Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Especial EL CALENTAMIENTO GLOBAL

Entre los temores del huaico y sequía

Con la asistencia de un premio Nobel en Economía, el doctor Thomas C. Schelling, el 6 de mayo se llevará a cabo en Lima una conferencia sobre el cambio climático

Por Tomás Unger

El calentamiento global y sus consecuencias han adquirido prominencia en las noticias durante los últimos años, pero para quienes estudian el tema no son novedad. Entre ellos está el economista, ganador del Premio Nobel, doctor Thomas C. Schelling, quien fue encargado por el presidente Jimmy Carter en 1980 de presidir una comisión para estudiar el calentamiento global. Han pasado 28 años, durante los cuales tanto Schelling como el calentamiento global han adquirido creciente importancia.

En 1960 Schelling escribió "La estrategia del conflicto", considerado uno de los 100 libros más influyentes escritos en la segunda mitad del siglo pasado. En el 2005 Schelling recibió el Premio Nobel de Economía por "contribuir al entendimiento del conflicto y la cooperación a través del análisis por la teoría de juegos". En su larga carrera, que comenzó con su graduación en Economía en la Universidad de Berkeley en 1944, Schelling desempeñó una serie de cargos importantes.

Trabajó en el Plan Marshall para la reconstrucción de Europa y como asesor del presidente de EE.UU., para luego pasar a ser profesor en las universidades de Yale, Harvard y Maryland. Sus opiniones sobre las consecuencias del cambio climático son de interés directo para los países en desarrollo, razón por la cual ha aceptado participar en la conferencia "Entre el huaico y la sequía", organizada por el Instituto del Perú de la Universidad de San Martín de Porres.

VULNERABILIDAD DE POBRES
El doctor Schelling cree que el cambio climático representa un serio riesgo para los países pobres y en menor grado para los ricos. Además opina que la amenaza para EE.UU. ha sido exagerada. Los países ricos, productores de la mayor parte de los gases causantes del calentamiento global, han generado el cambio climático, pero los países pobres pagarán las consecuencias. Esto requiere una estrategia similar a la del Plan Marshall, para que los que más tienen ayuden a quienes más lo necesitan.

Los grandes lineamientos del problema están planteados, pero para proponer soluciones es necesario precisar sus alcances y para hacerlo falta mucho. Si bien el IPCC (Panel Internacional para el Cambio Climático) ha dado a conocer proyecciones globales, estas son de carácter general, con muchas variantes que se mueven entre amplios parámetros. En el caso del Perú, si bien sabemos que el cambio climático está ocurriendo y que indefectiblemente nos afectará, se necesita tener una idea de cuándo, cómo y dónde. Uno de los objetivos de la conferencia es plantear esta necesidad de precisar, dentro de lo posible, en el tiempo y en el espacio cómo nos afectará el cambio.

CUÁNTO, CUÁNDO Y DÓNDE
El Perú es uno de los países de más variada topografía y diversidad de climas. Nuestra topografía y ubicación geográfica hacen que tengamos cambios drásticos de clima en espacios reducidos. Desiertos y selvas, glaciares y valles interandinos son parte de nuestra compleja geografía que contiene múltiples ecosistemas. Es evidente que si resulta difícil prever las consecuencias del cambio climático a gran escala, lo es mucho más para nuestras condiciones.

Sabemos que ocurrirán lluvias y sequías más allá de lo históricamente registrado, que los glaciares se reducirán y que la temperatura variará, pero no sabemos cuándo, cuánto y dónde. Uno de los propósitos de la conferencia convocada para el 6 de mayo es crear conciencia de la necesidad de información más precisa. Para esto es necesario hacer estudios de la vulnerabilidad de las diversas regiones y las posibles consecuencias de los cambios climáticos pronosticados. Estas consecuencias pueden ser de gran alcance en todas las actividades y afectar la economía del país y la calidad de vida de sus habitantes.

REGIONES Y PROYECCIONES
Respecto a las predicciones de las consecuencias del cambio climático en el Perú, el doctor Ronald Woodman, presidente del Instituto Geofísico del Perú (IGP), dijo una frase que refleja la situación: "Estamos tratando de cosechar sin haber sembrado". Con excepción de un estudio específico hecho por el Instituto Geofísico del Perú (IGP) para la cuenca del Mantaro* y otro realizador por el Senamhi para Piura**, se tiene solo estudios generales. Hay investigaciones de glaciología que confirman la reducción de los glaciares. También se tiene un estudio hecho por la cooperación alemana sobre la vulnerabilidad de las diversas regiones del Perú, en sus diversos aspectos (red vial, agricultura, etc.). Lo que falta son los estudios para evaluar los posibles escenarios y sus consecuencias.

EL COSTO
El cambio alterará el volumen y ubicación de las lluvias. Por la naturaleza del territorio, esto tendrá un impacto directo en la agricultura y en partes importantes de la red vial: sequías y huaicos afectarán las carreteras y los sistemas de irrigación. La reducción y eventual desaparición de los glaciares producirá primero más agua, que se deberá represar. De no prever y remediar esta situación, zonas agrícolas serán abandonadas causando migración. Es posible que lluvias más frecuentes permitan cultivar zonas hoy desérticas, pero no se sabe si en forma sostenible.

La salud es otro campo en el que debemos prever el impacto del cambio climático. Un pequeño cambio de temperatura puede ampliar el área de acción de insectos portadores de enfermedades. La expansión del radio de acción de ciertas especies, no solo de insectos, altera el equilibrio de los ecosistemas. La expansión del dengue en Brasil se atribuye al cambio climático.

Estas son solo algunas de las consecuencias del cambio climático que ocurrirán en nuestro país. Lo más probable es que haya otras en las que no hemos pensado y que recién conoceremos cuando se estudie a fondo el problema región por región --de las cuales tenemos muchas--, lo cual requerirá conocimientos, dedicación y dinero.

Para reducir el costo de lo que deberemos enfrentar, habrá que anticiparse a los eventos y establecer prioridades. Este proceso requerirá tomar decisiones cuyo acierto dependerá del grado de información previa que podamos obtener. Es una tarea para los economistas, que deberán resolver los conflictos que plantea el determinar prioridades, de las cuales la primera es la información. Se necesita hacer, lo antes posible, lo que ha hecho el IGP en el Mantaro para las demás regiones. También aquí habrá que dar prioridad las regiones de acuerdo con su importancia y vulnerabilidad.

LA CONFERENCIA
Hay que aprovechar la presencia de un economista de la talla del doctor Schelling, quien hace 28 años, cuando aún nadie hablaba del calentamiento global, alertó sobre el problema. Sus planteamientos se basan en la experiencia con el Plan Marshall para que quienes pueden hacerlo den ayuda a quienes la necesitan. Los países del Primer Mundo han alcanzado su actual grado de prosperidad a un alto costo para el planeta. Las consecuencias están adquiriendo proporciones críticas y es necesario enfrentarlas. Para hacerlo hay que conocer la vulnerabilidad relativa de las diversas regiones del mundo. En el Perú este proceso requerirá un gran esfuerzo. Esperemos que la conferencia convocada por el Instituto del Perú cree conciencia del problema que enfrentamos.

* El trabajo del IGP, dirigido por el Dr. Pablo Lagos, consta de tres volúmenes: "Diagnóstico de la cuenca del Mantaro" ante el cambio climático, un "Atlas climático" y la "Evaluación de vulnerabilidad", actual y futura, de la cuenca.

** El volumen titulado "Evaluación local integrada y estrategia de adaptación al cambio climático en la cuenca del río Piura".

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook