23 de abril del 2014 20 °C

Siete razones por las que debes consumir alimentos que contengan fibra

Los alimentos ricos en esta sustancia son capaces de reducir el colesterol, prevenir la diabetes e incluso ayudarnos a bajar de peso

Siete razones por las que debes consumir alimentos que contengan fibra

“Hay que comer fibra alimentaria”, esgrimen siempre los nutricionistas. Sin embargo, ¿sabemos realmente los beneficios que aporta a nuestra salud su consumo? El portal de noticias Huffington Post elabora una lista de las razones por las que esta sustancia no debe faltar en nuestra dieta.

1. PARA VIVIR MÁS
Según un estudio publicado el año pasado, quienes cumplieron o excedieron las dosis de fibra recomendada (25 gramos para mujeres y 38 gramos para hombres) tenían una mayor probabilidad de vivir de 9 años o más que quienes no cumplieron con estos requerimientos.

2. PARA LA SALUD DEL COLON
Aunque las más recientes investigaciones sugieren que este alimento no ayuda a prevenir el cáncer de colon, como lo afirmaran anteriores estudios, la fibra alimentaria puede prevenir, por ejemplo, la aparición de hemorroides y divertículos.

3. REDUCE EL COLESTEROL
La fibra soluble está presente en alimentos como la avena, la papaya, las ciruelas, las zanahorias, los cítricos y múltiples legumbres y, según Huffington Post, cumple un importante rol en la reducción de las lipoproteínas de baja densidad, es decir, del colesterol “malo”.

4. AYUDA A PREVENIR LA DIABETES
Por otro lado, la fibra disminuye la absorción de azúcar en la corriente sanguínea. Esto contribuye a regular el nivel de azúcar en la sangre. Asimismo, múltiples estudios indican que, a largo plazo, este alimento puede disminuir el riesgo de desarrollar diabetes tipo 2, especialmente en grupos de alto riesgo.

5. CONTRIBUYE A LA DIGESTIÓN
Al añadir volumen y densidad a la materia fecal, la fibra contribuye a facilitar el movimiento del intestino. Asimismo, ayuda a evitar el estreñimiento.

6. PARA BAJAR DE PESO
Si lo que deseas es adelgazar, este alimento puede convertirse en tu gran aliado en la batalla por perder peso. ¿La razón? Esta tarda más tiempo en descomponerse al ser ingerida, por lo que hace que la sensación de saciedad se mantenga por más tiempo.

7. CUIDADO AL CORAZÓN
Tras elaborar una serie de estudios a gran escala, los investigadores finalmente han concluído que existe un vínculo entre la fibra y la reducción del riesgo coronario. Según la Universidad de Harvard, quienes ingieren la dosis necesaria de este alimento tienen un 40% menos de posibilidades de desarrollar una enfermedad al corazón que quienes no consumen lo necesario.

¿DÓNDE ENCONTRARLA?
Existen dos tipos de fibra: la soluble y la insoluble. Los alimentos ricos en el primero de estos dos grupos son, por ejemplo, el salvado de trigo, los vegetales de raíz, los cereales y las frutas como manzana y cítricos. Por el otro lado, algunos de los grandes representantes del segundo conjunto son la avena, la papaya, las ciruelas, la zanahoria, las legumbres y los frutos secos como las almendras, entre otros.