La cocina que nos fortalece

Maido, el restaurante número 8 del mundo, participa en campaña nikkéi Sushi Acebichado Solidario, para ayudar a damnificados.

La cocina que nos fortalece

Mitsuharu Tsumura, chef de Maido. Su restaurante subió cinco lugares en la lista.

Sucede en el fútbol como en la cocina (aunque no es tan frecuente en lo primero como en lo segundo): cuando el Perú gana, todos celebramos. Uno de esos motivos que nos llena de orgullo llegó desde la lejana Australia, donde se anunció que dos restaurantes peruanos ocupan el top 10 de los mejores del mundo. 

En Lima eran las 5 de la mañana (8 p.m., en Melbourne) cuando comenzó la decimoquinta edición de los World’s 50 Best Restaurants, ceremonia que en su cuenta regresiva nos reveló el lugar que ocupan los más destacados chefs peruanos: Astrid y Gastón en el puesto 33 (bajó 3 respecto al año pasado), Maido en el 8 (subió cinco) y Central en el número 5 (bajó un lugar). El número uno del mundo es Eleven Madison Park, del chef Daniel Humm, de Nueva York.

#UNASOLAFUERZA NIKKÉI

Unos días antes de tomar su vuelo rumbo a Australia, el chef Mitsuharu Tsumura había sumado su propuesta a una campaña que se une al movimiento #UnaSolaFuerza, aunque esta avanza en clave nikkéi.

La iniciativa de la Asociación Gastronómica Nikkéi se inició el 1 de abril y durará todo este mes. Lleva por título Sushi Acebichado Solidario y propone al comensal consumir un plato específico en los restaurantes Edo, Hanzo, Hattori, Omatsu, Makoto, Zen, Asakusa y Maido, que se ha apuntado con su gunkan cebichero, de chicharrón de calamar y tártara cebichera.

El dinero recaudado por la venta de este y otros platos será donado a los damnificados por las lluvias en Piura.

 

EL FAVORITO DE LOS COCINEROS

Pero desde Melbourne llegó una noticia más: a mitad de la ceremonia se anunció el premio Chefs’ Choice, un galardón que es producto de la votación de los chefs del mundo, que representan 1/3 de los más de 1.000 votantes convocados. Para este círculo culinario, el mejor es Virgilio Martínez.

“Superfeliz de que cocineros que he visto toda mi vida y que he admirado ahora voten por mí. Esto demuestra el cariño al trabajo que hacemos en Central, que hago con Pía [León, su esposa] y todo el equipo”, dijo a El Comercio este chef que forma parte de la lista desde el 2013, cuando ingresó en el puesto 50. 

El cocinero que es también número uno de Sudamérica asume este premio en un año de grandes proyectos, pues tiene entre manos la mudanza de Central a Barranco (a la antigua Casa Túpac) y en los próximos meses abrirá su nuevo restaurante MIL sobre el complejo arqueológico de Moray, en Cusco. “Tenemos muchos más proyectos y eso es lo que nos motiva. Este es un voto de confianza, una alegría, pero la realidad está en el día a día, en el trabajo”, dijo. Y no es que ránkings como estos muevan economías –aclaró–, “pero sí resalta nuestra cultura más allá de la gastronomía, nuestros productos y también los productores”.

 

FRANCO ASCENSO
El año pasado, en la ceremonia de Nueva York, Maido destacó como el Highest Climber del ránking: subió del puesto 44 al 13. Hoy, la propuesta nikkéi de Micha Tsumura ascendió al octavo lugar. Todo un logro.

“No tiene que ver solo con lo nikkéi, creo que esto demuestra que la cocina peruana está creciendo en general, y la latinoamericana también. Hay un trabajo que se ha hecho durante muchos años y hoy está dando resultados. Es importantísimo tener tres restaurantes peruanos en la lista, por varios años consecutivos, y también más latinoamericanos”, indicó.

¿Este tipo de reconocimientos reconforta en tiempos difíciles?  “La cocina para el Perú ha sido siempre una alegría y un catalizador para el desarrollo no solo de la cultura en general, sino también para impulsar la relación con nuestros productores y pescadores, muchos de los cuales se han visto afectados en los últimos días. Esa situación nos lleva a tomar conciencia: sin productos no podemos hacer cocina, cuidemos el medio ambiente”, animó el chef de Maido.