Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Cruzando la frontera

Por Francisco Ángeles

Una regla no escrita impone que todo libro de cuentos que se respete debe ser unitario y coherente, como un organismo vivo que funciona más allá de la suma de las partes. En Sur y Norte, José de Piérola reunió cuentos escritos en distintas épocas y sin elementos que permitan articularlos alrededor de un único tema. Pese a ello, De Piérola se las ingenió para cumplir la regla, y estructuró el libro de tal manera que los cuentos no sólo son piezas independientes sino también engranajes de una maquinaria narrativa mayor. Dos escenarios contrapuestos (el sur y el norte, el Perú y California), funcionan como ejes articuladores: cuatro cuentos en la sección "Sur", cuatro en "Norte", y al medio "Nieve" (el único de "Sur y Norte"), que trata precisamente sobre un cruce: un trío de migrantes sudamericanos al mando de un coyote mexicano atraviesan la frontera que separa Tijuana de San Diego, metáfora suficiente para darle coherencia al conjunto y resaltar la ilusión de unidad.

La polaridad entre el sur y el norte también se expresa en que De Piérola escribe en español y publica en el Perú, pero vive en Estados Unidos y sus cuentos más "peruanos", los que retratan la violencia política en "Sur", parecen diseñados para ese tipo de lector norteamericano que podría dejar volar la imaginación al compás de los versos "ricas montañas, hermosas tierras", que en su cabeza construirían un espacio mítico con un encanto ontológico, un encanto a priori. Pero para su lector real, el del libro editado por Norma, la sierra que De Piérola embellece con adjetivos que no se cansan de decorar cielos imponentes y fríos inclementes, suena más a postal que a escenario. Los dos primeros cuentos parecen concebidos a la manera de las novelas de tesis, pero no por contrabando de ideología bajo apariencia literaria, sino a modo de estampa ilustrativa para ideas tópicas: en la guerra el bueno puede actuar como malo ("En el vientre de la noche"), en la guerra las pasiones humanas se animalizan y pueden generar una crisis interna ("La viuda de Cayara"), ideas que han sido más ilustradas que desarrolladas, más ejemplos que relatos. Por el contrario, en el notable "Mañana lo buscamos", la violencia política no es un tema momificado, sino una realidad viva en la que un ex soldado se enfrente a un sistema de corrupción e impunidad con la que aparentemente no pude combatir. La historia del ex soldado, intensa por sí misma, es además la representación de una corrupción mayor, en este caso los crímenes cometidos por las fuerzas armadas durante la guerra contra la subversión. El cuento termina con la posibilidad de una salida, tal como en otros finales se vislumbra una esperanza para el protagonista, esperanza muchas veces ligada a la posibilidad de iniciar o retomar un romance con una mujer, el punto débil de casi todos los cuentos. No es casual que los tres mejores (todos los de "Norte" con excepción de "Extraño a Miles Davis") son los que han eliminado casi por completo a ese ser amado ausente o perdido. Al escribir cuentos más "norteamericanos", donde en lugar de sierra, migración o violencia política como tema central, se presentan situaciones que alguien, migrante o no, enfrenta en Estados Unidos, De Piérola alcanza sus mejores logros: la historia fragmentada y con varios punto de vista, que funciona como un mecanismo perfecto en "Variaciones sobre un tema de Nabokov", o la fluidez trepidante y sorpresiva de "Hallazgo en la Calle 42". Dos cuentos cercanos al género policial, con dos prototipos de investigador (el escritor y el policía, respectivamente), en que el caso no está resuelto, la historia es borrosa y la verdad esquiva. Estas historias liberan a De Piérola de ceder a la tentación del romanticismo mal entendido que caricaturiza a los personajes, cuyo amor anacrónico e irreal los vuelve débiles, ya no como sujetos (que no estaría mal), sino como personajes literarios.

¿Cuántos cuentos buenos son necesarios para recomendar un libro? ¿El veinte por ciento? ¿Tres de diez? En el caso de Sur y Norte, bien haría el lector en pasar directamente al Norte, a buscar el sueño de la literatura sin pasar por la pesadilla vivida en el Sur. Como si fuera la frontera de Tijuana, lo difícil en el libro de De Piérola es llegar hasta allí y pasar al otro lado. Hagamos el esfuerzo de alcanzar la frontera o empecemos en Tijuana, ya que el libro lo permite más fácilmente que la vida. El coyote De Piérola garantiza que, al otro lado, el sueño será encontrado.

EN VITRINA
Bombardero Ground Zero
Calificado de megatexto, tanto por su extensión como por su omnívora inclusión de diferentes voces, así como de novela posvanguardista en clave de poesía exaltada, Bombardero de César Gutiérrez ha sido todo un acontecimiento en nuestro medio literario. Precedido por una fama de varios meses como el libro inédito más importante de nuestra historia reciente, gracias a un fragmento aparecido en la revista Hueso Húmero y a los comentarios de Abelardo Oquendo, Bombardero nos hizo esperar mientras labraba su propio camino -de forma, digamos, autogestionaria- hacia los anaqueles de las librerías. Una vez allí, no quedó sino escuchar cómo empezaban las explosiones, ecos del ataque a las Torres Gemelas, causadas tanto por los halagos como por las críticas que se desató. Ahora, el Grupo Editorial Norma anuncia la reedición de Bombardero en tres tomos, el primero de los cuales, Ground Zero, se presentará, por razones que no hace falta explicar, el próximo 11 de setiembre. Los siguientes dos volúmenes aparecerán en marzo y setiembre del próximo año.

Será una oportunidad para que este libro, que se resiste a las clasificaciones y que desafía géneros y convenciones, tenga un encuentro con un público más amplio y para que todos aquellos que no llegaron a comprar la primera edición, a cargo del autor, puedan acceder a esta insólita conjunción del Corán con David Bowie, para citar tan solo a dos de sus extremos, que resulta tan contemporánea como contundente y, por ello mismo, exigente para el lector.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook