• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Barack Obama asegura que Israel es país amigo

22:16 | El senador de Illinois, reunido con el presidente israelí, Shimon Peres, describió a ese país como un "milagro que floreció" desde su fundación

Sderot, Israel, (Reuters) - El aspirante demócrata a la presidencia de Estados Unidos Barack Obama aseguró el miércoles a Israel y a sus partidarios judíos en Estados Unidos que era un amigo que no iba a presionar por obtener concesiones de paz que comprometan su seguridad.

Describiendo al Estado judío como un milagro, prometió un firme apoyo a Israel y dijo que solo mantendrá una reunión de bajo perfil con líderes palestinos.

Obama, quien está buscando despejar la cautela entre algunos votantes judíos estadounidenses sobre su política hacia Israel, viajó a la localidad de Sderot, que ha sido atacada por cohetes disparados desde la Franja de Gaza controlada por Hamas, diciendo que esperaba llevar la paz, pero sin dictar los términos de un acuerdo.

"Estoy aquí para decir como estadounidense y como amigo de Israel que estamos con el pueblo de Sderot y con todo el pueblo de Israel", dijo Obama a periodistas en la comisaría del lugar.

El aspirante republicano a la presidencia, John McCain, viajó a Sderot en marzo pero no visitó Cisjordania. Los ataques con cohetes en Sderot han casi cesado desde que en junio entró en vigencia un alto al fuego con Hamas.

En un aparente golpe a los esfuerzos de último momento del presidente estadounidense George W. Bush para lograr un acuerdo de paz antes del fin de su mandato, Obama dijo que no "iba a esperar que pasen años de mandato o a mi segundo mandato si soy electo" para presionar por un pacto.

"No necesitamos un acuerdo de paz sólo para tener un pedazo de papel", dijo. "Necesitamos algo significativo", agregó.

En noviembre, Israel y los palestinos lanzaron negociaciones con el apoyo de Estados Unidos para alcanzar un acuerdo de paz a fines del 2008.

Pero funcionarios israelíes dijeron que cualquier tipo de acuerdo sólo brindaría el marco para la creación de un Estado, que no sería implementado hasta dentro de varios años.

Obama dejó de lado las críticas que sugieren que podría presionar a Israel para que haga más concesiones.

Obama dijo que no creía que los líderes israelíes salieran de sus reuniones con "la sensación de que los voy a presionar para que acepten algún tipo de concesión que ponga en riesgo su seguridad".

"MILAGRO"

El senador de Illinois, reunido con el presidente israelí, Shimon Peres, describió a Israel como un "milagro que floreció" desde su fundación hace 60 años. Luciendo un solideo judío, luego colocó una corona de flores blancas en el museo conmemorativo del Holocausto Yad Vashem.

Evitando un viaje de alto perfil a la ocupada Cisjordania que podría alejar a los votantes judíos, a los que necesita para lograr llegar a la Casa Blanca, Obama no efectuó declaraciones tras una reunión de una hora con el presidente Mahmoud Abbas y el primer ministro Salam Fayyad en Ramallah.

Pero tras cenar con el primer ministro del Estado judío, Ehud Olmert, Obama dijo a periodistas que había encontrado entre los palestinos "un fuerte sentimiento de que se está progresando y que se están desarrollando conversaciones honestas" en las reuniones por la paz.

Olmert podría verse obligado a abandonar el cargo por una investigación sobre corrupción, reduciendo la posibilidad de firmar un acuerdo de paz este año.

Cientos de oficiales de seguridad palestinos con cascos y rifles automáticos se formaban en las calles mientras Obama se dirigía a la ciudad desde Jerusalén. Su convoy negro pasó por el elevado muro entre Israel y Cisjordania y asentamientos judíos en su ruta.

Obama instó a obtener el apoyo de líderes palestinos como Abbas y Fayyad, que favorecen una solución de dos estados al conflicto y rechazaron la posibilidad de negociar con sus rivales de Hamas a menos que el grupo islámico renuncie a la violencia y reconozca el derecho de Israel a existir.

Obama consternó a los palestinos cuando el mes pasado dijo que Jerusalén debería ser la capital única de Israel, sin divisiones.

Los palestinos quieren que el este árabe de Jerusalén, capturado por Israel en 1967, sea la capital de su eventual Estado. Obama luego dijo que "se expresó mal" cuando realizó esos comentarios.

Un colaborador de Obama dijo que el programa nuclear de Irán y el proceso de paz de Oriente Medio dominaron sus discusiones con los líderes israelíes, mientras los palestinos se enfocaron en las negociaciones con Israel y la asistencia para su economía.

En Sderot, Obama dijo: "Un Irán nuclear plantearía una amenaza seria y el mundo debe evitar que Teherán obtenga un arma nuclear".

El aspirante a la presidencia llegó a Israel horas después de que un palestino embistiera una máquina excavadora contra vehículos en una transitada calle de Jerusalén, cerca del hotel donde tenía su reserva el senador. El atacante hirió a al menos 16 personas antes de ser asesinado.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com