14 de septiembre del 2014 16 °C

El almuerzo de cada día: ¿por qué el menú ha subido de precio?

La pausa laboral de la 1 p.m. suele ser un momento agradable en el que se disfruta de la cocina peruana

El almuerzo de cada día: ¿por qué el menú ha subido de precio?

RICARDO SERRA FUERTES

“Habla, compadre. Almorcemos hoy un ‘nume’ nomás [refiriéndose a un menú]. ¿Te apuntas?”. Así comenzó la llamada de un amigo de años, para vernos las caras en medio de los trajinados días de semana en que difícilmente uno tiene tiempo suficiente para almorzar, sobre todo si cada quien trabaja en un distrito diferente.

En efecto, el menú es la salida más rápida cuando uno está corto de tiempo y de dinero, o sea, casi siempre.

No obstante, poco a poco, conforme ha ido mejorando la demanda y se han ido encareciendo los costos, los precios de los menús han ido subiendo.

Quienes almuerzan un menú, tan solo eventualmente, tal vez no sientan mucho la pegada. Pero quienes recurren a él de manera cotidiana y planifican su presupuesto mensual o semanal, podrán darse cuenta del impacto de la subida de los precios.

Por ejemplo, recuerdo que en 1996, cuando hacía mis prácticas en el Callao, el menú costaba entre S/.5 y S/.6 en los chifas aledaños o en el conocido El Tronco, lo que implicaba hasta S/.30 a la semana. Pero eso sí, uno salía satisfecho. La alternativa era una galería cercana donde vendían un menú ligero de S/.3,50, del cual muchos comensales, entre los que me incluyo, pedíamos dos.

Luego, en 1997, pasé a Miraflores, donde por los mismos S/.6 podía acceder a un menú, pero casi tan franciscano como el de S/.3,50 del Callao.

Ya para el 2008, el restaurante de menú que frecuentaba en el Centro de Lima costaba S/.13,50, que consistía en panes al ajo de cortesía, una entrada, un plato de fondo y el infaltable postre.

CAMBIO DE TENDENCIA
Según el Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), los precios de los alimentos y bebidas fuera del hogar tuvieron una tendencia ascendente constante hasta mediados del 2007. A partir de ese momento, la tendencia se acentuó y ni la crisis financiera mundial la pudo detener.

Así, el índice pasó de 108 puntos a mediados del 2007 a unos 124 puntos hacia finales del 2009, es decir, un incremento de precios, en promedio, de casi 15%.

ÚLTIMOS MESES
A finales del 2010 y al iniciar el presente año comenzaron a verse nuevos incrementos de precios en algunos expendios de comida.

Por ejemplo, el que vendía menú a S/.13,5, incrementó el precio a S/.14,5. A simple vista, el alza era de tan solo S/.1, pero al sacar la cuenta resultó en un incremento de 7,4%. Es decir, son S/.5 adicionales a la semana y más de S/.20 extra al mes, si es que se consume solo de lunes a viernes.

Al ver el mayor precio, también se comienzan a buscar nuevas alternativas, obedeciendo a la ley de la oferta y la demanda o, mejor dicho, viéndola operar en la realidad.

La alternativa elegida fue otro restaurante con un menú de S/.14,5, pero este, un mes después, pasó a venderlo a S/.15, es decir, un incremento de 3,4%.

Los restaurantes más modestos también comenzaron a elevar sus precios en enero. Uno en el cual se comía una entrada, plato de fondo, mazamorra o gelatina y una Inca Kola pequeña, todo por S/.7,50, elevó en S/.1 sus precios, a S/.8,5. Si bien el alza es la misma que el primer caso, porcentualmente se trata de un incremento de 13,3%.

Y en un restaurante de pescados y mariscos, el cebiche grande, que alcanza para tres personas (o hasta para cinco o seis si es que es solamente para picar), pasó de S/.40 a S/.42,5, es decir, un alza de 6,25%.

En términos promedio ponderados, según el INEI, los menús incrementaron su precio en 0,6% en enero en el ámbito de Lima Metropolitana.

CAUSAS
Son diversas las causas que explican los mayores precios de los menús. Una de ellas es la mayor demanda: cuando el propietario del restaurante ve que ya no cabe más gente en él a la hora del almuerzo y que incluso las personas hacen cola esperando por una mesa, indudablemente debe pasar por su cabeza un incremento en el precio.

Otra razón es el incremento de los alquileres de los locales, así como el alza de los insumos. Según el INEI, en los últimos 12 meses el pan ha subido más de 2%, las grasas y aceites comestibles lo han hecho en más de 3%, los tubérculos en casi 13% y las bebidas no alcohólicas, como las gaseosas, en más de 2%.

OTROS PRECIOS
Pese a las mencionadas alzas en los precios de los menús, siguen habiendo algunos que son excesivamente baratos.

En una ocasión, un colega que vino de EE.UU. por unos días llegó contento a la oficina diciendo “¡increíble, acabo de almorzar un menú de tres tiempos por menos de un dólar!”. Felizmente, sobrevivió.

Tags relacionados

Restaurantes

Menú

Precio del Menú