• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google

Venus es el planeta que más se parece a la Tierra

18:32 | Así lo demuestran las investigaciones realizadas con ayuda de la sonda "Venus Express"

París (DPA) .- El planeta Venus, con 460 grados centígrados de temperatura en superficie y lluvias de ácido sulfúrico, es poco apto para el ser humano, pero mucho más similar a la Tierra de lo hasta ahora pensado, según las últimas mediciones de la sonda espacial "Venus Express", presentadas hoy en París.

Un fuerte efecto invernadero, análogo al de la Tierra, eleva la temperatura de la atmósfera venusiana hasta niveles que evaporaron todo vestigio de agua que pudiese haber habido en otros tiempos sobre su superficie, señaló la Agencia Espacial Europea (ESA).

La sonda "Venus Express" fue impulsada el 9 de noviembre de 2005 por un cohete Soyuz que partió de Kazajstán a un viaje de 400 millones de kilómetros en el espacio. La sonda entró en órbita venusiana en mayo de 2006.

El objetivo de la misión de 220 millones de euros es determinar qué causas tuvo el desarrollo desigual de Venus con respecto a la Tierra a lo largo de los últimos 4.000 millones de años, cuando el planeta vecino es tan similar en masa y tamaño que hace apenas 50 años había científicos que suponían que allí había mares y continentes e incluso tal vez plantas y animales.

Las exploraciones espaciales de los últimos años han destruido esta imagen idílica. Hace ya tiempo que se sabe que en Venus impera una temperatura que derrite hasta al plomo y que su superficie es desértica. "Venus y la Tierra son gemelos separados al nacer, que a partir de entonces tuvieron una desarrollo diferente", dijo el coordinador científico de la misión "Venus Express", Dimitri Titov.

Venus es, con sus 12.100 kilómetros de diámetro y su peso y fuerza gravitatoria, muy similar a la Tierra. Pero su atmósfera está compuesta en hasta un 96,5 por ciento de dióxido de carbono (CO2), con algo de nitrógeno.

El CO2 impide la pérdida al espacio del calor que ingresan los rayos solares y determina así un fuerte aumento de la temperatura, favorecido también por la presión atmosférica, cien veces mayor que la de la Tierra. "En Venus hay un efecto invernadero global similar al de la Tierra", señaló David Greenspoon, uno de los científicos interdiscipliarios del proyecto.

Este fenómeno evapora el agua en superficie, que según Greenspoon, podría haber existido alguna vez en forma de océanos. La evaporación del agua incrementa su presencia en la atmósfera, lo que a su vez aumenta el efecto de calentamiento, agregó el investigador.

La carencia de un campo magnético hace por otra parte que Venus no esté protegido de los vientos solares, destacó Mats Holmström, del Instituto Sueco de Física Espacial. El planeta pierde de este modo oxígeno e hidrógeno, lo que también genera la desertificación de la superficie.

En la Tierra son los relámpagos a gran altura los que renuevan la capa de ozono protectora. También en Venus se registran descargas ricas en energía mediante rayos, Pero, según la información transmitida por la "Venus Express" son sólo 50 por segundo, la mitad de la frecuencia de nuestro planeta. Aún no es claro qué reacciones químicas producen en la atmósfera venusiana.

Una corriente de aire de la faz diurna a la nocturna hace que no se produzca un enfriamento fuerte durante la noche venusiana. "La "Venus Express" determinó que a unos 100 kilómetros de altura existe una capa de aire de temperatura inesperadamente cálida y estable. En el polo sur de Venus se forman torbellinos de nubes que se asemejan a las grandes corrientes de aire en el polo norte terrestre.

La ESA intentará investigar el año próximo con mayor detalle la situación sobre la superficie venusiana. La "Venus Express" será conducida para ello a una órbita más baja, en la que circundará al Lucero durante cuatro días venusianos, cada uno de los cuales dura sin embargo 243 días terrestres. Venus completa la rotación sobre su eje en forma tan lenta, que un día de este planeta insume más que el año -el movimiento de traslación en órbita solar-, que sólo suma 225 días terrestres.

Los resultados actuales de la misión "Venus Express" se publicarán en nueve artículos en la edición de mañana de la revista científica británica "Nature".

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google