30 de septiembre del 2014 17 °C

Lo que no debemos hacer a la hora de comer makis

La afición por los bocadillos japoneses crece cada día en nuestro país. Sin embargo, hay seis cosas que debemos evitar a la hora de saborearlos

Lo que no debemos hacer a la hora de comer makis

Los makis son parte del legado gastronómico que Japón ha exportado al mundo a lo largo de décadas. Y aunque los peruanos hemos ido nacionalizando el sabor de estos bocadillos los servimos con pescado blanco, langostinos, palta o queso existen algunos puntos que debemos respetar antes de disfrutarlos.

Frente a nuestro plato de sushi, no debemos:

1. Utilizar la toalla caliente (oshibori) que nos colocan en la mesa para limpiarnos el rostro o refrescarnos la nuca. Esta solo es para las manos.

2. Rozar entre sí los palillos (¿para sacarles el filo?) después de haberlos separado. Se ve mal. Si quedan hilos de bambú sueltos, retírelos con la mano.

3. Sumergir por completo el maki en la salsa de soya. El arroz es como una esponja y si lo mojamos mucho, terminará deshecho. Por eso, cuando se come nigiri (bolitas de arroz con pescado o mariscos encima), éstos se pasan por el shoyu por la parte del pescado.

4. Creer que el gari (kion encurtido) es un piqueo. La gente suele comerlo en abundancia y se supone que solo se debe coger un poco para “limpiar” el paladar antes de probar el siguiente plato.

5. Abusar de las salsas. Las salsas de soya, dulce y acebichada son muy atractivas para nuestro paladar. Sin embargo, su consumo en exceso hace que el roll pierda su sabor original.

6. Partir el maki: cada pieza es un solo bocado. No hay que cortarla ni morder un solo pedazo cuando lo llevamos a nuestras bocas.

Conoce más sobre cómo disfrutar mejor de tus makis en la edición de hoy de la revista Somos.

Tags relacionados

consejos

Makis

Bocadito