24 de abril del 2014 20 °C

¿Qué comer después de consumir alcohol?

A continuación, consejos para superar la resaca, aquel cuadro de síntomas que aparecen después de tomar bebidas alcohólicas en exceso

¿Qué comer después de consumir alcohol?

La resaca es el nombre que solemos darle al estado posterior al consumo de bebidas alcohólicas, también se le conoce como síndrome de abstinencia e incluye síntomas como deshidratación, temblor, náuseas, fatiga, vómito, sudor, nerviosismo, angustia, pérdida de memoria reciente. Estos se presentan entre las 8 y 16 horas siguientes.

“El alcohol inhibe la acción de la hormona vasopresina, que es secretada por la glándula suprarrenal y que ayuda a que el riñón absorba agua, por lo que el consumo de alcohol causa deshidratación”, explica el médico nutricionista Arnaldo Hurtado.

Según el experto, la resaca es consecuencia de los procesos metabólicos del hígado, los efectos diuréticos del alcohol y la disminución del azúcar en la sangre. “Algunos componentes de estas bebidas como la tiramina, fenil-etilamina, histamina, sulfitos, fenoles e incluso flavonoides (sobre todo en licores oscuros o tintos) tienen una relación con el dolor de cabeza”, dice.

PARA EL ESTÓMAGO
Tras la ingesta de alcohol, es importante consumir alimentos ricos en vitamina B6, B1 como cereales y granos; otros de contenido graso y proteico como lácteos, carnes y huevos así como los que son ricos en fructosa como frutas sólidas (sobre todo plátanos) o jugos de frutas variadas, ya que ayudan a disminuir las náuseas.

Muchas veces el consumo de alcohol ha sido tan intenso que produce irritación gástrica y vómitos, lo que dificulta comer. A pesar de ello, señala el nutricionista, es importante rehidratarse: una sopa ligera con papa amarilla y con claras de huevo puede ayudar. El no comer aumenta la posibilidad de gastritis, disminución de glucosa y la deshidratación.

Limitar el consumo de alcohol, saber escoger (un alto grado alcohólico equivale a mayor cantidad de calorías), comer antes de beber, conocer el límite de consumo, hidratarse durante y después de la ingesta, son algunas de las recomendaciones de Hurtado.

USO DE ANTIÁCIDOS
“Es una creencia cada vez más común que el uso de efervescentes o antiácidos antes de ingerir alcohol ayuda a reducir sus efectos en nuestro organismo. Sin embargo, el efecto global siempre será el mismo, ya que estos productos solo reducen el grado de acidez del estómago y retardan la inminente absorción del alcohol”, explica Eduar Bravo Paredes, gastroenterólogo del hospital Cayetano Heredia

“Existen personas con problemas de ardor en el estómago y distensión abdominal que presentan mejorías tomando antiácidos antes de beber alcohol. No obstante, una vez pasado el efecto de la medicación, los síntomas antes mencionados se pueden exacerbar si es que se ha bebido alcohol en exceso. Lo recomendable es limitar el consumo de alcohol para evitar problemas de gastritis, úlceras y diarreas”, sugiere.

PARA TENER EN CUENTA
Es importante comer antes de beber para evitar que el alcohol se absorba más rápido.

Una cerveza contiene 5% de alcohol, mientras que el vino está entre 12% a 18%, un trago corto como whisky, pisco o vodka contiene más de 40%.

El café puede dar una falsa sensación de recuperación, pero no hace que el cuerpo acelere el metabolismo del alcohol. No se recomienda su consumo ni de energizantes con cafeína.