• Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook

Efectos de la crisis en el Perú: Menos remesas y reducción de exportaciones

8:30 | Ambos impactos reducirán el consumo interno, según expertos. No obstante, las empresas aseguran que seguirán invirtiendo en el país

Por Ricardo Serra

Las dudas sobre la intensidad y duración de la crisis internacional continúan sin despejarse. Y el efecto que esta tendría sobre el Perú no escapa a ello. Muchos analistas y empresarios perciben que traerá algunas consecuencias para la economía del país, aunque estiman que estas no serán dramáticas.

Quizá muchos ciudadanos se preguntarán de qué manera se verán afectados, especialmente si sus ingresos no provienen de las exportaciones o si no tienen inversiones en la Bolsa de Valores de Lima.

La crisis de todas maneras se sentirá en el Perú, por ejemplo, a través de la contracción de las remesas.

"En países desarrollados, cuando hay recesión, los primeros que pierden sus puestos de trabajo son los migrantes y eso implica menores remesas. Estas se han calculado en US$2.800 o US$2.900 millones, pero se verán reducidas", explica Kurt Burneo, profesor de la Pontificia Universidad Católica. Incluso el Banco de Crédito estima que estas podrían descender a US$2.400 millones en el 2009. Ello se traducirá en la disminución de los ingresos disponibles de los peruanos cuyas rentas, o parte de ellas, provienen de los envíos del exterior.

BOLSA DE VALORES
Otro factor que de alguna manera u otra impacta en el bolsillo de los ciudadanos es la caída de la bolsa de valores. Quienes ven directamente afectados sus ingresos son los que tienen ahorros en la bolsa, en fondos mutuos y en las administradoras de fondos de pensiones (AFP). Sin embargo, en el último de los casos mencionados, esto lo percibirán solo quienes están próximos a jubilarse pues tendrán menores pensiones; aunque, al estar en el Fondo 1 --de menor riesgo y variación-- el impacto no sería muy elevado. Por el contrario, quienes se jubilen más adelante (en el largo plazo) solo se verían afectados si para entonces sus fondos no llegaran a recuperarse.

Otro aspecto que podría afectar a los consumidores es el tipo de cambio. Si la cotización del dólar sube, quienes tienen deudas en dólares e ingresos en soles tendrán menor poder adquisitivo.

Un elemento adicional se refiere al encarecimiento de los créditos internacionalmente, debido a las restricciones de liquidez, costo que también se traduce en el Perú, por lo que los bancos locales aplicarían mayor rigurosidad o replantearían los préstamos que otorgan. Esto, debido a que las cuotas de los créditos serían más elevadas y deben reevaluar si un cliente podrá afrontarlas.

Por ejemplo, el Banco de Crédito del Perú será, en adelante, más riguroso en aprobar líneas de crédito, como una medida conservadora ante la crisis, dijo recientemente su gerente general, Walter Bayly.

El ejecutivo explicó que en los últimos dos años, el banco se sumergió en un "ambiente crediticio sumamente benigno" siendo más liberales de lo usual, pero frente a la crisis global, se buscarían escenarios más conservadores para los créditos.

De esta manera, el mayor costo de los créditos impactaría sobre el consumo de los ciudadanos y sobre las inversiones de las empresas.

EXPORTACIONES
De otro lado, la crisis financiera internacional hará que las exportaciones peruanas (y de otros países) se vean afectadas, sobre todo las mineras y las dirigidas a EE.UU., como las textiles.

Por ejemplo, Diseño y Color cerró temporalmente su fábrica, y su producción pasó de 10 millones de prendas a un millón al mes. Asimismo, Universal Textil replanteará sus inversiones del 2009.

"No se pueden precisar montos, pues todo dependerá de lo que suceda en el primer trimestre del 2009", refirió Javier Seminario, su gerente general.

Por su parte, Juan José Gal'lino, gerente general de Camposol, dijo que hasta el momento la empresa no ha tenido una caída de ventas, pero sí hay cierta lentitud por parte de los importadores en tomar decisiones de compras nuevas. Camposol está reprogramando las inversiones del 2009, que se calculaban entre US$15 millones y US$20 millones. Estas bajarían en un 50% por el problema de liquidez, pero no por reducción del mercado.

En el sector minero, la crisis ha golpeado a diversos proyectos. Por ejemplo, la junior Inca Pacific canceló la compra de equipos para un proyecto de cobre. Además, Southern Copper, Candente Resources y Newmont Mining examinarán sus proyectos en el Perú. Sin embargo, Buenaventura seguirá adelante con su proyecto de oro La Zanja.

En el sector pesquero, la empresa Diamante replanteará sus planes de inversión. "Tenemos funcionarios generando escenarios en forma permanente. El momento es de alta sensibilidad financiera y se requiere mucha prudencia. Estas situaciones pueden ser muy peligrosas para una empresa si uno se descuida, pero también te pueden ofrecer oportunidades muy interesantes y atractivas que en circunstancias normales hubieran sido poco probables", comentó Ricardo Bernales, director de la pesquera.

EN EL CONSUMO
Los factores mencionados impactarán sobre los ingresos de los peruanos y, por ende, en su consumo, pero este seguiría creciendo (a una menor tasa) y generando inversiones.

Así, Hernán Lanzara, gerente de comunicaciones de Coca-Cola, dijo que las ventas del grupo en el Perú crecerían entre 8% y 9% en el 2009 y que la empresa no hará recortes de empleo ni dejará de realizar inversiones.

Por su parte, Robert Priday, presidente de Backus, dijo que no hay intención de frenar o disminuir sus inversiones.

En el sector automotor, las ventas seguirían creciendo en el 2009 casi al mismo ritmo de este año (alrededor de 90%), indicó Ivan Besich, director ejecutivo de Araper. Incluso Alfa Romeo, considerada como una marca de lujo, tendría un aumento de ventas en el 2009, señaló Manuel García-Escudero, gerente general de Ital Motor.

Estos casos contrastan con el anuncio del 'retailer' Cencosud de que reevaluará sus inversiones en América Latina, incluyendo el Perú.

Para Solon King, gerente general de la investigadora de mercados CCR, el caso de Cencosud se debe a que ha realizado varias adquisiciones usando financiamiento cuyo costo ha aumentado. Sin embargo, dijo que en el Perú hay espacio para el canal moderno y el 2009 sería el momento para que los supermercados sigan creciendo.

En ese contexto, el sector construcción seguiría avanzando, pero a tasas menores, aunque por encima del 10% en el 2009. "No creo que la crisis nos afecte mucho porque la demanda (de oficinas A1) está embalsada desde hace años y la mayoría de empresas que demanda estos edificios no depende mucho de la exportación, salvo algunas mineras. La mayoría está basada en el crecimiento de la demanda interna", dijo Rafael Flórez-Estrada, director gerente de Binswanger.

SÍ PODEMOS
Acerca de los comentarios positivos en cuanto a inversiones, Kurt Burneo opinó que los empresarios tendrán mayor cautela para llevarlas a cabo.

Agregó que las expectativas positivas que propicia el Gobierno podrían fundamentarse mejor si se desarrollan acciones de política monetaria desde ahora, y no esperar a que empiece a sentirse el efecto de la crisis en el país. Por ejemplo, llevando a cabo un balance de riesgos con medidas de política económica para cada escenario.

En este escenario, habría que estar atentos a lo que suceda en EE.UU., pues podrían haber efectos negativos en el Perú hacia el 2010. Así, "si los bancos en EE.UU. cortan las líneas de crédito, el Perú no tendría cómo recibir esos flujos de capitales para inversión", afirma Jorge Guillén, profesor e investigador principal de Centrum Católica.

CÓMO ENFRENTAR LA CRISIS
Consejos para las pymes
Ángel Barreto, jefe del programa Formando Pymes Exportadoras de ÁDEX, Fopymex, señaló que, para encarar la crisis, las pymes deben tomar las previsiones del caso para no endeudarse demasiado, debido a la variabilidad que experimentan las tasas de interés. Una segunda recomendación es que las pymes que están orientadas hacia un solo país deben reorientar su plan de negocios hacia varios mercados de destino a la vez. Indicó que lo más recomendable sería apuntar al mercado regional. La tercera sugerencia es mantener la calma y saber que la crisis puede traer oportunidades, por ejemplo, en productos de alto valor agregado orientados a nichos de mercado de elevado poder adquisitivo que, a pesar de la crisis, pueden seguir comprando. La cuarta recomendación para las pymes es aprovechar el crecimiento del mercado interno.

  • Imprimir página
  • E-mail
  • Aumentar texto
  • Disminuir texto
  • Favoritos
  • Mr. Wong
  • Delicious
  • Menéame
  • Google
  • Facebook


Contador de más vistas
Certifica.com