23 de abril del 2014 20 °C

Sopas chinas: más allá de la wantán y pac pow

Hay muchas más opciones para disfrutar de los aromas orientales concentrados en la contundencia de una sopa, noble platillo creado para alimentar el alma y regocijar el paladar

Sopas chinas: más allá de la wantán y pac pow

Por Nora Sugobono

¿La sopa wantán ya le resulta aburrida? Probablemente es porque no conoce las alternativas que puede encontrar en el mundo oriental. “En China la sopa no suele ser un plato único, pero hay algunos pueblos donde son más sustanciosas, a base de arroz”, cuenta Peter Siu Wong, gerente comercial del Ming Yin.

Patricia Li, gerenta de Márketing del restaurante Royal, explica que las sopas chinas son reconstituyentes y sabrosas, pero ligeras. “Por eso se prestan para acompañar cualquier plato de fondo o bocadito”, añade. Normalmente estos platillos tienen gran demanda por parte del público oriental (no solo chinos, sino también japoneses y coreanos), pero cada vez se van haciendo más conocidos por el público en general gracias al boca a boca, sostiene Elizabeth Luy, dueña del Ming Yin.

VAPORES DE BAMBÚ
Lo más importante si decide aventurarse en el deleite de las sopas chinas no es saber cuáles son las más importantes, sino conocer qué lleva cada una. La sopa pac pow, por ejemplo, se prepara con conchas secas, yuyo, hongo chino y tallo de bambú. Todo cortado en tiras en caldo de gallina espesado con chuño. Además de la wantán y la suy cao, esta es la sopa que más sale en el Royal.

Otras creaciones de este restaurante incluyen la sopa ton cua (calabaza china), que lleva otro tipo de calabaza verde (sen cua), pato, hongos secos y pollo, todo en el caldo de estas aves; y la sopa kay choy (verdura china) con mero, tofu, hongo y kion en el caldo del mero. De la mano del restaurante Lung Fung está la sopa wantán Sichuán. “Se usa una semilla picante china que es como un grano de pimienta. La sopa viene con una masa rellena de langostinos, chancho, hongos y bambú”, detalla su gerente, Henry Lau.

Por su parte, el Ming Yin ofrece una sopa poco común: la chaa choy, una receta que se consume en el norte de China que llena de calor todo el cuerpo. Lleva champiñones, tofu, tomate, holantao, langostinos o res, hongos chinos y chaa choy, una raíz de nabo encurtido. Todo picado en un caldo de pollo sazonado con ají chino y espesado con chuño y clara de huevo.

CALDERO MONGOL
Es una especie de “fondue” oriental que consiste en situar una olla al fuego en el centro de la mesa rodeada de carnes surtidas, pastas y verduras crudas.

La olla está llena de caldo hirviente y cada comensal debe ir introduciendo los trozos de comida que guste para que se cocinen ahí.

Al terminar de comer se ponen en el caldo los ingredientes restantes y se sirve como una sopa concentrada con todos los sabores.

¿ADÓNDE IR?
Ming Yin: Restaurante oriental y eventos. Amador Merino Reyna 489, San Isidro.
Restaurante Royal. Prescott 231-237, San Isidro.
Restaurante Lung Fung. República de Panamá 3165, San Isidro.

Tags relacionados

comida china

Sopas