personal y lo laboral
Es probable que muchas empresas aún tengan políticas muy restrictivas con respecto a que sus empleados cuenten con blogs personales ante la posibilidad de que se pueda filtrar información considerada importante.

Para el abogado Ruddy Medina es una situación que, si bien no está legislada, se puede solucionar siendo explícitos a nivel contractual. "Por ejemplo, un periódico podría colocar en sus contratos que toda la producción profesional es propiedad de la empresa y que no podrá ser usada con fines personales", explica.

Asimismo, recuerda que no es recomendable usar la jornada laboral para dedicarse a actividades personales, como la actualización de un blog, porque traería otros problemas.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook