18 de septiembre del 2014 16 °C

Vinos para la ciudad: La Esquina Wine Bar abre tres nuevos locales

Se ubican en Miraflores, Barranco y San Miguel. Además, amplía su carta con opciones para picar de estilo mediterráneo

Vinos para la ciudad: La Esquina Wine Bar abre tres nuevos locales

MARISSA CHIAPPE LANATTA

Luego de laborar en la industria del plástico, Lucho Sologuren decidió utilizar su almacén para poner algunas mesas y disfrutar con sus amigos, después de sus largas jornadas de trabajo. “En esa época aún no se bebía vino como ahora y la gente pensaba que estaba loco”, cuenta. Así se contactó con diversos importadores de vinos y con Otto Kunz para poder ofrecer quesos y fiambres, habilitó un techo de sol y sombra, mesas de madera y un dispensador de vino. “Mis amigos se sorprendían de verme con mandil”, afirma. Decidieron apostarlo todo y, sin experiencia en restaurantes, se embarcaron en este proyecto. “La Esquina nació como un referente del vino en Lima, luego vinieron los demás”, recuerda. Otros aparecieron, pero su propuesta, que libraba de pretensiones a esta bebida y sus quesos y jamones europeos a granel convirtieron a La Esquina, en el lugar preferido para tomar vinos y comer rico.

TRABAJAR POR CONVICCIÓN
Vanessa estudió para sommelier y luego cocina, mientras que Lucho tomó una asesoría en restauración para perfeccionar la propuesta. “Este negocio no se trata de comida, es de personas”, nos dice. “Por eso teníamos que llegar a la estandarización pero logrando que todos trabajaran por convicción”, cuenta. Ahora que tienen un sólido equipo se alistan para la fase de expansión. “Estamos a punto de abrir otra La Esquina en un local del grupo Paz-Centenario en Barranco, otro en Larcomar y otro en San Miguel”, nos cuenta, mientras sirve una copa de vino riojano. “Y en el 2012 abriremos en Arequipa y Trujillo”, nos adelanta.

LA FÓRMULA DEL ÉXITO
“Todo el mundo bebe malbec y sentíamos una gran pena que no se beba a España”, nos dice Lucho. Ahora ofrece en su local 28 variedades de vinos por copa, entre argentinos, chilenos, españoles y franceses.

Mientras prepara la mesa afirma: “Somos el primer local de tapas de Lima”. En su carta, además de quesos y fiambres europeos, encontramos una variada selección de tapas (platos que vienen en porciones para compartir), como el Vitello Tonnato, plato tradicional de las fiestas de la región de Piamonte-Italia, la panceta confitada de cerdo sobre camote en jugo de naranja y miel acompañada por salsa criolla y tapas de lomo saltado. También ofrece pastas caseras y platos de fondo de la clásica cocina italiana como el ossobuco, que viene acompañado por un puré de polenta. Para terminar, pide un tocino del cielo, su postre favorito, y mientras lo prueba, podemos observar que el éxito de un negocio está en disfrutarlo.

Tags relacionados

La Esquina Wine Bar