• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Novak Djokovic: el campeón de tenis es un imitador fanático de Maradona

11:16 | El ganador del Abierto de Australia logró el octavo título de su carrera y el primer Grand Slam de su vida

Melbourne (EFE).- Es el primer serbio en ganar un Grand Slam. Seguramente también es el primer tenista de ese país que tiene una camiseta de la selección argentina firmada por Diego Armando Maradona, que le fue regalada en el último Roland Garrós por el mismísimo 'Pelusa'. Ambos trofeos ahora descansarán juntos como lo más preciado que Novak Djokovic tiene en la vida.

Es fanático de Maradona, pero también de la comedia. Djokovic se hizo famoso, antes de obtener el primer Grand Slam de su carrera, por sus imitaciones de otros jugadores del circuito mundial: Ni Rafael Nadal, Roger Federer, Andy Roddick, y ni la mismísima María Sharapova se han salvado. Su última imitación de la diva del tenis ruso data de la primera ronda del Abierto de Australia, cuando uno de los comentaristas del torneo le pidió reiteradamente que imitase a la jugadora rusa y, tras varias negativas, al final accedió, colocándose el pelo y copiando la forma de la rusa al saque. "A ella sé que le gusta y no le importa", dijo.

Así es "Nole" Djokovic, cuyos padres Srdjan y Dijana han regentado una pizzería y un restaurante en una montaña de Serbia durante los últimos 15 años. Novak pudo ser esquiador como lo fueron de forma profesional su progenitor y sus tíos, o futbolista como lo fue también su padre, pero eligió el tenis a una temprana edad, y ahí se acabaron los deseos de Srdjan, quien aún así apoyó a su hijo yendo a la final del abierto de Australia.

Ahora esta tradición familiar parece que continua en sus dos hermanos pequeños, Djordje y Marco, de 13 y 16 años, respectivamente; el último de ellos participó este año en el torneo junior del Abierto de Australia, pero el que tiene más habilidad es Djordje.

Criado en la academia de Niki Pilic en Munich, donde empezó con 12 años y permaneció durante dos temporadas, Djokovic enseguida comenzó a despuntar sobre sus compañeros, destacándose como un gran jugador en pista dura, aunque él se considera un tenista que se adapta a cualquier pista y situación, algo que ha demostrado al convertirse en el tenista más joven que alcanza las cuatro semifinales del Grand Slam, con 20 años y 247 días.

Unos problemas respiratorios, causados por una desviación de tabique nasal, le hicieron pasar por el quirófano a finales del 2006. Djokovic había tenido que acostumbrarse hasta entonces a controlar su respiración en la pista y a no hacerlo por la boca, y este trabajo le desgastaba en los partidos, como por ejemplo en los cuartos de final de Roland Garros de 2006 contra Nadal, en los que se retiró tras perder los dos primeros sets.

Sin embargo, el políglota jugador (habla serbio, alemán, italiano e inglés) ha explotado en el primer grande de la temporada, en el que ha logrado el octavo título de su carrera y se ha convertido en el primer jugador de su país que alcanza la gloria del Grand Slam en una edición del Abierto de Australia que pasará a la historia porque ninguno de los dos primeros jugadores del mundo, el suizo Roger Federer y el español Rafael Nadal, han ocupado un sitio en la final, por primera vez en los 11 últimos Grand Slams.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas