Edición impresa

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook
ESPECIAL. ESPAÑA: ATEOS VS. CREYENTES

Se desata la guerra de los ómnibus

Grupo de no creyentes pone publicidad atea en Barcelona, mientras en Madrid la Iglesia Evangélica responde pagando la publicidad de un ómnibus que señala "Dios existe"

Por Yolanda Vaccaro. Corresponsal

MADRID. "Dios sí existe. Disfruta de la vida en Cristo" y "Probablemente Dios no existe. Deja de preocuparte y disfruta de la vida": estas son las dos frases que aparecen en algunos ómnibus españoles ante la estupefacción generalizada. La primera ya circula en la parte posterior de un vehículo de una línea de la zona sur de Madrid y busca responderle a la segunda que, desde el 12 de enero pasado, se lee en ómnibus públicos de Barcelona.

La polémica comenzó cuando se conoció que Transportes Metropolitanos de Barcelona (TMB), empresa cuyo titular es el Ayuntamiento de Barcelona, había aceptado que parte de sus ómnibus lleve carteles con la frase de marras. La campaña, que comenzó en el Reino Unido, llegará a Madrid el 26 de enero.

En entrevista con El Comercio, uno de los dirigentes de la campaña barcelonesa de los 'buses ateos', Albert Riba, explica las razones que los animaron a lanzar un mensaje que puede ser considerado más que una provocación: "Nuestro eslogan no es dogmático. Nosotros no decimos 'Dios no existe', sino que decimos 'probablemente Dios no existe', con lo cual no descartamos las creencias de otras personas. Lo único que hacemos es dar ese margen necesario para la racionalidad. Si dijéramos 'Dios no existe' y ellos dicen 'Dios sí existe', entonces no hay nada de qué hablar. Si dijeran 'probablemente sí existe' habría lugar a la racionalidad. Somos tolerantes y abiertos". Sobre la motivación para emprender semejante publicidad, responde: "Nos dirigimos a los ateos porque es necesario que también se oigan sus voces, y también a aquellas personas que tienen dudas o que viven atormentadas porque creen que están pecando al no seguir los mandatos de una iglesia, para que dejen de sufrir. No somos mesiánicos, no queremos salvar a nadie de nada, porque creemos que no hay de qué salvarse".

La campaña consiste en la difusión de la citada frase en dos ómnibus de las líneas 14 y 41 de TMB. Ha costado 2.500 euros, producto de donaciones voluntarias de miembros particulares de la plataforma organizadora, Unión de Ateos y Librepensadores de Cataluña.

En cualquier caso, la idea no es hispana. La campaña nació en el Reino Unido de la mano del biólogo darwinista Richard Dawkins, autor de "El gen egoísta" y "El espejismo de Dios", y de Ariane Sherine, columnista del diario británico "The Guardian". Con ella se pretende, según los organizadores, contrarrestar a quienes amenazan con el infierno a los nos creyentes.

En el Reino Unido, los activistas han logrado recaudar más de 200.000 dólares de donaciones privadas. Así, ochocientos 'buses ateos' recorren desde el martes pasado calles de ciudades como Londres, Birmingham, Manchester y Edimburgo, con el mensaje "There's probably no God. Now stop worrying and enjoy your life" (la versión en inglés de la frase antes citada).

REACCIÓN CRISTIANA
En el Reino Unido, la campaña se desarrolla prácticamente sin oposición. Es más, la Iglesia Metodista ha llegado a dar la bienvenida a los 'buses ateos' porque dice que la polémica servirá para que la gente piense en Dios.

Pero en España la situación es distinta. Para el Observatorio de Antidifamación Religiosa, se trata de una falta de respeto muy grande hacia quienes sí creen.

La reacción de la Iglesia no se ha hecho esperar. El Arzobispado de Barcelona ha emitido un comunicado en el que manifiesta que para los creyentes en Dios la fe en la existencia de Dios no es motivo de preocupación ni es tampoco un obstáculo para gozar honestamente de la vida, sino que es un sólido fundamento para vivir con una actitud de solidaridad y de paz y con un sentido de trascendencia.

Para el padre mercedario Alejandro Fernández Bajarrón, presidente de la Conferencia Española de Religiosos, la campaña es ofensiva en la medida en que supone que los creyentes no saben disfrutar de la vida o que viven en una constante frustración. "Usted, si no quiere creer en Dios, no crea; pero no me llame a mí frustrado", acota.

Para el religioso, el mensaje está en íntima conexión con las campañas permanentes de laicismo que se repiten en los últimos tiempos. "Es el comienzo de una campaña más fuerte que se avecina por el laicismo agresivo en España", añade.

Quienes han pasado a la acción son los miembros de la Iglesia Evangélica. Ellos, a través del Centro Cristiano de Reunión de Fuenlabrada (sur de Madrid), son los autores de la frase "Dios sí existe. Disfruta de la vida en Cristo", eslogan que han colocado como mensaje publicitario en un ómnibus que, desde el 25 de diciembre, recorre las calles de una zona del extrarradio sur de Madrid. La Iglesia Evangélica reaccionó así al enterarse de los planes de los activistas ateos y decidió adelantarse. Esperan poder pagar un cartel publicitario idéntico en ómnibus del centro de Madrid a partir de la próxima semana.

"Queremos comunicar al mundo que Cristo existe y que es el camino para una vida mejor", señala Francisco Rubiales, miembro del Centro Cristiano de Reunión, quien cree que todos pueden expresar libremente sus opiniones y sus derechos fundamentales. "Respetamos a todas aquellas personas e instituciones que manifiestan públicamente sus opiniones, ideas y creencias. Por eso desde la misma plataforma pública que constituyen los ómnibus de transporte público queremos llegar a los ciudadanos", acota.

Todo indica que Madrid será el principal campo de esta particular batalla. Por 4.000 euros esta semana Publisistemas, la empresa que gestiona la publicidad de los ómnibus de la Empresa Municipal de Transportes de Madrid, cerró un acuerdo con la Asociación Madrileña de Ateos y Librepensadores para que los llamados 'buses ateos' lleven su mensaje por las calles de la capital desde el 26 de enero.

El pastor Rubiales señala que no se trata de una batalla ya que, aunque su campaña cuenta con mucho menos presupuesto que la de los ateos, tiene algo mucho mejor que el dinero. "Tenemos a Dios de nuestra parte", explica.

Repercusión en Latinoamérica
MADRID.
Albert Riba, dirigente de la Unión de Ateos y Librepensadores de Cataluña, afirma que desde que se conoció el lanzamiento de la campaña, mucho antes de que los 'buses ateos' empezaran a circular, su teléfono celular no ha parado de sonar ante la cantidad de medios de comunicación que querían su testimonio.

Riba indica que ha recibido aproximadamente 3.000 mensajes. "Por lo menos la sexta parte de ellos procede de Latinoamérica. Principalmente me piden que apoyemos una campaña similar en sus países", asegura.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook