21 de abril del 2014 17 °C

Antojos de carretera: ¿Dónde comer cuando se está en la ruta?

Es julio y las Fiestas Patrias hacen que nos decidamos a recorrer nuestra tierra. Elegimos a experimentados conocedores de rutas y placeres para que nos recomienden sus rincones gastronómicos. ¡Buen provecho y que llegue a su destino!

¿Quién mejor que un experimentado chef, amante de nuestra tierra y, por cierto, gran comensal para darnos estos consejitos de carretera? La lista de Gastón Acurio comenzó con el reconocido restaurante El Piloto, de Cañete, que hace dos años inauguró una sucursal en el distrito de Asia. Si bien dentro de su carta existen muchos platillos que pueden robarse los corazones —y las barrigas— de los visitantes, el tacu tacu con apanado fue la recomendación de Acurio.

Entre tanto, si seguimos con destino hacia Ica, una parada obligada (así no esté con hambre) será El Batán, en Chincha. Si bien este recinto también funciona como hospedaje, aquí la opción a pedir será la causa de pallares con cangrejo.

Y sigamos bajando hasta llegar a la misma ciudad de Ica. Aquí, El Grifo y su picante de pallares con camarones son la recomendación.

Pero si sus destinos viajeros lo llevan con brújula hacia el norte, pues aproveche y diríjase hacia el restaurante Marcelo, en Chancay. Su pedido: chuletas de chancho con puré.

Y ya mucho más hacia el norte, en el kilómetro 345, se encuentra el local La Balsa, en Casma. El engreído de la carta: la cabrilla entomatada. Mientras tanto, cuando uno llega a la altura de Pacasmayo, un rincón con nombre simpático, El Gordo se incluye en nuestro mapa. Aquí, el preferido de Gastón: los camarones en todas sus formas.

LOS RECOMENDADOS DE MANOLO DEL CASTILLO
El periodista y conductor de “Reportaje al Perú” recomienda el restaurante La Familia, en el mismo centro de Pachacámac. Los platillos a pedir: sus famosos chicharrones, las torrejas de pejerrey (un clásico) y su plato recientemente galardonado en un festival gastronómico: cerdo en salsa de guanábana.

Entre tanto, ya llegando a Cañete está El Refugio de Santiago, una casona y huerto andino que reinventa la comida sana y natural con yerbas orgánicas. Los preferidos del periodista: pato en salsa de maíz morado y cuy deshuesado en salsa de olivo. Y si se encuentra por ese rincón diríjase al Condoray, de José Fernández, en donde se puede degustar de la cocina tradicional y los recomendados arroz con pato y camarones al jugo.

Si seguimos hacia el sur, haga una parada en Cerro Azul, en el mismo malecón. Aquí se encuentra La Anchoveta Azul, de Efraín Morales. Es una vieja embarcación de pescadores. Platos: casi todo en base a la anchoveta.

Pero si se decide por visitar el centro, pues vaya al restaurante Errazu, Grill & Wine. Una linda casa de campo. Los platillos: todos sus cortes de carne son un manjar. De arranque pida unos champiñones a la parrilla.

Y una opción diferente, es la que nos aconseja a la salida del serpentín de Pasamayo. El Eco Truly Park, casa de los Hare Krishna. Aquí lo mejor de la comida vegetariana se combina con la tranquilidad.

LA VOZ DE LOS PILOTOS
Pancho León y Tomás Hiraoka, dos de los tres fundadores de Alta Ruta 4×4, aconsejan hacer una primera parada en el sur: Chicharronería Sarita, de David Jurado, famoso por su chicharrón de cerdo. También prepara frutos del mar: cebiche, jaleas, parihuela y otros platos.

Ellos también nos recomiendan El Batán, en Chincha, de Manolo Fernández, una versión moderna y gourmet del restaurante de carretera. “Este nos sorprende con sus platos fusión y algunos típicos como el famoso “manchapecho”, que es la sopa seca con carapulca pa” no perderse familia”, tal como nos aconsejan los expertos.

Anote también el restaurante parrillada El Olivar, en Chincha. Los preferidos: el cau cau y el típico plato chinchano carapulcra con sopa seca.

Hacia el norte, hay que comenzar en Chancay con el restaurante Pipos, con un buen desayuno de sánguche de chicharrón, asado o un buen caldo de gallina de carretera.

Si llega a Barranca, Tato debe ser una parada, aunque no se encuentre este realmente en la carretera. El plato emblema: el tacu tato.

Finalmente, el restaurante La Balsa es otro recomendado, al igual que lo hizo el chef Gastón Acurio. Este recinto se ubica en la zona llamada La Gramita, en la muy conocida entrada a Las Aldas, pasando Huarmey.

Según estos amantes de las travesías, deberá pedir el pulpo en sus diversas presentaciones: al olivo, saltado, en cebiche. También está el picante de lapa y los frescos pescados fritos con su salsa de cebolla, acompañados de la refrescante leche de soya y una buena conversación con don Luyo, el dueño del local.

¿A DÓNDE IR?
El Piloto. Panamericana Sur – km 138, Cañete. Teléf: 284-4114.
El Batán. Panamericana Sur – Km 198,5, Chincha. Teléf: (56) 26-8050.
El Grifo. La Estación en el Grifo. Aprox. km 306 de la Panamericana Sur, Ica. Marcelo. Panamericana Norte, Kilómetro 83. Chancay.
La Balsa. Panamericana Norte, km 345, Casma
El Gordo. Centro de Pacasmayo.
La Familia. Los Naranjos 147, Pachacámac.
El Refugio de Santiago. Anexo de Paullo, en Cañete.
Condoray. Km 41,5 al este de San Vicente de Cañete. Teléf: 248-1110. La Anchoveta Azul. Malecón de Cerro Azul
Errazu Grill & Wine. Carretera Central km 40,5, Chosica.
*Eco Truly Park. *Bajada de Pasamayo.
La Sarita. Km 41 de la antigua Panamericana Sur. Teléf: 430-7359.
El Olivar. Avenida 28 de Julio, N° 619 – Grocio Prado.
Pipos. Km 80 antes del Óvalo de Chancay.
Tato. Playa Chorrillos, Barranca.