• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

El terminal de Yerbateros se mudó al frente del local que fue clausurado

7:30 | Las empresas de transporte que operaban en dicho recinto se mudaron a un terreno de Expreso Molina, ubicado al frente, que pertenece a la jurisdicción de San Luis

Por Andrea Castillo Calderón

Ante la clausura definitiva del terminal terrestre de Yerbateros, que venía funcionando en la cuadra 13 de la avenida Nicolás Ayllón, en el distrito de Ate-Vitarte, las empresas de transporte interprovincial que operaban en ese lugar solo tuvieron que cruzar la vía para continuar brindando sus servicios. Estas empresas se instalaron en un predio de propiedad de Expreso Molina Unión E.I.R.L., desde donde parten ahora hacia diversas localidades de la sierra y selva central del país.

El nuevo terminal se instaló en un inmueble ubicado también en la cuadra 13 de dicha avenida, pero en la jurisdicción del distrito de San Luis, que cuenta con licencia de construcción de terminal terrestre, pero aún carece de autorización o licencia municipal de funcionamiento.

"Decidimos albergar a los transportistas que dejaron Yerbateros, para que los pasajeros no se vean perjudicados por la falta de servicio", comentó Evodio Sánchez Cárdenas, administrador de la empresa Molina en Lima. Indicó también que los transportistas utilizan la zona de embarque y desembarque de su terminal de forma gratuita, pero más adelante deberán regularizar su situación con la firma de contratos. "Entonces, las empresas deberán presentar todos sus documentos en regla", aseguró Sánchez Cárdenas.

Ayer se pudo verificar que estas empresas seguían operando de manera informal, como lo hacían en Yerbateros, y que continuaba la venta de pasajes en la vía pública, la falta de control, y el registro de pasajeros y peso de la mercadería que se traslada en las bodegas de los ómnibus.

"Esas prácticas se corregirán cuando el terminal terrestre Molina esté concluido y cumpla con las medidas de seguridad de defensa civil", comentó el alcalde de San Luis, Fernando Durand García. La autoridad afirmó que las obras civiles del terminal Molina tienen 80% de avance y que, a diferencia de Yerbateros, ha sido diseñado para funcionar solo como terminal terrestre.

Aseguró también que la Municipalidad de San Luis se encargará de ordenar el comercio ambulatorio y el cuidado de las áreas verdes en las inmediaciones del terminal Molina, pero corresponderá al Ministerio de Transportes y Comunicaciones verificar que las empresas de transporte interprovincial que allí operen estén debidamente formalizadas.

PIDEN APOYO DE PNP
En tanto, el alcalde de Ate-Vitarte, Juan Enrique Dupuy, aseguró que, además de cerrar definitivamente el terminal de Yerbateros, se ha dado cinco días de plazo a la empresa Huanca para que subsane las deficiencias de seguridad que presenta en su terminal colindante con el de Yerbateros y en el que opera la empresa Salazar. "De no hacerlo en ese término, procederemos a la clausura definitiva", indicó el burgomaestre.

Empero, como pudo comprobar este Diario, la empresa Salazar continuó ayer vendiendo pasajes y programando salida de ómnibus a vista y paciencia de los policías que custodian el frontis del terminal ubicado en la avenida Nicolás Ayllón 1329. "Se necesita el respaldo de la Policía Nacional, para que las medidas adoptadas rindan resultados", anotó el alcalde Dupuy.

Fiori en manos del Concejo de Lima
La Municipalidad de San Martín de Porres informó ayer que cualquier medida relacionada con el terminal terrestre de Fiori, incluso su cierre, corre por cuenta de la Municipalidad de Lima, pues el embarcadero se ubica en el ámbito del plan vial de Lima.

Erik Hidalgo, administrador del terminal de Fiori, ubicado a la altura del kilómetro 13,5 de la Panamericana Norte, aseguró que hasta el momento no han tenido ningún tipo de contacto con el concejo limeño, que tiene previsto realizar la ampliación de la vía. "Nuestra empresa está dispuesta a ceder parte de su terreno para esa obra y así lo hemos considerado en el estudio de impacto vial que entregamos al Ministerio de Transportes y del que todavía no tenemos respuesta", aseguró Hidalgo. Afirmó también que mientras no se definan los parámetros de la Panamericana Norte, su representada no puede invertir en el mejoramiento de su terminal.

Hasta el cierre de esta edición, la Municipalidad de Lima no se pronunciaba al respecto. Tampoco se supo si licitará la construcción de dos terminales terrestres para Lima, proceso que suspendió hace tres años.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com