• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Poder Judicial registra en siete meses a 339 deudores de pensión alimentaria

10:12 | El padrón electrónico aún no se interconecta con centrales de riesgo. Piden agilizar y dar prioridad a los procesos judiciales por alimentación

Por Andrea Castillo Calderón

Cada año cientos de madres de familia se ven obligadas a iniciar procesos de alimentación, y emprenden un camino largo y, muchas veces, doloroso, para hacer valer los derechos de sus hijos. Luz Quiñones Pajuelo comenzó a hacerlo en el 2000, cuando su hija Alisson contaba 2 años. Ahora tiene 10 y una sentencia judicial de pensión de alimentos de 200 soles, pero el padre hace caso omiso del mandato judicial. "Siempre promete que le va a pasar, pero nunca cumple porque, según dice al juez, no tiene trabajo seguro y carga familiar; sin embargo, acude con dos abogados a las audiencias", se queja Luz.

Grimaldo Dayer Albornoz Garay (el progenitor) fue declarado en agosto pasado deudor alimentario moroso por el Segundo Juzgado de Familia del Cono Norte. El pedido lo hizo Luz a sugerencia de una amiga que sabía del Registro de Deudores Alimentarios Morosos del Poder Judicial o Redam.

Este fue creado por la Ley 28970 para inscribir en él a las personas que adeudan tres cuotas, sucesivas o no, de sus obligaciones alimentarias, establecidas en sentencias consentidas o ejecutoriadas, o por acuerdos conciliatorios con calidad de cosa juzgada. Desde enero, cuando fue activado, hasta la fecha hay inscritas 339 personas.

El padrón electrónico consigna el nombre completo del deudor, número de DNI y del expediente, como del juzgado de paz letrado o de familia que dispone la inscripción. También la pensión mensual y el monto impago acumulado. La deuda de Albornoz Garay con su hija Alisson suma S/.8.000. Pero en la lista electrónica, que se actualiza mensualmente, hay montos más abultados. Carlos Morales Andrade, quien fue alto directivo de la empresa Aerocontinente, acumula una deuda con sus tres hijos de 60.087.62 dólares (expediente 967-2001 del Cuarto Juzgado de Paz Letrado de Barranco). Otros, como el ciudadano Carlos Medardo Viteri Pérez, debe más de 30.000 soles. Pero también hay cifras menores. Luis Alberto Abad Mejía, en Huaraz (Áncash), figura en el Redam con 581 soles de deuda.

El número de deudores alimentarios morosos inscritos en el Redam aún es mínimo ante los 30.899 procesos por alimentos concluidos y resueltos en el período 2000-2008 en los distritos judiciales interconectados al Sistema de Información Judicial (SIJ).

Luz Quiñones Pareja solo espera que la inscripción en el Redam surta efecto: que el padre de Alisson se vea conminado a pagar su deuda. Sin embargo, esto depende por ahora de la voluntad del deudor alimentario, pues muchos aspectos de la Ley 29870 no han sido implementados.

Está pendiente, por ejemplo, la interconexión con el Reniec (antes de fin de año, aseguró Hugo Suero, gerente general del Poder Judicial) para que en el Redam aparezcan las fotografías de los inscritos. Tampoco se ha realizado la interconexión con la Superintendencia de Banca, Seguros y AFP (SBS), para que se registre la deuda por alimentos en la central de riesgos de este organismo supervisor.

La SBS aseguró que todo está listo para suscribir el convenio respectivo, pero la fecha debe señalarla el Consejo Ejecutivo del Poder Judicial. También está pendiente el intercambio de bases de datos con el Ministerio de Trabajo (para saber si el deudor labora y en qué régimen) y con la Superintendencia Nacional de Registros Públicos para conocer si este compra o vende inmuebles o bienes muebles. Hugo Suero, gerente general del Poder Judicial, aseguró que se ha formado un equipo técnico para desarrollar un programa (software) para facilitar el intercambio de bases de datos.

La congresista Rosario Sasieta, quien impulsó la Ley 29870, sostuvo que es imprescindible adoptar nuevos mecanismos que vayan a la par de las exigencias del mundo globalizado, de modo que la deuda alimentaria trascienda la esfera familiar y persiga al deudor sancionándolo en la esfera comercial y financiera, como se ha logrado en Argentina y Uruguay.

Para Javier La Rosa, especialista del consorcio Justicia Viva, el Redam es un paliativo que solo será efectivo con la reforma estructural de la administración de justicia. "Los procesos por alimentos son muy largos y no son una prioridad del sistema de justicia, por eso la implementación del Redam avanza a paso de tortuga", comentó. Luz Quiñones y su hija Alisson lo saben bien.

Es gratuito y no requiere abogado
El Registro de Deudores Alimentarios Morosos inscribe a todos los ciudadanos que adeudan tres cuotas o más, sucesivas o no, de pensiones alimentarias establecidas mediante sentencia judicial, acta de conciliación y por acuerdo extrajudicial de alimentos. También son sujetos a inscripción aquellas personas que no cumplan con pagar pensiones devengadas mientras dura el proceso judicial de alimentos.

Pero la inscripción solo procede a pedido de la parte afectada. "El procedimiento es gratuito y no requiere firma de abogado", precisó Cecilia González Fuentes, vocal de la Primera Sala de Familia de la Corte Superior de Justicia de Lima. La solicitud de declaración de deudor alimentario moroso --dijo-- se presenta al juez de paz letrado que conoce el caso, o del juez de familia.

En caso de incumplimiento del acta de conciliación, se interpone demanda de cumplimiento ante un juez de familia. Se requiere firma de abogado.

Para obtener una conciliación extrajudicial con valor de sentencia judicial se debe recurrir a las defensorías municipales del niño y del adolescente de Ate-Vitarte, Santa Anita, Puente Piedra, Barranco, La Molina, Villa El Salvador, Surco, La Perla, San Martín de Porres, Chaclacayo y Rímac. También Cerro Azul (Cañete).

Información es de carácter público
1. La Ley 28970 establece mecanismos preventivos para asegurar que si el padre o la madre incumplen con los hijos, o los hijos con los padres, serán conminados por la sociedad y el Estado hasta hacer efectivas sus responsabilidades, explica la congresista Rosario Sasieta, autora de la iniciativa.

2. La solicitud de declaración de deudor alimentario moroso se presenta al juzgado de paz letrado o de familia que vio el caso (en el país hay 458 juzgados de paz letrado y 100 juzgados de familia).

3. El juez analiza el caso antes de ordenar la inscripción, luego notifica en un plazo de tres días al obligado alimentario sobre la solicitud de declaración de deudor alimentario moroso. El magistrado también emitirá una resolución judicial para retirar la inscripción del Redam.

4. La resolución es apelable, sin efecto suspendido, y debe resolverse en cinco días. El demandado debe acreditar fehacientemente la cancelación de monto total adeudado. El juez debe oficiar al órgano del gobierno del Poder Judicial en un plazo no mayor de tres días tras resolver el pedido.

5. Para evitar la impunidad, en el 2006 la congresista Rosario Sasieta presentó el proyecto de ley 391-2006-CR, que plantea la aplicación de prisión efectiva en casos de delitos de omisión a la asistencia familiar. En abril del 2007 fue dictaminado favorablemente en la Comisión de la Mujer, está pendiente en la Comisión de Justicia.

6. La iniciativa establece que la pena privativa de la libertad sea efectiva para los padres morosos si los beneficiarios son menores de edad o con incapacidad física o mental permanente.


Demasiados casos
La Gerencia de Informática del Poder Judicial comunica que en el Sistema de Información Judicial (al que están conectados algunos distritos judiciales) figuran 251.303 procesos de alimentación entre el 2000 y 2008.

Vea el Registro de Deudores Alimentarios Morosos del Poder Judicial

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com