Los 5 emprendimientos que buscan revolucionar la alimentación

Innóvate Perú fue el marco para la presentación de estos proyectos relacionados al rubro de la gastronomía

Los 5 emprendimientos que buscan revolucionar la alimentación

Los emprendimientos presentados en Innóvate Perú. (Fotos: El Comercio)

Las mashuas y ocas transformadas en jugos y mermeladas; insumos que antes eran botados siendo aprovechados para producir barras de chocolate y la exploración en la creatividad para captar la atención del público. Estos son algunos emprendimientos gastronómicos que se mostraron en Innóvate Perú, el Programa Nacional de Innovación para la Competitividad y Productividad del Ministerio de la Producción.

Tubérculos de alto vuelo

Edilberto Soto, de “Potatoes Perú”, es parte del equipo de productores de Huamanga (Ayacucho) que desde hace seis años abastece con papas nativas a los restaurantes más posicionados de Lima. “Gastón Acurio nos motivó, todo es obra de Gastón”, comentó Edilberto, quien agrega que antes del 2012 nadie se interesaba ni compraba los tubérculos que se cosechan en esta zona de los Andes del Perú.

El emprendimiento presentado en Innóvate Perú busca construir la alianza entre campesinos y cocineros a partir del comercio justo. Actualmente, el kilo de papas nativas son vendidas a S/ 6 y esto les ha permitido a los productores de Huamanga experimentar mejoras en su comunidad: los niños pueden recibir una mejor educación, mejores alimentos y, de esta forma, erradicar la pobreza. “Es injusto que en medio de tanta maravilla exista miseria”, sentencia Edilberto Soto.

Hoy, esta comunidad de productores ha lanzado al mercado refrescos y mermeladas elaboradas con ocas y mashuas; y están a puertas de que las papas nativas aterricen en Estados Unidos y Chile, las dos plazas que han mostrado mayor interés.

Nada se pierde, todo se transforma

El copoazú es un fruto del Amazonas, primo del cacao, del cual sus granos solían tirarse a la basura. Óscar Rubio, de CSS Chocoazú, los rescata y los convierte en tabletas de ‘chocolate’ sin que sea cacao. “Esto generalmente se bota, se despulpa (para raspadillas y jugos) y el grano lo botan, no estaba siendo aprovechado y termina pudriéndose como abono”, detalla Óscar.

Alrededor del copoazú hay también una ganancia: el kilo de aquello que se despulpa se vende a S/ 12 el kilo, mientras que ahora el grano se vende entre S/ 15  a S/ 18 el kilo, y “no hay un cacao que cueste tanto el kilo. Es rentable para los agricultores y es diferente”,  comenta Óscar sobre estas tabletas presentadas en Innóvate Perú, que ya cuentan con un año en el mercado y se venden en La Sanahoria.

Una miel diferente

El mucílago de cacao, al igual que ocurría con los granos de copoazú, solían eliminarse. En su lugar, Candy Morales, de Amaz Cacao y Chocolate, comenta en Innóvate Perú el potencial de este producto como endulzante natural debido a la fructuosa y sacarosa que contiene.

Amaz trabaja desde hace cinco años con cacao de Cusco, Tumbes, Amazonas, Piura y San Martín, y encontraron como oportunidad aprovechar el mucílago, que hasta entonces no era tomado en cuenta para ser transformado en otro producto.

Hoy, el mucílago es transformado en miel de cacao, especial para combinar con yogur, con frutas, o para impulsar la creación de otras recetas que puedan introducir este derivado del cacao entre sus ingredientes.

La papa nativa como postre

Otro emprendimiento que lleva a la papa nativa como bandera es el del Kausa y Más, un negocio que utiliza variedades de papa como leona, sangre de Cristo, arenilla y amarilla para formar “causas” con apariencia de postre.

La pigmentación natural de estos tubérculos hace posible que cuenten con 40 colores diferentes que, una vez moldeados, toman prestada una apariencia dulce. Las causitas rellenas parecen bolas de helado o pastelitos, pero en realidad está rellenos de tiradito de champiñones, pollo con apio o atún.

Kausa y Más cuenta con un punto de venta en Real Plaza Centro Cívico.

Lucha contra la anemia

El chocolate de Forticao es singular. Este dulce está fortificado y está enfocado a prevenir la anemia y desnutrición. El hierro hemínico que contiene tiene por ventajas un mayor porcentaje de absorción, no causa estreñimiento y en menos tiempo mejora los niveles de hemoglobina.

Luego de pruebas e investigaciones en la Amazonía, el grupo de investigadores encontró como vehículo ideal el cacao en polvo. Ahora, ofrecen también pequeñas porciones de chocolate en presentaciones atractivas que son vendidas en Inkafarma.

MÁS SOBRE GASTRONOMÍA

 


Tags relacionados

Innóvate Perú