Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
ANIMAL DESPISTADO

El acecho de la desgracia

Por Renato Cisneros

Trazar planes a mediano y largo plazo, programar tu existencia dejándote guiar por tus endebles intuiciones respecto del futuro, es un ejercicio que entraña cierto riesgo. Nadie debería caer en la tentación de diseñar ambiciosamente su vida, pues el destino puede girar su rumbo de un segundo a otro, haciendo temblar todos los proyectos hasta ese instante concebidos.

La fuerza del azar, la prepotencia de lo imprevisto, pueden afectar de forma decisiva las vulgares expectativas de los seres humanos, torciéndolas con violencia.

En la novela Desgracia (J. M. Coetzee), David Lurie es un profesor universitario que se enreda con una alumna, ignorando que esa aventura sentimental, en apariencia intrascendente, desmoronará sus planes de un solo golpe.

Acusado de hostigar sexualmente a la joven, Lurie no solo pierde el distinguido reconocimiento académico que había cosechado, sino que es echado de la institución al no poder probar su inocencia y al negarse a pedir disculpas públicas por su comportamiento.

Lurie decide marcharse a vivir a la solitaria granja de su hija Lucy, ubicada en las afueras de la ciudad, seguro de encontrar allí la tranquilidad necesaria para tomar un nuevo impulso.

La de Lurie es una existencia matizada por la sucesión de eventos inesperados que a la larga son determinantes. Cada uno de ellos irá mostrándole un lado de la realidad que desconocía por completo, planteándole el duro reto de adecuarse a nuevos códigos de conducta para subsistir. El viaje a la granja, en ese sentido, es de algún modo un desplazamiento hacia una zona en blanco de sí mismo: deberá aceptar las condiciones de un nuevo orden instaurado, neutralizar su instinto ególatra e insertarse en la dinámica de un medio que, no solo ignora sus éxitos intelectuales, sino que lo considera uno más, un cualquiera.

Uno de los rasgos psicoanalíticos más conmovedores del personaje central de esta historia (Lurie) es su incidencia en relaciones signadas por el desarraigo y el abandono. Él es un hombre que se ha divorciado dos veces, y antes de involucrarse con su alumna entabló un largo amorío con una prostituta que lo abandonó de la noche a la mañana.

La joven estudiante, tras el escándalo desatado en la universidad, también desapareció de su entorno. Y a la larga, su hija Lucy irá demostrándole que ya no es la niña sumisa que él crió y educó, y defenderá la autonomía de su vida pastoril, aún a expensas de los consejos supuestamente cívicos y éticos de su padre.

Al inicio de la novela Lurie es un hombre modélico, exitoso, soberbio, respetado por su trayectoria docente y aguijoneado por una serie de creativas inquietudes literarias. Pero poco a poco, a medida que va sufriendo distintos reveses, su personalidad va perdiendo consistencia hasta revelarlo como un sujeto vulnerable y empequeñecido por sus miedos; un hombre que no estaba anímicamente preparado para dejar que su vida prefabricada se le escapara de las manos, sumiéndolo en el desconcierto y la soledad más agotadoras.

Se puede decir que, literalmente, Lurie cae en la orfandad de una "desgracia" absoluta, y al hacerlo cuestiona y replantea los cimientos de su identidad, de sus creencias, de sus afectos.

La admiración inicial que el personaje despierta en el lector se convierte pronto en condescendencia para luego, sobre el final, resucitar fortalecida.

El caso de David Lurie es, desde luego, un pretexto narrativo, una magnífica coartada con la que Coetzee nos recuerda dos cosas: que esa plataforma emocional sobre la que acostumbramos extender nuestros sueños y dibujar los contornos del futuro es sumamente quebradiza; y que la presencia amenazante de la fatalidad le es connatural al ser humano, que muchas veces insiste en desafiarla planificando su destino con desbordado entusiasmo.

NOVEDADES
4Robert Fossier
GENTE DE LA EDAD MEDIA
Taurus Madrid, 2007
S/.74

Robert Fossier es un distinguido medievalista y en esta oportunidad nos ofrece una mirada demitificadora sobre el mundo medieval, empezando por constatar que esta es una historia que intenta reconstruir la vida cotidiana de la gente común de aquellos tiempos. El propósito no es otro que desterrar una larga suma de prejuicios, ideas preconcebidas y verdades a medias sobre la llamada edad media. Aunque seguramente en esto se metió la mano de las traductoras del volumen (Paloma Gómez Crespo y Sandra Chaparro), la prosa de Fossier brilla por su sencillez.

4Tatiana de Rosnay
LA LLAVE DE SARA
Suma de Letras México, 2007
S/.69
Esta novela histórica presenta un doble relato. Por un lado, se sitúa en París, en 1942, cuando 13.000 judíos son arrestados antes de ser trasladados a Auschwitz. Allí comienza la historia de la familia Starzynski, que será devleda muchos años después cuando la periodista estadounidense Julia Jarmond, que radica en la Ciudad Luz, recibe en el año 2002 el encargo de escribir un reportaje para recordar un arresto que había sido silenciado por la historia. Así, la reportera reconstruye al detalle la saga de los Starzynski, una historia ejemplar y emocionante.

4Elizabeth Gilbert
COMER EN ITALIA, REZAR EN INDIA, AMAR EN INDONESIA
Aguilar Montevideo, 2008
S/.39
Elizabeth Gilbert forma parte del equipo de redactores de la revista GQ y en este libro ha volcado una experiencia que de algún modo la ayudó a sobrellevar el trauma de un divorcio: un viaje que la llevó por Italia, India e Indonesia, en busca de armonía, placer y paz. El resultado es un libro que si bien es de corte autobiográfico, puede llegar directamente al corazón de todo aquel que decide adueñarse de su vida para construir su felicidad o su desdicha. A la vez, es una especia de tratado sobre el amor y el desamor.

4Álex Rovira y Francesc Miralles
EL LABERINTO DE LA FELICIDAD
Aguilar México, 2008
S/.39
A la perplejidad de no saber exactamente qué es la felicidad, se suma una circunstancia paradójica: todo el mundo la busca, y a veces con desesperación. En estos relatos, los autores nos ofrecen parábolas llenas de ejemplos de lo volátil que puede ser la felicidad si la buscamos en cosas concretas y materiales; por el contrario, se presenta más como una certeza en determinados instantes de la vida, cuando repentinamente todo se ilumina y adquiere una gran diafanidad. Aquí el lector encontrará, pues, algunas pistas sobre el sentido de la vida.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook