Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

El sueño de los niños vaqueros

Por Francisco Melgar

Todos los hermosos caballos
Quince años antes de que los hermanos Coen lo volvieran mundialmente famoso con la versión cinematográfica de "No Country for Old Men", Cormac McCarthy se consagró como un escritor imprescindible en el rico panorama de la narrativa estadounidense con "All the Pretty Horses", una violenta, salvaje y cruda novela de aprendizaje centrada en la heroica figura del joven John Grady Cole, personaje de 16 años que emprende un decisivo viaje (físico y espiritual) al lado de su mejor amigo, Lacy. La historia está ambientada en la frontera de Texas y México, y se inicia con la muerte del abuelo de Grady Cole (los padres separados brillan por su ausencia), que ocasiona la huida del joven, quien, sin saberlo, se topará cara a cara con un mundo donde reinan la vileza y la venganza, pero donde también resplandece el maravilloso e hipnótico fulgor de lo desconocido: "'¿Crees que nos consideran fugitivos?' '¿Es que no lo somos?' Rawlins no contestó. Al cabo de un rato dijo: Me gusta oír el ganado ahí fuera. Sí, a mí también. Es un país estupendo, ¿verdad? Sí que lo es. Duérmete. ¿Compañero? Dime. ¿Así es como era entre los habitantes primitivos, verdad? Sí. ¿Cuánto tiempo crees que te gustaría quedarte aquí? Unos cien años. Duérmete". Desde su aparición en 1992, "Todos los hermosos caballos" se convirtió en una novela de culto alrededor del mundo entero, una suerte de "On the Road" que deja atrás el compás del jazz en favor de las agridulces tonadas country.

El sindicato del policía Yiddish
Bajo una premisa similar a la que Philip K. Dick elaboró para escribir su más famosa novela: "The Man in the High Castle" (1964), el narrador estadounidense Michael Chabon perpetra una farsa histórica alrededor de la Segunda Guerra Mundial, solo que en esta ocasión no se trata de imaginar la victoria de Alemania sobre los aliados, sino más bien de proyectar la idea de la total inexistencia del Estado de Israel. Así, en "El sindicato del policía yiddish", Chabon maquina con el destino de miles de judíos desterrados al gélido escenario de Alaska. La historia, que relata sesenta años de pacífica residencia judía en el distrito federal de Sitka (dependiente de Estados Unidos), llega a su punto de quiebre cuando uno de los líderes de la comunidad es asesinado. A partir de ese momento, la utópica 'tierra prometida' del pueblo elegido se pondrá en duda y evidenciará las fuerzas ocultas que mueven a los habitantes de Sitka.

La vuelta al mundo en una historieta
Como era de suponer, cuando los dibujantes viajan (invitados por editoriales, ferias del libro o encuentros de historietistas) no lo hacen con una cámara fotográfica colgada del cuello, sino más bien con un cuaderno de hojas blancas y varios lápices de colores que bailan en el bolsillo de la camisa. De esta manera, tras revisar y recopilar algunas de sus libretas de notas favoritas, el dibujante argentino Liniers ha logrado elaborar un divertido diario de viaje, en el que nos invita a conocer ciudades como Berlín, Lisboa, Madrid, Pisa, Estocolmo, Córdoba, Lima y hasta la Antártida. A pesar de que el autor confiesa haber llenado esos cuadernos "sin intención de escribir o dibujar bien", la alegría aventurera que se desprende de sus páginas acaba por contagiar al lector. La sección dedicada a la ciudad de Lima es especialmente divertida, llena de claves, guiños, sorpresas y lugares familiares.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook