Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

GRABADO. Sala Luis Miró Quesada Garland

La serigrafía como trabajo colectivo

COMO PARTE DE LA II BIENAL DEL GRABADO DEL ICPNA, FERNANDO BEDOYA PRESENTA "CLASE VE. OBRA ABIERTA", EXPERIENCIAS COLECTIVAS QUE DENUNCIAN LA REPRESIÓN Y LA DISCRIMINACIÓN

Por Marianne Blanco Dejardin

Fernando Bedoya es un peruano que reside en Argentina desde hace muchos años y que desde sus inicios hace arte conceptual. "Clase ve. Obra abierta", la muestra que presenta, tiene un título que juega con el doble sentido y que refleja las preocupaciones de este artista que ha basado su trabajo en la denuncia de la represión en todas sus formas a través de grabados realizados en talleres grupales y que son fruto de una experiencia magnífica que tuvo en Tarma haciendo alfombras de flores con los lugareños y que lo marcaron para siempre.

"Presento fragmentos de tres muestras conectadas entre sí en el tiempo. Actualmente dirijo el taller de arte y sensibilización Estampa en prisiones en Buenos Aires. También traje la antesala de este proyecto que fue un trabajo con las madres de la Plaza de Mayo que hice en la década del 80 y que fue la continuación de los trabajos que hice acá en el Perú en los 70 con el grupo Paren-Tesis, que es mi relación con la desnaturalización del arte y con mis ideas más conceptuales del arte. En realidad son las prácticas conceptuales que se alejaron de los objetos y de la pintura tradicional, porque lo que se intentaba era una relación mucho más directa con las ideas que había alrededor del arte. La otra parte es un homenaje a Ricardo Carreira, que es un artista conceptual argentino muy reprimido y censurado", explica Bedoya.

La muestra combina tres espacios de represión: el taller Estampa que se hace en las cárceles, la lucha de los derechos humanos, en que se establece una lucha contra la represión de la dictadura y por la libertad de expresión y el homenaje a Carreira, que expresa lo mismo pero con términos y palabras como el "Rap del diccionario", una serie de serigrafías en las que aparecen todas las palabras de cinco letras que tienen que ver con la discriminación: pobre, burro, torpe, tonto... o como la serie protagonizada por pancartas políticas dobladas. "Son las portadoras de las palabras de los partidos políticos: el tema de esta serie tiene que ver con cómo las palabras nos doblan. Las palabras son muy poderosas y tienen que ver con el fascismo de la cotidianidad, que está más metido en el lenguaje que en las ideologías. Lo que me interesaba era desmontar eso, pues en el lenguaje encontramos como 50 adjetivos calificativos que usamos como flores, y en realidad son muy destructivos. Mi trabajo está ligado a la denuncia desde mis inicios", añade Bedoya, quien sufrió los estragos de la dictadura a su llegada a Argentina.

Cuando regresó al Perú a finales de los 70 expuso su primera muestra en la galería Fórum y se propuso hacer una obra paralela: publicó avisos en El Comercio, en los que decía: "Se buscan mecenas" para generar una respuesta de los artistas locales. "Los avisos motorizaron el grupo Paren-Tesis, que a su vez se transformó en el colectivo Huayco. Llegó Pancho Mariotti, que se presentó como una persona que nos podía enseñar algo, y fue fantástico porque nos enseñó a todos la serigrafía que fue para mí mi mecenas. Estoy profundamente agradecido con Pancho", comenta Bedoya.

"El grabado es un trabajo colectivo, y eso permite discutir la obra en vivo y es una técnica barata. Una mesa de serigrafía puede producir una comunicación masiva y social. El hecho de poner en funcionamiento herramientas para expresarnos colectivamente te permite avanzar y comunicarte de una manera distinta. Lo que me interesa es la relación con las personas para visibilizar mejor las cosas subjetivas que así se vuelven más orgánicas", explica Bedoya, quien hará talleres abiertos con grabadores peruanos y el público interesado, y las obras colectivas se expondrán en la Sala Miró Quesada Garland; "eso sí si son buenas, sino dejo las mías", concluyó.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook