27 de agosto del 2014 17 °C

¿Por qué es importante incluir el calcio, hierro y el zinc en nuestra alimentación diaria?

A pesar de que los consumimos en pequeñas cantidades, los minerales cumplen funciones vitales para el organismo. Por ejemplo, ayudan a la formación de huesos, la producción de hormonas y la regulación de los latidos cardíacos

¿Por qué es importante incluir el calcio, hierro y el zinc en nuestra alimentación diaria?

“Los minerales son sustancias químicas imprescindibles para el buen funcionamiento del organismo y se encuentran en cantidades pequeñas (miligramos) en los alimentos. Hay cerca de veinte minerales importantes para la nutrición; sin embargo, en nuestro país se considera un problema de salud pública la deficiencia de hierro, calcio y zinc”, indica Faviola Jiménez, directora de la Red Peruana de Alimentación y Nutrición (R-PAN).

El Programa Mundial de Alimentos (PMA), en el portal Nutrinet.org, señala que los minerales ayudan a la formación de huesos, la producción de hormonas y la regulación de los latidos cardíacos. Existen dos tipos: los macrominerales y los oligoelementos.

Los macrominerales son los que se necesitan en cantidades grandes, como calcio, fósforo, magnesio, sodio, potasio, cloro y azufre. En cambio, se necesitan solo pequeñas cantidades de oligoelementos: hierro, manganeso, cobre, yodo, zinc, cobalto, flúor, etc. Faviola Jiménez refiere que el hierro se encuentra en la sangrecita, hígado, mollejitas y bazo. El calcio, en productos lácteos (leche, yogur o quesos). Y las principales fuentes de zinc son los cereales, carnes, aves, mariscos, lácteos, soya y legumbres.

BEBIDAS REHIDRATANTES
Según el doctor Raúl Gutiérrez, médico deportivo de la clínica Ricardo Palma, el cuerpo se compone en un 60% de líquidos. Los líquidos intracelulares tienen gran cantidad de iones de potasio y fósforo, cantidades moderadas de sulfato y magnesio, y pequeñas cantidades de sodio y cloro.

El cuerpo mantiene un equilibrio hidroelectrolítico (homeostasis), gracias a mecanismos fisiológicos, realizados sobre todo por los riñones. La persona que no hace ejercicios y toma bebidas rehidratantes con sales minerales altera su equilibrio hidroelectrolítico, ya que para mantenerlo normal se debe balancear el ingreso de agua y electrolitos con la excreción de ellos.

PARA TENER EN CUENTA
Faviola Jiménez, directora de la Red Peruana de Alimentación y Nutrición, recomienda tener cuidado con los suplementos de minerales. Estos deben ser prescritos con receta por un especialista. Los nutricionistas y los médicos son los únicos profesionales en nuestro país autorizados para hacerlo.

Asimismo, Jiménez indica que los suplementos solo deben utilizarse en situaciones específicas y no comprarse por antojo. La necesidad de un suplemento la determina el especialista.

El zinc es necesario para el funcionamiento apropiado de varios sistemas en el cuerpo humano. Este mineral ayuda especialmente a una piel sana y un sistema inmune fuerte, capaz de ofrecer resistencia a diversos microorganismos.