20 de agosto del 2014 16 °C

Cómo prevenir y detectar la desnutrición en los adultos mayores

Se recomienda reforzar la dieta con alimentos saludables, ricos en proteínas y carbohidratos

Cómo prevenir y detectar la desnutrición en los adultos mayores

Debido al deterioro de las funciones fisiológicas, a los cambios psicológicos (depresión) y a los frecuentes problemas de salud que acompañan a la vejez, el riesgo de desnutrición en el adulto mayor se incrementa considerablemente, explica Fiorella López Lema, nutricionista de la Clínica Internacional.

La desnutrición es un trastorno producido por el desequilibrio entre el aporte de nutrientes (proteínas, grasas, hidratos de carbono o azúcares, vitaminas y minerales) y las necesidades del organismo, que está motivado por múltiples factores: “alimentación inapropiada o como consecuencia de alguna enfermedad subyacente”, señala López.

Otro problema que condiciona la alimentación es la dentadura, ya que los adultos mayores dejan de ingerir proteínas como la carne porque son más duras de masticar y las sustituyen por carbohidratos simples (harinas y fideos) y no carbohidratos tipo granos, que es lo indicado.

Algunos signos de que el adulto mayor no está bien nutrido son: notoria pérdida de peso, de masa muscular y de tejido adiposo, palidez, piel seca y escamosa, fisuras en los labios, erupciones en la lengua, espasmos en manos y pies, cansancio, somnolencia, y en ocasiones depresión.

Sin embargo, para López, la deficiente nutrición puede superarse si se mejora los aportes de proteínas, fibras, carbohidratos y grasas con el consumo de alimentos fáciles de masticar y digerir. Así por ejemplo, una opción ideal es el consumo de pescado ya que es una carne suave y contiene omega 3, que además de sus propiedades cardiovasculares, ayuda a aliviar algunos problemas como la depresión.

Aunque la necesidad energética es menor que cuando se era joven, se recomienda que la ingesta de proteínas en los adultos mayores se mantenga en los mismos niveles que en años anteriores.

PARA TENER EN CUENTA
El primer paso frente a la desnutrición en los adultos mayores es el tratamiento de las enfermedades subyacentes. La alimentación puede ser reforzada con algún suplemento nutricional. Revise frecuentemente el estado de los dientes o de la prótesis dental del paciente.

Tags relacionados

Salud

Nutrición

Dieta

Adulto mayor