Carlos Camino, la estrella Michelin peruana en Francia

Miraflores, el restaurante del cocinero inaugurado en el 2013 en Lyon, fue distinguido por la prestigiosa guía culinaria.

Carlos Camino, la estrella Michelin peruana en Francia

Camino abrió su restaurante Miraflores en el 2013. (Guía Michelin)

Hay un peruano muy buscado en Francia y se llama Carlos Camino. Las razones felizmente no tienen que ver con pesquisas policiales, sino más bien al buen sabor. Miraflores, el restaurante de este joven cocinero, ha recibido una estrella Michelin, el codiciado reconocimiento que hasta hoy solo dos peruanos habían conseguido. No es poca cosa.

Matías Cillóniz y una cocina que prioriza el consumo consciente

Miraflores es un restaurante ubicado en la rue Garibaldi, de la ciudad francesa de Lyon. Un local que Camino inauguró en el 2013 luego de 10 años de preparación y trabajo en dicho país. Se había ido hasta allá para darle un plus a los estudios de hotelería que había realizado en el Perú. Para eso, primero tuvo que perfeccionar su manejo del francés, como él mismo ha contado. Pero siempre estuvo entre sus metas abrir su propio establecimiento.

SABORES DE ALTURA
Camino creció entre el llano de Lima y los más de 3.000 metros de altura de Jauja, y, como muchos, aprendió sus dotes culinarias por necesidad. Hoy su propuesta consiste en integrar las cocinas peruana y francesa, pero no como una mera fusión, sino de una forma en que se sus productos oriundos y sus técnicas se hermanaran. “El joven chef lleva a sus comensales por un viaje culinario franco-peruano encantador, con productos orgánicos como el camu camu o el huacatay”, apuntó el jurado de la guía Michelin.

Y aunque este galardón es el más importante hasta el momento, Miraflores ya había obtenido otras distinciones: la guía Gault-Millau le otorgó dos sombreros (su equivalente a la estrella) en su primer año de actividad, y en el 2015 lo premió con el trofeo esperanza Rhône-Alpes.

Los menús que ofrece Miraflores llevan como nombres Lima, Nasca, Cusco y Temporada de Otoño, y en ellos se ha destacado la calidad, la creatividad y el esmero puesto. Destacan el cebiche –infaltable–, su risotto de quinua y la codorniz con cerveza malta. “Mi cocina es como yo, apasionada a la libertad y sin concesión”, escribe Camino casi como un manifiesto en la página web de su restaurante. “Me gusta sorprender a los comensales con nuevos sabores, sacarlos de los códigos establecidos”, refirió alguna vez al portal especializado Sombreros Blancos del Mundo.

Consultado sobre sus referentes, menciona al español Ferran Adrià y al estadounidense Grant Achatz; y entre los peruanos, a Gastón Acurio y Pedro Miguel Schiaffino. Hoy puede sentirse dentro de esas ligas mayores.

OTRAS ESTRELLAS PERUANAS

-El 2004 fue la primera vez que un peruano recibió una estrella Michelin. El reconocimiento fue para Víctor Gutiérrez, con el restaurante que lleva su nombre en Salamanca, España.

-Repitió el plato nueve años después el restaurante Lima, de Virgilio Martínez, ubicado en Londres.

 

LEE MÁS EN...

 


Tags relacionados

Guía Michelin

Carlos Camino