23 de abril del 2014 21 °C

El pisco de uvina se gana un lugar en la industria nacional

El Cascajal apuesta por la uvina como opción gourmet a la hora de elaborar el licor de bandera. Con una producción casi artesanal, este año ya cerró el trato con distribuidora limeña

El pisco de uvina se gana un lugar en la industria nacional

¿Qué motiva a un ingeniero de minas a dedicarse al cultivo de uvina y a la producción de pisco? “La tradición familiar y una úlcera que curé con una copa como aperitivo antes de almorzar”, responde divertido Absalón Saravia, gerente general de El Cascajal, el pisco hecho con esta especie de uva que crece solo en los áridos valles de Lunahuaná y que ha ganado su denominación de origen a punta de calidad y paciencia.

BEBIDA EN AÑOS
En 1995, cuando Saravia se hizo cargo de las tierras familiares de la localidad de Zúñiga (Lunahuaná), la uvina había sido desplazada por cultivos más rentables como el algodón y otros artículos de panllevar. “Al jubilarme, en el 2000, pensé en descansar, pero la verdad es que no me acostumbré a no hacer nada”, recuerda Saravia. Fue entonces cuando se metió de lleno al fundo a experimentar con la uvina, el patito feo de las uvas sureñas. Tras elaborar distintos tipos de licores, el pisco puro (quebranta) destacó sobre el resto y solo quedaba continuar con el siguiente paso: tratar de cultivarla en otros valles como Mala y Chincha, para aumentar la producción. Pero no funcionó.

“Definitivamente, aquí la altura de 800 metros, el clima, la tierra seca y el agua que baja desde Yauyos determinan ese sabor dulzón que no tienen otras uvas”, agrega. ¿Qué quedaba por hacer entonces? Ir creciendo en el cultivo, dentro de las 25 hectáreas del fundo El Cascajal, y modernizar los alambiques hasta obtener, en el 2007, la primera producción de pisco de uvina. Ese año el producto llegó a Lima y participó en el XIV Concurso Nacional de Pisco (organizado por Conapisco) que les valió una medalla de plata y su ingreso a autoservicios como Wong y Metro. La aventura se había convertido en una empresa con proyección.

CALIDAD GOURMET
“No competimos con los piscos masivos. Buscamos consumidores de calidad que, con el “boom” del pisco de hace unos años, están aprendiendo a ser selectivos al beber”, señala Saravia. El reto del 2010 será aumentar la producción de 3.600 litros en 35%, pues acaban de cerrar trato con una importante distribuidora de Lima, además de modernizar su imagen con nuevo logo y presentación.

EQUIVALENCIAS
Se calcula que 180 litros de mosto equivalen a 30 litros de pisco puro de uvina. En el 2009 acumularon 5.500 litros de pisco. En las 25 hectáreas del fundo se cultivan otras frutas que, de a pocos, se irán sustituyendo por más viñedos.

EL DATO
Si desea tener mayor detalle de El Cascajal, ingrese a www.piscocascajal.com o llame al teléfono 628-4445.

Tags relacionados

Pisco