23 de abril del 2014 20 °C

Consejos para la cena navideña: coma temprano y evite mezclar grasas, dulces y harinas

Los platos que comemos en Nochebuena siempre son variados. Sin embargo, las combinaciones no siempre son buenas y pueden afectar nuestra salud. Las frutas y las verduras son la mejor opción para acompañar al pavo

Consejos para la cena navideña: coma temprano y evite mezclar grasas, dulces y harinas

A estas alturas ya está pensando que cenará en Navidad: ¿pavo o lechón? ¿Ensalada rusa o ensalada Waldorf? Lo cierto es que la mayoría de limeños en Nochebuena acostumbramos comer bastante y tarde; mezclar platos dulces y salados; consumir panetón, chocolate y gaseosa y brindar con champán. Esta combinación puede resultar perjudicial.

“Todo exceso en cualquier época del año es dañino, más si hacemos combinaciones de grasas, dulces y harinas. Las consecuencias pueden ir desde una gastritis hasta una gastroenterocolitis, con vómitos y diarrea y, por consiguiente, deshidratación y malestar general. Por ello aprender a moderarnos durante las fiestas hará que las disfrutemos en buen estado de salud”, indica Fiorella López, nutricionista de la Clínica Internacional.

Lo ideal sería no esperar hasta la medianoche para cenar y hacerlo más temprano para dejar que el organismo digiera adecuadamente los alimentos. “En la noche nuestro cuerpo no realiza mucha actividad, por la cual tendemos a asimilar todo lo que consumimos. En todo caso si cenamos tarde se aconseja esperar 3 a 4 horas antes de dormir”, recomienda Karla Gutiérrez, nutricionista de la clínica Javier Prado.

Las carnes que se suelen preparar para la cena son bajas en grasas, sobre todo si se hornean. Sin embargo, los rellenos, condimentos o acompañamientos son los que pueden elevar las calorías de la cena navideña. “El pavo y el chancho –dice Gutiérrez–son consideradas carnes magras y no contienen mucha grasa. Lo que eleva su valor calórico son los condimentos que añadimos. Por ello se recomienda condimentarlos poco o utilizar aderezos más naturales (hierbas o ajo)”.

DIETA BLANDA PARA LA INDIGESTIÓN
En la cena navideña se suelen mezclar platos fríos con calientes y postres con licores por eso no son pocas las personas que amanecen con malestar estomacal, flatulencia, náuseas, vómitos y distensión abdominal, explica el doctor Julio Cachay, médico internista de la clínica Ricardo Palma.

En esos casos, se recomienda seguir una dieta blanda durante cuatro días para no sobrecargar al estómago y darle tiempo de recuperarse. Coma alimentos a la plancha, sancochados o al vapor y sin grasa. Evite las frituras, carne de res y condimentos. Tome dos litros de agua al día y evite gaseosas o bebidas dietéticas. Eventualmente se puede restringir la ingesta de frutas con cáscara porque la fibra puede ocasionar gases e inflamación. Si las molestias persisten acuda al médico.

COMA TEMPRANO
La nutricionista Fiorella López recomienda cuidar las porciones que ingerimos. Mientras más tarde cenemos, las raciones deben ser más pequeñas, sobre todo las de productos altos en calorías como panetón, chocolate, etc.

Asimismo, es importante que la carne que prepare no lleve rellenos grasosos o muy condimentados. Es conveniente acompañarla con ensaladas de verduras y frutas como piña, manzana o guindones que hacen más fácil la digestión.

La Red Peruana de Alimentación y Nutrición recomienda tener precaución con las salsas que acompañan la cena. Estas deben ser preparadas justo antes de cenar para que no se descompongan.