Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

POESÍA

El juego de la diversidad

Una contrucción del lenguaje. La semana pasada se presentó "8 cuartetas contra el caballo de paso peruano", el quinto libro de uno de los poetas más respetados y audaces del país: Mario Montalbetti.

Por Diego Otero

¿Es el caballo de paso una cifra de nuestra identidad? ¿Lo es el pisco (a pesar de lo que sucede no en el sur chico sino en el grande, digamos)? Mario Montalbetti (Lima, 1953) habla de estas cosas en "8 cuartetas contra el caballo de paso peruano" (Álbum del Universo Bakterial), su nuevo libro. Pero lo hace de una manera singular: oblicuamente, ásperamente, como quien desafía al lector, como quien lo obliga a interpretar. A propósito, una ocurrencia coyuntural se despliega en la conversación: la foto de los veintiún presidentes del APEC como veintiún chalanes en espera de su gran caballo de paso. "Lo que no saben es que el caballo que se les aproxima es más bien el de Troya".

Ya se ha hablado del 'leit motiv' de "8CCCPP" (la carátula del libro solo luce unas iniciales, que, en efecto, parecen las iniciales en ruso de la URSS): en poesía la parte --el verso-- es más importante que el todo --el poema--. Esa es la premisa de la que parte Montalbetti; una premisa que pretende cuestionar las nociones de unidad y diversidad en términos más amplios: lingüísticos, evidentemente, pero también políticos. "Desconfío de todas las ideas que a primera vista parecen muy buenas ideas". Esa es de alguna manera la actitud que impone este libro; un libro que desconfía de la noción misma de poema, de la noción misma de libro de poemas.

Poemas como "Amplia fría blanca sucia nube que cubre el sol", que habla sobre Pisco posterremoto, o "Ciudad máxima", que es un comentario sobre la Lima actual, recurren a un lenguaje fragmentario, como reproduciendo en la propia sintaxis el efecto sísmico o la desestructuración urbana...
Podemos jugar el juego de la diversidad con redes de seguridad o sin redes de seguridad. Si lo hacemos con redes de seguridad reproducimos un poco la idea que tiene el Estado: somos muchos pero si nos juntamos formamos un uno, como si fuéramos las piezas de un rompecabezas y como si la caja de ese rompecabezas mostrara una foto del mapa del Perú, es decir, una foto de la imagen que se genera si encajamos todas las piezas. La otra posibilidad es sin redes: somos muchos, somos diversos, ¿pero si juntamos todo esto formamos algún tipo de uno? Quizá no. Esa es la diversidad que me interesa.

El poema "Lejos de mí decirles compañeros" es una especie de arte poética que incordia, que busca despertar una voluntad crítica con respecto al uso del lenguaje en la poesía. ¿La poesía peruana está demasiado cómoda, no se enfrenta al lenguaje?
Yo creo que hay un regodeo en ciertos hallazgos que se reiteran. La propuesta de "8 CCCPP" va por ahí, es una forma de intentar decir que el lenguaje se puede usar para otras cosas, no solo para comunicarnos o para construir significados. En mi poesía, sobre todo en este libro, el sentido se manifiesta como una dirección, como un camino que se abre pero que no nos muestra su final.

"8CCCPP", más que cualquiera de tus otros libros, propone una poesía del lenguaje. Es decir, una poesía que ausculta los mecanismos de la representación verbal y no los de la experiencia. ¿No crees que hay un riesgo ahí?
Mucho de lo que llamamos realidad no es sino una construcción del lenguaje. Para los lacanianos, por ejemplo, existe el real, que es esta especie de excreción del orden simbólico, del lenguaje, de modo que el lenguaje se construye casi como una defensa frente a ese real indomable. Piera Alaugnier es una analista francesa que afirma que la primera violencia que sufre un niño sucede cuando no puede entender lo que le dice la madre. Y creo que esa violencia es la que de alguna manera reproduce el poeta.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook