30 de agosto del 2014 16 °C

Cuidado con las galletas: informe muestra los excesos de sal, azúcar y grasa

ASPEC analizó etiquetas de 70 empaques de galletas de diversos tipos y demandó mayor transparencia en la información proporcionada al consumidor

Cuidado con las galletas: informe muestra los excesos de sal, azúcar y grasa

Por Juan Carlos Cuadros

Las galletas son sumamente populares. Todos hablan de ellas: de las dulces, saladas, rellenas, de vainilla, con salvado, cubiertas con chocolate y almendras, de soda, con fibras e insumos integrales. El tema está presente en tiendas, bodegas y autoservicios. En el taxi, la combi y el ómnibus, en la casa y la oficina, en el colegio y la universidad.

A este producto tradicional, que ha servido como fuente de energía a miles de generaciones, se lo acusa hoy de afectar la salud de los niños y adultos que lo disfrutan. Según la Asociación Peruana de Consumidores y Usuarios (Aspec), la ingesta excesiva de galletas puede ser la causante directa de que algunos tengan el colesterol alto, hipertensión y obesidad.

TODO EN EXCESO HACE DAÑO
De acuerdo con una investigación de Aspec, trabajada a partir de la etiqueta de estos productos, de 70 empaques de galletas analizados el 60% contiene un alto nivel de azúcar, el 89% de grasas, el 78% presenta niveles altos de grasas saturadas y el 44% niveles altos de sal.

El estudio fue presentado por el presidente de Aspec, Crisólogo Cáceres, quien demandó a los fabricantes de galletas una mayor transparencia en la información que se ofrece a los consumidores a través de la etiqueta de estos productos. “Si solo nos concentramos en una parte de la tabla nutricional, como las calorías o vitaminas, quizá no vemos el panorama completo, como la cantidad de sal, azúcar o grasas que contienen”, dijo.

Al respecto, buscamos la posición del señor Alejandro Daly Arbulú, asesor del Comité de Fabricantes de Galletas de la Sociedad Nacional de Industrias (SNI), pero su asistente, la señora Fabiola Barrios Piñeiro, nos informó ayer que se encontraba en viaje de negocios en Europa.

No obstante, adelantó que el lunes los integrantes de este comité industrial recién se reunirían y formularían una respuesta al informe presentado por Aspec.

NECESIDADES DIETÉTICAS
El mercado de galletas está formado por una gran variedad, dirigida a públicos y necesidades diferentes y con evoluciones distintas.

Según el Instituto de la Galleta, Nutrición y Salud de España, a cuyos especialistas contactamos a través de Internet, “no son las galletas sino los malos hábitos y la falta de ejercicio los culpables directos de las enfermedades que se desarrollan en las personas. En el mercado existen alternativas alimenticias para todos aquellos con necesidades dietéticas específicas”.

Una posición que comparte de alguna manera el médico nefrólogo Enrique Pérez Pozo, quien señala que los hábitos alimenticios perjudiciales hacen que nuestros niños sean gordos, con los consiguientes problemas de salud.

“La fructosa —presente en cierta clase de galletas— es un monosacárido que, junto con la glucosa, son componentes del azúcar de mesa o también llamada sacarosa y ha sido vinculada al incremento de la obesidad, síndrome metabólico, hipertensión arterial y diabetes mellitus tipo 2”, dijo.

LA FIBRA
¿Recuerda las galletas María? Eran redonditas, con olor a vainilla y preferidas en el desayuno y el lonche. Su grasa era saludable, tenía fibra y menos calorías que las demás.

Comparadas actualmente con otras, podríamos decir que lo pasado fue mejor. Numerosas galletas hoy —y esto no es secreto— son menos saludables: aunque tengan menos grasa, no pueden presumir de un mejor perfil, debido a que casi la mitad (o más) de su grasa es saturada; y tanto en sal como en azúcar, fibra y aporte calórico sus valores son similares.

La historia de las galletas está ligada a la de los cereales y, por ende, al pan. Lo más importante es saber qué tipo, cuánto y cómo consumirlas.

RECOMENDACIONES
Cantidad y calidad son importantes
Evite el consumo constante de productos azucarados, salados, con elevada cantidad de sal y poca fibra.

Es muy importante observar la etiqueta completa de los productos alimenticios. La tabla nutricional nos ofrece un panorama completo de lo que contienen.

Una alimentación sana implica el consumo de solo una porción. No siempre el contenido íntegro de un paquete de galletas es una porción, puede ser más de una, quizá el doble.

Un ejemplo. Si el rótulo de un paquete de galletas rellenas indica 30 gramos por porción y hay seis, solo debe comer tres (10 g cada una).

Tags relacionados

Obesidad

Galletas

Calorías