24 de abril del 2014 23 °C

Comida y música criolla: así festejaron el 28 de julio en China

Hasta el momento, el pabellón peruano de la Expo Feria Shangái 2010 ha sido visitado por dos millones de personas

Por Patricia Castro Obando
Corresponsal

SHANGÁI. La misión diplomática peruana en China se vistió ayer de chalán para celebrar el día dedicado al Perú en la Exposición Universal de Shangái, que coincidió con el aniversario 189 de nuestra independencia. Una vez más, la gastronomía peruana probó ser el caballito de batalla en un país que ostenta una inmensa sabiduría culinaria.

El embajador Harold Forsyth decidió reemplazar el terno y la corbata por este atuendo bicolor con sombrero de paja que elogiaron las autoridades chinas. Forsyth intenta hoy que el Perú resalte ante los ojos de nuestro gigantesco socio comercial y sabe que una carta de lujo es la cocina peruana.

Durante el programa oficial, el diplomático presentó el libro traducido al chino ‘Historia, anécdotas y algunas recetas de la gastronomía peruana’, de Berit Knudsen, que auspició el grupo Interbank.

Además de las relaciones bilaterales, la prensa local mostró un súbito interés por nuestra gastronomía. El jefe de la misión explicó que el tema del pabellón —Alimentando a las Ciudades— busca subrayar nuestras fortalezas cultural y gastronómica vinculadas al desarrollo. El restaurante La Cocina Peruana, que funciona en el local, ha ganado protagonismo por su fama de buen sabor que corrió de boca en boca.

EL SALTO DEL TLC
Después de frutas como la uva y el mango, procedentes del Perú y que ya están construyendo su mercado en China, los siguientes productos que esperan luz verde para comercializarse son los espárragos y las paltas. Según Forsyth, en cinco años es posible alcanzar los 15.000 millones de dólares en comercio bilateral.

A pesar del TLC entre ambos países, el jefe de misión reconoció que aún no ha sido posible dar el gran salto y que se necesita una mayor audacia de las empresas chinas.

LOS PLATOS VOLARON
En los actos protocolares estuvo presente el comisario adjunto de la Expo, Ju Yijie, quien hasta en tres oportunidades le preguntó al embajador peruano por el cebiche. “No me sorprendería que también tenga origen chino”, respondió Forsyth.

Hasta el momento, el pabellón del Perú ha recibido más de dos millones de visitantes. “Con sencillez pero con dignidad, nuestro pabellón ha querido representar un pedazo del Perú, una cultura que se nutre de un importante aporte de la cultura china”, señaló Forsyth. El diplomático espera que el pabellón duplique la cifra antes de la clausura, programada para el 31 de octubre.

Con motivo de las celebraciones en la Expo, el Perú ofreció un espectáculo folclórico a cargo de la agrupación Así Es mi Tierra. Este conjunto fue fundado hace dos décadas por el peruano Carlos Galarza y su esposa japonesa Harumi Nakamine, quienes radican en Japón.

Con sus estampas folclóricas, nuestro país logró emocionar a un público chino que se identificó con el colorido de los trajes y los ritmos de la costa y sierra.

Lo mismo sucedió en el pabellón peruano durante la recepción ofrecida por Fiestas Patrias, a la que acudieron autoridades y funcionarios chinos y extranjeros. Además de los platos de la carta del restaurante, helados de frutas peruanas, cerveza Cusqueña, chicha morada y el peruanísimo pisco sour, se sirvió para degustación arroz con pato.

Sin embargo, los mozos no lograron llegar a su destino porque fueron interceptados por los invitados que, literalmente, se arranchaban los platos. Así como le sucedió en su momento al lomo saltado, el cebiche y el chaufa de mariscos, el arroz con pato salió volando.

SEPA MÁS
Las Fiestas Patrias empezaron el lunes en Beijing, con una recepción que dio el embajador Harold Forsyth y a la que asistió el viceministro chino de Relaciones Exteriores, Li Jinzhang.

Forsyth destacó la firma del TLC, que entró en vigor el 1 de marzo, así como la condición de socios estratégicos del Perú y China.

Según datos oficiales, China es el segundo socio comercial del Perú, mientras que nuestro país es el séptimo socio de China en América Latina.