• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Venden Aeroclub de Collique pese a que fue donado para aviación civil

8:00 | En colecta pública se reunió en 1944 más de S/.1,5 millones para comprar terreno. Fuentes estatales ofrecen levantar otra escuela de aviación civil

Por Álvaro Gastañaduí Ramírez

Después del conflicto con el Ecuador de 1941, un grupo de peruanos se percató de que el Perú no contaba con una aviación civil que brindara apoyo (transporte) en caso de guerra exterior. En cambio sí lo tenía en el mar, con las miles de embarcaciones de pesca y de transporte, y terrestre, con todos los vehículos particulares y animales de carga que había en esa época y, sobre todo, con los peruanos dispuestos a luchar por su patria.

Para promover la aviación civil --llamada reserva aérea-- se creó la Liga Nacional de Aviación, que logró reunir 1'516.255,38 soles en una colecta en la que participaron más de medio millón de peruanos, además de muchos otros que contribuyeron con los planos y con su trabajo. Incluso, hasta la Sociedad Infantas y Caudivillas, que vendió las 64,9 hectáreas del terreno de Comas, hizo un descuento al enterarse de que en ese lugar se iba a levantar la futura Escuela de Aviación Civil de Collique.

Ese dinero alcanzó para los hangares, para los dormitorios de los pilotos y sus instructores y para diez aviones de instrucción Taylorcraft. Todo eso se entregó el 29 de octubre de 1944 al presidente Manuel Prado con el fin de que sirviera para la aviación civil, tal como lo consignó El Comercio en su edición del 30 de octubre.

El Estado aceptó la entrega mediante resolución del 3 de noviembre de ese año, en la que señala que el objeto de la obra es "fomentar el desarrollo de la aviación civil".

Sin embargo, 64 años después, y luego de una licitación, el Fondo Mivivienda entregó el 29 de agosto la buena pro al Consorcio Collique --integrado por Graña y Montero y Besco-- para la construcción de 22 mil viviendas en ese terreno.

Sin embargo, este no fue el primer golpe dado por el Estado contra esa iniciativa privada. En marzo de 1982, mediante una resolución suprema, se dividió en dos el terreno del aeródromo y transfirió una de las partes a la Industria Aeronáutica del Perú (Indaer), cuyo fin es la aviación militar.

VENTA ES ILEGAL
De manera coincidente, los congresistas Isaac Mekler, Raúl Castro y Víctor Andrés García Belaunde, así como el ex presidente del Aeroclub de Collique César Atala y el abogado Mario Castillo Freyre aseguraron que esa venta era ilegal, porque el Estado recibió esa propiedad y toda su infraestructura como una donación con el fin de promover la aviación civil. Aseguraron que el Estado no participó en la compra de ese terreno, sino más de medio millón de peruanos que hicieron sus donaciones y a cambio de las cuales recibieron una insignia en forma de alas.

El abogado Castillo explicó que tanto el Código Civil de 1936 --que sigue regulando esa donación-- como el vigente, de 1984, establecen que un bien donado no se puede destinar a otro fin que el señalado por el donador como causa del acto jurídico.

De manera coincidente con Atala, Castillo Freyre descartó que sea necesario cambiar el aeródromo de Collique a otro lugar menos urbanizado, porque los aviones de instrucción no representan mayor riesgo en comparación con los aviones comerciales y de guerra que aterrizan y despegan del aeropuerto Jorge Chávez o de la Base FAP de Las Palmas, que también están rodeados de zona urbana.

SE MANTIENE EL OBJETIVO
Tanto el Ministerio de Defensa como Pro Inversión negaron haber participado en esa venta. Según fuentes del ministerio, ese terreno nunca formó parte de los bienes de las Fuerzas Armadas, sino que se mantuvo en el Estado y bajo competencia de la Superintendencia de Bienes Nacionales. Voceros de Pro Inversión, entidad citada para el lunes al Congreso para explicar esa venta, también negaron haber tenido participación en ese proceso.

En efecto, toda la licitación fue organizada por el Fondo Mivivienda y la Superintendencia de Bienes Nacionales. El primer organismo admitió que organizó el proceso de venta, pero el saneamiento legal del bien le correspondió a la otra entidad. Sin embargo --según lo dio a conocer a través de su secretaria--, el superintendente Jorge Villanueva Carbajal recién se pronunciaría sobre este tema la próxima semana.

No obstante ello, trascendió que para el Estado no se desvirtúa el objetivo de la donación, porque el dinero que se obtenga de la venta se destinará para la futura Escuela de Aviación Civil. Sin embargo, no se pronunciaron sobre la parte que corresponde a Indaer --exactamente la mitad-- y que se entregará para constituir esa empresa, disuelta en noviembre último.Además, consideran que ese lugar no era el adecuado para un aeródromo, por su cercanía a zonas urbanas, y tampoco hay inscrita en los Registros Públicos la carga o finalidad de la donación.

Destinarían US$9 millones para aeródromo
Aunque la cifra exacta recién se conocería cuando el Fondo Mivivienda resuelva las impugnaciones formuladas al proceso de licitación del aeródromo de Collique, trascendió en el Ministerio de Vivienda que por la venta de las 64,9 hectáreas el Estado Peruano recibiría unos 55 millones de soles (18,9 millones de dólares). De esa cantidad, que fue el precio inicial tasado, unos 9 millones de dólares se destinarían para la construcción del nuevo aeródromo, en un lugar no determinado, y la diferencia a la Industria Aeronáutica del Perú (Indaer).

Voceros de Mivivienda confirmaron que la empresa DHMont impugnó el proceso, por haber sido descalificada al presentar una propuesta menor al precio base. Su recurso será examinado por esa institución este miércoles.

Entre tanto, Graña y Montero, empresa que ganó la licitación junto con la constructora Besco, aseguró que, como el resto de concursantes, recibió del Fondo Mivivienda información legal de los predios. "El estudio de títulos arroja que todo está en orden. Un terreno figura a nombre de Indaer y, el otro, del Estado. De haber alguna falla, la empresa no se habría presentado", dijo Rolando Ponce, gerente de la División Inmobiliaria de Graña y Montero.

MÁS DATOS
4El jueves 28 de agosto, un día antes de la buena pro para la venta del aeródromo de Collique, el Congreso solicitó que se prorrogara ese acto hasta que se determinara su legalidad.
4Además, ese mismo día el Parlamento creó una comisión investigadora de esa venta. Dicho grupo citó para este lunes, a las 6 p.m., al titular del Fondo de Mivivienda, Guillermo Alarcón, así como a David Lemor y René Cornejo, actual y anterior directores de Pro Inversión.

DEL CONSULTOR
La justicia debe ver este caso*
Si aquel heredero voluntario o legatario no cumple las obligaciones o cargos señalados por quien le otorga o dona un bien, puede llegar a perderlos.

Sin embargo, esos cargos u obligaciones deben estar establecidos en una escritura pública que lo señale con claridad en el caso de donación de bienes inmuebles. En este caso del aeródromo de Collique, el acto de entrega que hizo la Liga Nacional de Aviación al Estado Peruano --de un terreno y de su infraestructura con el fin de que sirva para el desarrollo de la aviación civil-- es en realidad un indicio de que hubo una donación con cargo. En todo caso, corresponderá al Poder Judicial determinar si hubo esa voluntad de donar con una obligación específica para el Estado.

Le compete a la asociación que hizo la entrega o a alguno de sus miembros iniciar la acción judicial que corresponda para hacer respetar esos cargos. Y si ellos ya no existen, el derecho les asiste a sus herederos.
* Augusto Ferrero. Abogado

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com