Campeón mundial de comer panes con hot dog logró su quinto título

Joey Chestnut devoró 62 ‘perros calientes’ en 10 minutos. Por primera una mujer participó en este popular concurso

Campeón mundial de comer panes con hot dog logró su quinto título

El estadounidense de 27 años “Joey Mandíbulas Chestnut se anotó hoy su quinto título consecutivo en la competición de comer ‘perritos calientes’ más famosa de Estados Unidos, al devorar 62 salchichas con sus respectivos bollos en 10 minutos.

Chestnut, toda una institución en el Nathan’s Hot Dog Eating que se celebra en Nueva York cada 4 de julio coincidiendo con el día de la Independencia, se quedó a las puertas de igualar el récord mundial que él mismo estableció en 2009.

Entonces dejó boquiabiertos a los cientos de asistentes que cada año se congregan en un recinto de Coney Island, situada en el barrio neoyorquino de Brooklyn, al engullir 68 panes con hot dogs en diez minutos.

“Uno siempre quiere conseguir un nuevo récord, pero me siento genial”, dijo a la cadena ESPN el campeón, poco después de pasarse la servilleta.

En la categoría femenina, que tuvo un apartado propio por primera vez este año, la ganadora fue Sonya Thomas, conocida como “Viuda negra”, que hizo desaparecer 40 panes con hot dog en el tiempo establecido.

La favorita del concurso, que se había preparado comiendo ensaladas y bebiendo agua los dos últimos días, también se quedó con las ganas de superar el récord que ella estableció en el 2009, con 41 ‘perritos calientes’.

El gran ausente fue el japonés Takeru Kobayashi, que había dominado el concurso con victorias en seis ediciones hasta que Chestnut le desbancó por primera vez en el 2007.

El nipón, que el año pasado fue descalificado de la competición tras negarse a inscribirse en la liga oficial dispuesta para el peculiar “deporte”, decidió protagonizar este año su propia competición, que organizó en un ático de Manhattan.

Aunque no entró dentro de la competición oficial de Nathan, Kobayashi arrebató técnicamente el récord a Chestnut, al ingerir 69 ‘perritos calientes’ en 10 minutos, uno más que la marca de su eterno rival.