30 de julio del 2014 15 °C

Cinco maneras para superar los antojos

Fuerza de voluntad. Esa es la clave de cualquier régimen alimenticio, pero no se trata de algo sencillo de conseguir

Cinco maneras para superar los antojos

Todos tenemos por lo menos un punto débil. Cuando se trata de comida, este puede ser los chocolates, el olor de las papas fritas, las pastas, o cualquier cosa a la que simplemente sentimos el deseo de meterle el diente sí o sí.

Obviamente, cuando se trata de hacer dieta para bajar de peso, el principal obstáculo por superar es el evitar sucumbir a estos antojos, los que generalmente están llenos de grasa y calorías, mantenerse a línea y hacer que la disciplina gane.

Para ayudarnos, el doctor Mehmet Oz, conocido por su programa “The Dr. Oz Show” –en el Perú lo podemos vez a través del canal Fox Live-, nos dice cinco maneras en las que podemos controlar nuestras ansias frente a ciertos alimentos.

MISMA CRIPTONITA
Separemos los antojos en dos grupos: aquellos que basta que comamos solo un poquito de vez en cuando para sentirnos satisfechos y aquellos que hacen que, después de que nos hemos terminado la bolsa, salgamos corriendo a buscar más.

“Cada uno es diferente. Averigua qué alimentos son tu perdición y luego haz todo lo posible por mantenerte alejado de ellos. Saber a qué comidas no te puedes resistir no es signo de debilidad, sino de sabiduría”, señala el artículo de la página Thatsfit.com.

LEJOS, MUY LEJOS
¿Para qué tentarnos constantemente? No hay que ser mártires. Será más fácil que no sucumbamos al caramelo –por poner un ejemplo-, si es que sencillamente no lo tenemos esperándonos en la alacena.

Pero si estás en uno de esos días en los que no puedes pensar en otra cosa, el doctor Oz nos dice que está bien ir a la tienda y comprar el objeto de nuestro deseo, siempre y cuando sea solo una pequeña porción.

DIFERENTE PERO PARECIDO
Engañemos a nuestro estómago, ofreciéndole algo que sea similar a ese antojo que nos mata pero con muchas menos calorías.

“¿Quieres comer algo dulce? Los dátiles son naturalmente dulces, así como las uvas, ciruelas, pasas y los higos. ¿Necesitas algo cremoso? Prueba con un yogur griego bajo en grasas; tiene menos azúcar que otros yogures dietéticos y lo puedes mezclar con arándanos y miel para darle más sabor. Y si lo que quieres es algo salado, come un pepinillo”, recomienda.

HAGA UN PACTO
El no romper la dieta implica una constante batalla entre su conciencia y los deseos de su apetito. Entonces, haga un trato consigo mismo: cuando tenga un antojo, propóngase esperar una hora, y si después de ese tiempo todavía se muere de ganas de comerlo, podrá darse el gusto. Durante esos 60 minutos, encuentra algo más que hacer, cualquier cosa que te distraiga.

“La mayoría de los antojos no duran más de 20 ó 30 minutos. De manera que para cuando la hora haya terminado, quizás las ganas hayan desaparecido”, asegura Oz.

LIMPIE SU PALADAR
“Lávese los dientes, use enjuage bucal, mastique chicle. Nada sabe bien después de que se tiene ese sabor a menta en la boca”, señala el médico, quien propone esta limpieza como una manera de desanimar a nuestro estómago.

Y esto también funciona si es que no tuvimos la fortaleza para aguantar y cedimos. ¿Cómo? Si lo hacemos inmediatamente después de que hemos comido, evitaremos que el sabor permanezca largo rato en nuestra boca, provocándonos que queramos más.

SISTEMA DE SOPORTE
Muchas de nuestras decaídas se deben al hecho de que acudimos a los helados, dulces, chocolate y demás cuando nos sentimos tristes, molestos, frustrados o estresados.

El truco para dejar de hacerlo es buscar otra manera de reconfortarnos, como un amigo. “Desahogarnos con alguien es una manera más saludable –y no engordante- de aliviar nuestro estrés”, finaliza el doctor Oz.

Tags relacionados

Dietas

consejos

Antojos

Dr. Oz