Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

EN BUSCA DE LOS ORÍGENES DE LA VIDA

A punto de concluirse el laboratorio de física de partículas más grande del mundo

Diez mil científicos de 500 institutos del mundo trabajaron en el megalaboratorio

GINEBRA [EL COMERCIO / AGENCIAS]. A 100 metros bajo tierra, el Gran Colisionador de Hadrones, el mayor instrumento científico jamás construido, emerge como una catedral de cables y acero dispuesta a arrancar los secretos de la creación del universo a partir de este verano boreal, desde un lugar de la campiña suiza.

"Es una sensación fantástica, como esperar un bebe que va a nacer, salvo que ha tardado 19 años en vez de nueve meses", comenta entusiasmado Daniel Denegri, responsable de CMS (detector de partículas).

El CMS es uno de los cuatro experimentos de física de las partículas preparados por el Centro Europeo de Investigación Nuclear (CERN) dentro del proyecto Gran Colisionador de Hadrones (LHC, por sus siglas en inglés).

Se espera que el LHC llegue a ser el laboratorio de física de partículas más grande del mundo. Ha sido financiado y construido en colaboración con más de 10.000 investigadores de 500 institutos del mundo entero y ha sido valorizado en 3.900 millones de euros.

BIG BANG
En una fecha aún por determinar, entre julio y agosto, dos haces de protones se cruzarán a una velocidad próxima a la de la luz en el interior de un túnel de 27 kilómetros de circunferencia instalado bajo la frontera franco-suiza.

En cuatro puntos, estos haces chocarán entre sí en enormes colisionadores, cuya misión consiste en analizar cada segundo las partículas resultantes de la colisión de dos mil millones de protones en condiciones semejantes a las registradas justo después del big bang (gran explosión).

Por el momento, los técnicos se afanan en poner a punto los colisionadores; el mayor de los cuales, Atlas, mide 25 metros de diámetro por 46 metros de largo.

En el interior del túnel, otros técnicos circulan en bicicleta por un interminable tubo de helio líquido. Este gas permitirá enfriar los imanes supraconductores hasta una temperatura de -271 grados para orientar los haces, el uno hacia el otro. Dentro de los colisionadores, la temperatura superará a la del Sol.

Las colisiones podrían crear 'materia negra' y 'energía negra', que componen el 96% del universo.

Esta perspectiva suscita inquietud entre aquellos que temen ver desaparecer el planeta en una especie de gran agujero negro.

"Recibimos muchas llamadas de personas preocupadas", asegura Sophie Tesauri, de la oficina de prensa del CERN. "Pero no hay nada que temer: la cantidad de materia negra será ínfima", agrega.

¿SANTO GRIAL?
Igual de espectacular es la sala informática del CERN y sus 3.000 computadoras que deberán seleccionar los mil millones de bits de informaciones enviadas cada segundo por los colisionadores.

El CERN está conectado con unos cien centros de investigación del mundo que participan en el análisis de los datos.

Dos de los colisionadores, el CMS y Atlas, compiten entre sí por detectar el santo grial de la física: el bosón de Higgs, una partícula descubierta por deducción en 1964 cuya existencia no se ha demostrado. Los primeros que lo consigan bien podrían llevarse el Premio Nobel.

QUÉ SE VIENE
Pruebas a la velocidad de la luz
1 El Gran Colisionador de Hadrones propulsará protones de hidrógeno al 99,9999% de la velocidad de la luz.

2 Los cuatro colisionadores distribuidos a lo largo del túnel son gigantescos. El mayor, bautizado como Atlas, pesa 7.000 toneladas, casi tanto como la Torre Eiffel, y tiene 3.000 kilómetros de cables. Para perforar la cavidad en la que se encuentra, hubo que extraer casi 300.000 toneladas de roca y luego verter 50.000 toneladas de hormigón.

DEL CONSULTOR
Buscando la partícula divina*
Albert Einstein lanzó la hipótesis de que la energía se podía convertir en masa, o que la masa podía convertirse en energía, y estableció la relación "energía es igual a la masa multiplicada por la velocidad de la luz al cuadrado".

Una forma de energía es la cinética, la que tienen los cuerpos en movimiento. Si se quiere producir partículas con valores elevados de masa, hay que hacer chocar frontalmente dos partículas con valores elevados de energía cinética. Desde que en los aceleradores se empezó a experimentar con colisiones entre partículas, se produjeron otras partículas desconocidas y de mayor masa.

Para interpretar ese aparentemente caótico mundo de nuevas partículas, se plantearon diversos modelos, en que el 'modelo estándar' es el más exitoso, porque daba cuenta de las partículas observadas y sus propiedades. Usando este modelo en 1964, el físico Peter Higgs predijo la existencia de una partícula supermasiva, que fue llamada bosón de Higgs. La masa predicha para este bosón es tan grande que todavía no se había construido un acelerador capaz de concentrar una energía equivalente a su masa en una colisión de partículas.

Ante ello, el CERN decidió construir el Gran Colisionador de Hadrones, para hacer colisionar protones a velocidades cercanas a la luz, lo que permitiría concentrar energías del orden de magnitud de la masa esperada para el bosón de Higgs, también llamada la 'god particle' o partícula divina, porque explicaría el origen de la masa de las partículas.,
* MODESTO MONTOYA. Científico

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook