• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Los peregrinos del Señor Cautivo partirán a Ayabaca desde mañana

20:46 | La tradicional travesía comenzará en Sechura y seguirá por Piura cruzando las localidad de Catacaos y de Castilla

Las hermandades del Señor Cautivo se vieron las caras por última vez el pasado miércoles antes de emprender su peregrinación de siete días hacia la ciudad serrana de Ayabaca.

En una misa que realizó el arzobispado de Piura a pedido de la Asociación de Hermandades del Señor Cautivo, los representantes de las 60 congregaciones -que año a año caminan cruzando costa y sierra para rendirle culto al "Morenito" de Ayabaca- dejaron sentir su fe y demostraron a golpe de bombos y platillos que estaban listos para partir.

El arzobispo de Piura y Tumbes, Mons. José Antonio Eguren, les transmitió fe y constancia a los devotos para no mirar atrás durante la peregrinación.

Al finalizar la eucaristía, los representantes de las hermandades acordaron que algunos de sus seguidores partirán el sábado 4, mientras que otros lo harán el domingo 5 por la mañana. El presidente de la Asociación de Hermandades del Señor Cautivo, Hno. Manuel Montejo, indicó que la mayoría caminará desde la madrugada del domingo para terminar su peregrinación al mediodía del lunes 13, día central del Cristo Cautivo.

La fe mueve (entre) montañas
Los peregrinos comenzarán el viaje en Sechura, cruzando los distritos Vice y la Unión, y regresarán a Piura cruzando Catacaos y Castilla. Caminarán por la carretera Panamericana hasta Tambogrande, desde donde muchas hermandades ya se habrán reunido.

Luego de atravesar Tambogrande, pisarán el Valle San Lorenzo y descansarán en el pueblo San Francisco. Al segundo día de peregrinación, el suelo y el aire ya dejan sentir que cambia de costa a sierra.

Al tercer día, caminarán por el Valle Chipillico, hasta el cerro El Sauce, trayecto caracterizado por ser uno de los más peligrosos para los fieles al no encontrarse ni un pueblo durante ocho horas. Cruzarán el Ande hasta llegar a Paimas y tomar la vía hacia la ciudad serrana de Montero. En el sexto día cruzarán cinco pueblos que separan Montero de Ayabaca. El último día, los peregrinos sentirán los casi tres mil metros de altura de la ciudad de Ayabaca y esa mañana estarán poniendo sus manos en el Cristo Cautivo.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com