Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Banderas detrás de la niebla

Rincón del autor. Quizá sea tiempo de considerar que la bandera del arco iris pueda reemplazar a la blanquirroja, símbolo oficial de gente criolla, concebida a espaldas de la población indígena

Por Abelardo Sánchez León

En la cuadra 31 de la maltratada avenida Arequipa flamean cuatro banderas: la francesa, la de la Unión Europea, la peruana y la del Tahuantinsuyo. La francesa alude a aquellos símbolos universales de la libertad, la igualdad y la fraternidad; la de la Unión Europea es el mensaje de una reciente entidad política; la peruana es el símbolo de un país criollo, saqueado históricamente, cuya Estado olvida o maltrata a amplios sectores de la población; la del Tahuantinsuyo no existía en las épocas del añorado imperio incaico, pero lo recuperaría a través de un colorido arco iris, aireando un país profundo, de raíz andina, que emerge al margen del carril oficial. La encontramos en el local nacionalista de Ollanta Humala, en el Palacio de Gobierno (cuando gobernaba Alejandro Toledo), en la Plaza de Armas del Cusco, en la Cumbre de los Pueblos, como símbolo paralelo a la bandera oficial del Estado Peruano, ese Estado criollo, centralista e indiferente al clamor de los pueblos del interior.

La bandera es un asunto serio. Es un símbolo y un significado. Cuando la Unión Soviética desaparece, Rusia regresa a su antigua bandera, aquella que es muy parecida a la francesa, holandesa y a la de la antigua Yugoslavia. Cuando al inicio de la película "Malcolm X", de Spike Lee, se quema una bandera de Estados Unidos y una voz en 'off' nos explica que esa bandera no le dice nada a un negro, está poniendo en tela de juicio la representación de los afroamericanos en ese símbolo. El mismo Malcolm X se quitó de encima su apellido de mayordomo y optó por una simple X, que no es igual a un N.N.

¿Podemos vivir con dos banderas? ¿A cuál de ellas le debemos lealtad, afecto, reconocimiento? ¿La blanquirroja es para un tipo de peruano y la del arco iris para otro? No conozco país que tenga dos banderas. Quizá la bandera del Tahuantinsuyo sea un símbolo transnacional y reúna toda aquella área que se asume como heredera de un antiguo imperio, unida por profundos lazos culturales. Holanda tiene dos banderas, pero están claramente definidas: la naranja pertenece exclusivamente a los colores de la casa real de Orange. México, Chile, Brasil o Argentina tienen una sola bandera y por ella sufren y gozan los aficionados.

Quizá sea tiempo de considerar que la bandera del arco iris pueda reemplazar a la blanquirroja, símbolo oficial de gente criolla como yo, concebida y confeccionada a espaldas de la población indígena que no ha sentido suya la independencia de 1821. Quizá esta historia de colores explique el famoso dicho que tanto nos ofende: "No hay peor enemigo de un peruano que otro peruano".

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook