Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
YOMAR MELÉNDEZ ROSAS. ASESOR DEL GOBIERNO REGIONAL DE PASCO

Si hay voluntad, la reubicación de la ciudad de Pasco podría tomar entre 10 y 15 años

Alta voz:

Pasco celebra 64 años de creación política. ¿Cómo ve usted el departamento?
Pasco cuenta con una riqueza extraordinaria no solo minera sino también agrícola, ganadera y turística. En los 64 años de su existencia esas riquezas no se han revertido en beneficio de los pobladores. El Estado ha sido mezquino y las mineras nacionales e internacionales que explotaron y explotan sus recursos fueron y son poco solidarias con la región.

¿Cómo superar las condiciones que afronta Cerro de Pasco al vivir cerca de un centro de explotación a tajo abierto?
Ese problema nunca acabará si las autoridades no se unifican y buscan soluciones. Lamentablemente, hay algunas autoridades a las que no les interesa la situación de salud por la que atraviesan miles de pasqueños y se preocupan más por los beneficios que obtienen las empresas mineras que por la responsabilidad social ambiental que estas tienen la obligación de cumplir.

¿Qué opina sobre el proyecto de trasladar la ciudad?
El gobierno regional (de Pasco) y algunos congresistas de la región presentaron proyectos para trasladar la ciudad a otro lugar teniendo en cuenta que en las actuales condiciones ya no se puede vivir en este lugar. Las autoridades no podemos avalar convenios, como el firmado entre la Municipalidad Provincial de Pasco y las mineras denominado Plan L, que traslada solo a una parte de la ciudad. Lo único que se hace es desalojar a la gente que habita sobre cerros y zonas mineralizadas. Luego, dentro de cinco o diez años se firmará otro convenio y se les seguirá arrinconando a zonas inaccesibles.

¿Entonces qué es lo que se puede hacer?
Se tiene que buscar una salida de fondo, estructural y definitiva. Se requiere un proyecto que permita construir una nueva ciudad cuya ubicación podría estar entre

Shelby (distrito de Vicco) y Tambo del Sol (distrito de Ninacaca). Se trata de una zona amplia que podría albergar a unas 500 mil personas, cercana a la Carretera Central, que no tiene minerales y que podría garantizar una buena calidad de vida.

¿Cómo se financiaría ese proyecto que propone?
Los que tienen que aportar serían el Estado, la empresa minera que opera en Pasco y el gobierno regional. Actualmente estamos elaborando el perfil de fideicomiso, es decir, un fondo que agrupará a las entidades mencionadas y al gobierno provincial. A este fondo se sumarían aportes internacionales.

¿Y cómo se trabajaría el tema del traslado de la población?
No es fácil. Tiene que hacerse por etapas. Lo primero es la persuasión, la sensibilización y el convencimiento a la población para que entienda que la mejor manera de vivir en una ciudad saludable es trasladarse. Luego hay que construir instituciones, hospitales, centros educativos en el nuevo lugar. Cuando la gente vea que sí hay condiciones para trasladarse, lo hará.

¿Cuánto costaría el traslado?
No hay cifras definitivas, pero hay cálculos iniciales que señalan que se requerirían US$ 500 millones, lo que aparentemente es una cifra inalcanzable. Solo para los estudios se necesitan tres millones de soles.

¿En qué tiempo se podría concretar la reubicación de la ciudad?
No es inmediato, hay que ser sinceros. Si es que hay voluntad, podría tomar entre 10 a 15 años, pero todo depende de la voluntad política de las autoridades.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook