Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

EXPOSICIÓN. Fotografía peruana en Chile

Los Vargas iluminan Santiago

LAS LUCES Y SOMBRAS CON LAS QUE LOS HERMANOS CARLOS Y MIGUEL VARGAS ENVOLVIERON A LA CIUDAD BLANCA FASCINAN AL PÚBLICO DEL MUSEO NACIONAL DE BELLAS ARTES DE SANTIAGO MUESTRA SE EXPONE DENTRO DE LA BIENAL FOTO AMÉRICA 2008

Por Moisés Ávila Roldán. Corresponsal

SANTIAGO DE CHILE. La obra de los fotógrafos arequipeños Carlos y Miguel Vargas tendrá un importante lugar en el Museo Nacional de Bellas Artes de Santiago. La bienal de fotografía chilena, Foto América 2008, ha programado una exposición de 84 de sus obras, las que podrán apreciarse entre el 10 de setiembre y el 2 de noviembre del 2008.

Considerados los representantes de la época de oro de la fotografía peruana, que se dio a finales del siglo XIX y principios del XX, Chile considera que el trabajo de estos artistas forma un importante legado histórico para el desarrollo de la fotografía y la formación de varios autores.

En Bellas Artes recuerdan que en la costa y la sierra del Perú florecieron grandes estudios, que dejaron uno de los legados fotográficos más importantes de América Latina, pero consideran que, hasta ahora, la atención del público ha sido centrada en dos colecciones: el Archivo Courret en Lima y el Archivo de Martín Chambi en el Cusco.

Por ello, y aprovechando el mes de la fotografía, Foto América 2008 decidió presentar "Visiones del sur. Los hermanos Vargas y su estudio de arte", muestra dedicada al tercer gran estudio fotográfico del Perú.

"Los hermanos Vargas dedicaron sus vidas a la creación de un legado fotográfico singular. En una delicada alquimia de luz, plata y vidrio retrataron su ciudad natal, captando los rostros y lugares, sueños e ilusiones de una etapa histórica", destaca el Museo de Bellas Artes.

HISTORIA DE DOS HERMANOS
Los hermanos Vargas, de origen humilde, nacieron en Arequipa. Carlos en 1885 y Miguel en 1887. Estudiaron en el colegio Salesiano, donde se les condecoró por crear ellos mismos su propia cámara fotográfica. El destacado fotógrafo Max T. Vargas notó esta habilidad y, en 1900, los tomó como sus aprendices --Martín Chambi también lo fue--. Sus retratos siempre fueron reconocidos como elegantes y novedosos, sobre todo por sus tomas nocturnas.

Según describieron Adelma Benavente y Peter Yenne en "Arequipa en blanco y negro", durante los años veinte, Arequipa alcanzó una prosperidad sin precedentes, y el Estudio de Arte Vargas Hnos. "llegó a su apogeo gracias a una vibrante economía, una efervescencia de ideas revolucionarias y una generación de poetas, pintores y escritores talentosos que convirtieron la Ciudad Blanca en un oasis de cultura".

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook