Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
INFORME. A PUERTAS DE LA CASA BLANCA

La hora de la batalla final

Casi todos los sondeos dan por ganador a Barack Obama. Aunque el 'fantasma' del voto escondido podría influir, a John McCain no le alcanzaría para lograr la victoria

Por Miguel Vivanco. Corresponsal

WASHINGTON. Este martes será un día histórico en Estados Unidos. Millones de ciudadanos concurrirán a las urnas para elegir a un nuevo presidente. En esta ocasión la disyuntiva radica en apostar por un candidato negro llamado Barack Obama (demócrata), o uno blanco y ex veterano de Vietnam de nombre John McCain (republicano). Las encuestas finales anticipan un cómodo triunfo del primero, pero hay quienes advierten que el voto escondido podría surgir imprevistamente en auxilio del segundo.

A pocas horas del inicio de la votación la mayoría de los medios de comunicación empezó a hablar del 'fantasma' de Los Ángeles, en referencia al caso del alcalde negro Tom Bradley, quien en 1982 sorpresivamente perdió las elecciones para gobernador de California a pesar de que los sondeos lo daban como ganador seguro.

Las explicaciones posteriores revelaron que muchos votantes blancos habían mentido en los sondeos previos al afirmar que se decidirían por un afroamericano. Hoy, la gente de la campaña de Barack Obama asegura que el candidato demócrata también se encuentra preparado para derrotar al 'fantasma' del voto escondido.

Los estrategas demócratas aseguran que el promedio de todos los sondeos nacionales muestra una ventaja de 8 puntos a favor de Obama, una tendencia muy difícil de revertir en el lapso de horas.

También indicaron que las proyecciones revelan que Obama ya tendría asegurado un importante número de votos del Colegio Electoral, por encima de los 270 votos exigidos por la Constitución para convertirse en el nuevo presidente de Estados Unidos. El candidato republicano John McCain tendría únicamente 157.

"Con estos promedios estadísticos resulta difícil que el 'fantasma' del efecto Bradley afecte una campaña planificada al detalle por el propio Obama", comentó Carol Koons, miembro del comité demócrata del condado de Prince William, Virginia.

ESTADOS CLAVES
Al cierre del presente despacho los últimos esfuerzos de ambos candidatos estuvieron concentrados en estados claves para llegar a la Casa Blanca, como son Ohio, Pensilvania y Florida.

Todo indica que en Ohio, el demócrata podría llevarse una importante victoria. Los sondeos revelan que tiene el 48% de las preferencias, mientras que el republicano llega al 41%.

En Pensilvania sucedería algo similar. Obama tiene una ventaja de 53% y McCain de 41%.

Sin embargo, las cosas aun no están muy claras en Florida. Allí la ventaja de Obama es inferior a dos puntos (47% a 45%), menos del margen de error. Los estrategas de ambas campañas saben que, históricamente, desde 1960 ningún presidente llegó a la oficina oval sin haber ganado previamente dos de los tres estados mencionados.

Según los sondeos de la agencia AP, Obama se perfila como victorioso entre los ciudadanos que ya han votado de forma adelantada en ocho estados de gran importancia como Colorado, Florida, Nevada, New Hampshire, Carolina del Norte, Ohio, Pensilvania y Virginia.

OFENSIVA TELEVISIVA
Para evitar sorpresas de último minuto, que registren un empate virtual entre Obama y McCain al momento del recuento de votos, el candidato demócrata emitió el miércoles un mensaje publicitario pagado en ocho de las principales cadenas televisivas del país y en la hora de mayor audiencia.

Durante 30 minutos Obama afirmó que puede restaurar el sueño americano y prometió mejorar la economía, los sistemas de educación, salud e incrementar la creación de nuevos empleos. El anuncio, según expertos, costó entre tres y cinco millones de dólares.

RACISMO Y ATENTADOS
El candidato republicano, John McCain, dijo que el racismo prácticamente no tendrá nada que ver cuando los electores acudan a las urnas porque ese factor será opacado por los problemas económicos del país. McCain, refiriéndose a las personas que podrían votar en contra de Obama por su color, señaló que "sería una minoría muy, muy pequeña. La gente está muy preocupada ahora. Quiero decir, están preocupados por conservar sus hogares y sus empleos".

El lenguaje racista en sitios de Internet de supremacía blanca fue factor para que desde el 2007 el candidato demócrata y su esposa Michelle fueran protegidos de manera especial por el Servicio Secreto.

Tras el anuncio de la desarticulación de un complot para asesinar a Barck Obama, liderado por dos 'cabezas rapadas' en Tennessee, se supo que el senador de Illinois cuenta con un sistema de protección especial cada vez acude a un mitin. En la pasada contienda presidencial del 2004, al demócrata John Kerry le fue asignada vigilancia del Servicio Secreto solo nueve meses antes de la elección.

PASO A PASO
4Detalles de un complejo sistema
Elección nacional
4Además de los candidatos demócrata y republicano, participan otros 12 postulantes, entre independientes y miembros de pequeños partidos.
4También se renovará el Congreso: un tercio de los 100 escaños del Senado y el total de los 435 miembros de la Cámara de Representantes.

Colegio Electoral
4La elección presidencial no es directa, sino a través del Colegio Electoral.
4Fue creado como organismo supremo electoral en 1788.
4El día de la votación se ponen en juego 538 votos electorales.
4Para proclamarse presidente, un candidato necesita obtener como mínimo 270 votos electorales.
4A cada estado se le adjudica un número de votos electorales, según el tamaño de su población. Por ejemplo, el estado de California otorga 55 votos electorales.
4El candidato ganador en cada estado, por pequeña que sea la diferencia, se lleva todos los votos electorales de ese territorio.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook