01 de septiembre del 2014 16 °C

Consejos para preparar un buen milkshake

¿Cuál es la proporción de leche y helado ideal? Conoce la respuesta a estas y otras interrogantes

Consejos para preparar un buen milkshake

Hace frío, pero para los fanáticos del helado y todas sus variantes, eso no significa un impedimento. Por eso, les traemos algunas instrucciones para preparar un súper milkshake y consejos para lograr que tenga la contextura que más te gusta.

“Si no tienes una licuadora, puedes utilizar una batidora de mano, la que es igual de efectiva”, dice el chef Brett Reichler en un artículo de Food Network. “Si no tienes ninguna de las dos, toma un bol de acero inoxidable y un batidor. Uno nunca debe negarse un milkshake solo por no tener una licuadora”.

MANOS A LA OBRA
Lo primero que tenemos que hacer, de acuerdo a Reichler, es poner el vaso que vayamos a utilizar en la congeladora hasta que esté completamente frío.

Luego tenemos que ocuparnos de la temperatura y textura del helado que vamos a usar. “Tiene que estar temperado, suave pero no aguado. Este paso es clave. Si está muy duro, tendrás que añadirle mucha leche y lo aguarás, diluyendo la concentración del helado”.

Toma estas medidas como referencia: coloca tres bolas de helado, 59 mL de leche y el saborizante que más te guste (fudge, caramelo o trozos de galletas). “No agregues hielo porque aguará tu preparación. Si te gustan los milkshakes más sueltos, simplemente usa más leche”, aconseja el artículo.

Ahora, si vas a echarle galletas, la recomendación es que pongas unas tres galletas más o menos trituradas dentro del helado.

Y un par de sugerencias: corona tu milkshake con crema chantilly, pedazos de galletas o caramelos. También puedes darle un giro interesante, reemplezando la leche por un chorro de tu licor favorito.

Tags relacionados

consejos

Helado

Milkshakes