20 de abril del 2014 19 °C

Tenga en cuenta estos útiles consejos para limpiar los quemadores y hornillas de la cocina

El experto Nilo Roca nos enseña paso a paso cómo dejar reluciente este electrodoméstico tan importante para nuestro hogar

Tenga en cuenta estos útiles consejos para limpiar los quemadores y hornillas de la cocina

“Evite que la grasa se pegue a los quemadores y hornillas limpiándolos inmediatamente”, nos aconseja Nilo Roca, supervisor técnico instructor de Bosch. Y no es para menos puesto que la limpieza de esta parte de nuestras cocinas es muy dificultosa.

Es por ello que para evitar contratiempos el experto respondió un breve cuestionario para que tenga en cuenta cómo debe llevar a cabo el procedimiento.

¿Cada cuánto tiempo deberían limpiarse las hornillas y los quemadores?
Al ser la cocina un electrodoméstico de uso diario, se debería realizar al terminar de usarlos.

¿Cuál es la manera adecuada de limpiar las hornillas?
La forma más económica es utilizar agua y detergente suave para platos y frotar con un paño suave. También existen en el mercado productos químicos desengrasantes que se pueden emplear, pero no deben ser abrasivos, corrosivos ni inflamables.

¿Y en el caso de los quemadores?
La limpieza es bastante sencilla y muy importante para el buen funcionamiento de la cocina, porque de ello dependerá la potencia y la calidad de las llamas. Existen dos tipos de quemadores: los que se encuentran en las hornillas y los del horno.

En el primer caso, la limpieza debería realizarse todos los días al finalizar su uso. Para las partes lisas, puede usarse un detergente suave para platos con un paño suave, y para las partes dentadas, utilice un cepillo de dientes. Luego, se enjuaga con abundante agua y se seca completamente.

La limpieza de los quemadores del horno es diferente porque, gracias a su ubicación, no se ensucian con facilidad. Están protegidos y preparados para evitar derrames de líquidos y alimentos durante su uso. Lo que se recomienda es que se realice durante el mantenimiento preventivo de la cocina, donde se utilizan agua y jabón neutro para platos, para luego pasar presión de aire seco o nitrógeno y expulsar algunos restos de suciedad que pudiera encontrarse en el interior.

¿Qué sucede si estos elementos tienen grasa quemada que no se remueve con facilidad? ¿Cuáles son sus recomendaciones?
En general, se debe evitar que esto ocurra porque desgasta y deteriora los quemadores, pero se puede utilizar un pulidor fino con un paño y frotar cuidadosamente hasta quitar las manchas. Para las parrillas de las hornillas, se puede emplear una solución de agua con vinagre, que destruye solamente materia orgánica, grasas y restos de alimentos sin dañar el material de las parrillas.

¿Hay alguna situación o algún percance que haga que las hornillas no vuelvan a lucir como nuevas?
Sí, por el simple hecho de utilizarse diariamente en combinación con las grasas, los restos de alimentos y la acción del fuego hacen que estos accesorios no luzcan como nuevos después de un cierto tiempo de uso. Este proceso se acelera y se hace más notorio cuando los usuarios descuidan la limpieza, sobre todo en las hornillas de bronce, que son las que se deterioran más rápido, mientras que las de esmaltados negros poseen mayor resistencia.

Tags relacionados

Cocina

Electrodomésticos

limpieza