31 de julio del 2014 16 °C

¿El tipo de sangre influye en nuestra dieta diaria?

Las personas con grupo sanguíneo ‘O’ no deberían ser vegetarianas pues su organismo necesitaría un consumo mayor de carne para su normal funcionamiento

¿El tipo de sangre influye en nuestra dieta diaria?

Aunque suene increíble, el tipo de sangre influiría en nuestra dieta diaria. La indagación surgió tras escuchar la recomendación de una nutricionista, quien le dijo a su paciente que por ser de tipo ‘O’ tenía que consumir bastante carne.

Pero, ¿esto es científicamente cierto? La idea de comer de acuerdo a su tipo de sangre se hizo popular en el libro ‘Eat right 4 your type’, escrito por el médico naturópata Peter D’Adamo, en 1996. Según la teoría planteada, los genes responsables del tipo de sangre también lo son de las proteínas en el cuerpo, según informa la web Chicago Tribune.

A continuación, lo que dice el citado libro de acuerdo a cada tipo de sangre:

GRUPO ‘O’
Este es el grupo sanguíneo más antiguo y para mantener el cuerpo sano debe consumir carne, pescado, frutas y verduras así como practicar ejercicio diario. Sin embargo, si decide ingerir gluten, leche o frijoles sufrirá desórdenes digestivos, fatiga y metabolismo lento.

GRUPO ‘A’
Mientras tanto, las personas que pertenecen al grupo sanguíneo ‘A’ pueden ser vegetarianos debido a que no necesitan de las proteínas de la carne, estas pueden ser sustituidas por carne de soya u otro alimento. A diferencia del ‘O’, sí necesitan consumir lácteos.

GRUPO ‘B’
Los que pertenecen a este grupo son conocidos como omnívoros fuertes ya que llevan una dieta variada. No tienen restricciones en los alimentos, pero para no caer en sobrepeso es recomendable que realicen ejercicios.

EN CONTRA
“La mayoría de nutricionistas preferimos no recomendar una dieta para un determinado grupo sanguíneo debido a que esta teoría no está respaldada por científicos reconocidos”, dijo Marjorie Nolan, nutricionista y portavoz de American Dietetic.

Por su parte, el doctor Michael Greger, fundador de NutritionFacts.org, precisó que la premisa de la dieta del tipo de sangre es mala. “La gente ansía la ciencia individualizada, personalizada, pero esto es seudociencia”, agregó.

En tal sentido, ambos especialistas coincidieron en que la conexión entre el tipo de sangre y las susceptibilidades no son lo suficientemente fuertes como para que tenga sentido desde el punto de vista médico.