• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

La Señora de la Máscara: La primera tumba wari hallada intacta en la huaca Pucllana

7:37 | Si bien se han descubierto en años pasados otros entierros del período imperial wari en este sitio arqueológico de Miraflores, este es el primero que se encuentra íntegro

Por Carlo Trivelli

Hace casi tres años, el equipo de arqueólogos que tiene a su cargo el Proyecto Huaca Pucllana hizo un importante descubrimiento: encontró los restos de un personaje prehispánico, de unos 1.300 años de antigüedad, que pertenecería a la cultura Wari. Quizá lo más interesante del hallazgo fue el ajuar de seis unkus (prendas de vestir utilizadas en el Perú prehispánico) de hermosa factura, en hilos de algodón y camélido, hallados con el personaje, denominado desde entonces el Señor de los Unkus.

Se trataba de uno más de una larga lista de entierros waris en el sitio o, más bien, de lo que huaqueros de la época de la Colonia habían dejado tras profanar las tumbas. Por eso el hallazgo que, en exclusiva para El Comercio, revela ahora Isabel Flores, arqueóloga encargada de la investigación y puesta en valor de la huaca miraflorina, resulta tan importante. Lo que se ha encontrado es la primera tumba intacta del período imperial wari en la huaca Pucllana.

La tumba guardaba tres fardos funerarios de individuos adultos y los restos de un niño sacrificado, costumbre habitual en este tipo de contextos funerarios. Junto con ellos se halló instrumental textil, cerámica y mates. Dos de los fardos presentan máscaras funerarias, una de las cuales, en excelente estado de conservación, permite suponer que perteneció a un personaje femenino; ello, sumado a una serie de instrumentos para elaborar textiles asociados directamente con este fardo, ha llevado al equipo al mando de Isabel Flores a bautizarla como la Dama de la Máscara.

PATRONES DE ENTERRAMIENTO
Los waris, como se puede ver en las imágenes, enterraban a sus muertos dentro de fardos hechos de sogas de fibra vegetal, que rellenaban con hojas para proteger el cuerpo y que tocaban en ocasiones con máscaras funerarias. Se trata de un patrón de entierro muy distinto al de la cultura Lima, cuyos muertos eran enterrados echados, en posición horizontal, sobre esterillas de totora, acompañados por diversas ofrendas a los lados.

Otra diferencia importante es que los entierros waris se realizaron en intervenciones en la misma estructura de la huaca ya construida y no en lugares especialmente designados para uso funerario; de ahí que hayan sido encontrados, en varias ocasiones, cuando se excavaba en pos de descubrir elementos arquitectónicos.

La importancia del hallazgo de la Dama de la Máscara y sus acompañantes es grande, ya que, si bien no cuenta con piezas espectaculares de metales preciosos, sí permite la reconstrucción fidedigna de los entierros waris en la huaca Pucllana, algo de lo que se tenía evidencia, pero escasa información a causa del saqueo sistemático del que fue objeto el sitio durante la Colonia y que dejó los contextos funerarios si no destruidos, sí seriamente dañados.

Ahora, tras la excavación de esta tumba y el proceso de desenfardado que comenzará hoy mismo, se podrá tener una idea más precisa de los rituales funerarios waris en la costa central, así como de la importancia de los personajes enterrados en la huaca miraflorina.
Algunas necesidades que no pueden esperar
Si bien el proyecto arqueológico de la huaca Pucllana resulta una experiencia ejemplar en muchos sentidos, no está libre de que existan algunas carencias y problemas.

Los trabajos se efectúan como parte de un convenio interinstitucional firmado por el Instituto Nacional de Cultura (INC) y la Municipalidad de Miraflores, y, si bien el proyecto aprobado para este año incluye el trabajo en otras tumbas, además de la recién descubierta, la municipalidad ha recortado al proyecto tres plazas de arqueólogos por razones presupuestales.

Existe, además, la necesidad de un espacio adecuado para todo el material (vasijas wari y lima, así como los hermosos unkus hallados hace tres años) que se tiene almacenado. Y no se trata solamente de una preocupación por la exhibición, sino, sobre todo, por la conservación del histórico material.

Más urgentemente, el proyecto necesita apoyo para poder tomar placas de rayos X a las momias recién descubiertas, gasto que no estaba presupuestado por lo insólito del hallazgo. Ya en alguna ocasión anterior, durante la gestión de Alberto Andrade, el alcalde hizo las gestiones para que una clínica prestara ese servicio. Ojalá ese apoyo edilicio se repita.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com