Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
ANALISTAS ANTICIPAN UN BUEN REGALO PARA LOS BOLSILLOS

Precios de alimentos seguirán hacia la baja en los próximos tres meses

Caída de costo de los commodities agrarios ya se refleja en mercados. El valor del aceite se habría reducido 10% en dos meses, según Alicorp

Por Ricardo Serra Fuertes / Azucena León Torres / Manuel Marticorena Solís

La caída de los precios de los commodities agrarios, como el aceite de soya y el trigo, que se produjo desde hace ya varios meses, se empezó a reflejar en menores precios al consumidor final en los mercados de Lima. Se prevé que la misma tendencia decreciente se mantenga en los próximos meses.

Tras un recorrido que hizo este Diario por el mercado de Caquetá, diversos comerciantes manifestaron que el costal de harina de 50 kilogramos ha pasado de valer --en el último mes-- de entre S/.110 y S/.113 a costar entre S/.100 y S/.105.

Al referirse a los precios del aceite, la botella de litro ha pasado de costar entre S/.7,3 y S/.7,8 a valer entre S/.6,5, S/.7,0. Además, la caja de 12 botellas (cada una de un litro) ha bajado en Caquetá de S/.84 a S/.78.

Paolo Sacchi, gerente central del negocio de productos industriales de Alicorp, explicó que los menores precios también se han trasladado al rubro de productos oleaginosos, pues el valor del aceite, en soles, habría experimentado una caída promedio de 10% en los últimos dos meses.

"En el caso del aceite, el consumidor final sentirá la reducción cuando se agote el actual stock", indicó Sacchi.

Aunque no descartó que el precio de los alimentos pueda descender aun más, dijo que ello dependerá de los inventarios y de las reservas que manejen las empresas.

Por su parte, el jefe del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), Renán Quispe, señaló hace unos días que la tendencia de la caída de los precios de los aceites se va a mantener. Agregó que probablemente los precios de los derivados del trigo también bajen en diciembre.

Hace más de un mes un informe de Apoyo Consultoría mostró que los precios de alimentos como harina, fideos, aceite, pan y pollo recién comenzarían a bajar a mediados de diciembre, a pesar de que las cotizaciones de los commodities agrícolas se redujeron desde mediados del presente año.

RAZONES PARA EL REZAGO
Según diversos analistas, el retraso vivido para la reducción de los precios locales se debe a las existencias de los productores y a los contratos de precios a futuro que se pactaron.

Mario Guerrero, analista de Scotiabank Perú, explicó que a las empresas les toma alrededor de dos o tres meses renovar sus reservas. "La expectativa es que los precios internos de los alimentos comiencen a asumir los menores costos internacionales en el primer trimestre del próximo año", apuntó.

Por su parte, Juan Carlos Odar, analista del Banco de Crédito del Perú, comentó que se espera una tendencia a la baja de los precios de los alimentos en los próximos meses, que debería ayudar a que la inflación empiece a reducirse.

"Es probable que su efecto se vea con más fuerza en el verano. Puede que se dé en el resultado de diciembre, pero los precios de los alimentos al consumidor van a seguir cayéndose en los próximos meses", apuntó.

De esta manera, una reducción de los precios de los principales alimentos se traduciría en un mayor poder adquisitivo de la población, con la respectiva mayor sensación de bienestar. Y mejor aun considerando que el 75% de los limeños percibe la crisis económica internacional como el alza de precios, según la consultora Arellano Márketing.

Ministerio realiza seguimiento
La ministra de la Producción, Elena Conterno, señaló que su portafolio hace un seguimiento de los precios de los alimentos relacionados con los commodities agrícolas.

"El propio Dionisio Romero (presidente de directorio de Alicorp) ha resaltado que estarán haciendo una reducción significativa (de precios) en enero, así que estamos esperando a la primera semana del próximo año para ver cómo se refleja esto en los precios", comentó.

La ministra agregó que ya se han visto reducciones de precios en los alimentos, y resaltó que esta tendencia continuará.

Indicó también que cuando las principales empresas industriales reducen sus precios, las demás firmas les siguen los pasos, debido a la competencia.

La vocera del Ejecutivo explicó que cuando los minoristas saben que el industrial bajó los precios, no le comprarán al mayorista hasta que este último también reduzca sus precios.

EN PUNTOS
Algunos precios en la capital
4Según un sondeo de precios realizado por el Indecopi el miércoles 17 de diciembre, la botella de aceite, en los centros de abasto visitados, se comercializaba a S/.6,75 en promedio, precio que se mantenía estable respecto de la semana previa.
4El precio de la botella de litro de aceite vegetal varía hasta en S/.0.90. El producto es más barato en San Juan de Miraflores (S/.6,47) y Surco (S/.6,57), y más caro en Surquillo (S/.7,53) y San Luis (S/.6,95).
4El precio del paquete de fideos tallarín de 500 gramos era menor en los mercados de San Juan de Miraflores (S/.1,86) y La Victoria (S/.1,88). En Ate-Vitarte, Breña y Surco el precio era de S/.1,93, pero sobrepasaba los S/.2,00 en Magdalena (S/. 2,01) y Surquillo (S/.2,16).

DEL CONSULTOR
Dejemos que el mercado opere*
La caída de los precios de los alimentos muestra una vez más que el mercado funciona si lo dejamos tranquilo. Sucede que cada vez que se presentan tendencias inflacionarias, en particular alzas en los precios de los alimentos, los gobernantes de América Latina se sienten en la obligación de "hacer algo".

Los más populistas optan por echar la culpa a los supermercados (lo hizo Chávez, lo ha hecho Fernández de Kirchner). Los moderados, igual de equivocados conceptualmente, suelen limitarse a una que otra declaración en la prensa "jalándoles las orejas" a comerciantes y productores de alimentos.

Algo así ha venido sucediendo en el Perú recientemente. Hace unos días, cuando los precios de los alimentos empezaron a bajar en el mercado internacional, la ministra de la Producción, Elena Conterno, no pudo escapar a la tentación de llamar la atención a la industria local por no haber bajado sus precios en consecuencia. Pequeño error conceptual. Se desesperó innecesariamente. En una economía libre tiene que pasar un tiempo para que los precios se ajusten al valor de los insumos.

Si no hay interferencias extrañas, los precios se van a ajustar.

Como hay competencia, el harinero o el aceitero que no ajuste sus precios a la baja va a perder mercado.

De ahí que ahora asistamos a la tan esperada reducción en el precio de la harina, del aceite y de los fideos.

El Gobierno debe limitarse a vigilar que no haya concertación de precios desde el Indecopi. Querer interferir en la formación de precios acusando a las empresas de ser las malas de la película nunca funciona.
* Daniel Córdova. Decano de Economía de la UPC

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Suscríbase Tema del día

¿Tú qué opinas?

  • Cargando lista de blogs de opinión.